EL DEBATE POR LA RENDICIÓN DE CUENTAS

Economía confía mantener beneficios a universidades

Negocian con los blancos topear sueldos en intendencias.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ferreri defendió la inclusión financiera promovida por el gobierno. Foto: G. Pérez

El gobierno trasmitió a los senadores de todos los partidos que aspira a que se elimine de la Rendición de Cuentas el artículo incluido en la Cámara de Representantes que elimina las exoneraciones fiscales a empresas por donaciones a las universidades privadas, porque "es positivo" y, en consecuencia, "debería ser mantenido".

A la vez, el Poder Ejecutivo abrió un nuevo frente de polémica con el Partido Nacional al insistir en incluir a los gobiernos departamentales en la fijación de un tope a los salarios de los jerarcas públicos.

Ambas situaciones fueron planteadas por el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, que al frente del equipo económico presentó los aspectos principales de la Rendición de Cuentas 2015 a las comisiones de Presupuesto y Hacienda del Senado.

A los senadores de la oposición les llamó la atención la ausencia del ministro Danilo Astori. Según fuentes del Ministerio de Economía, Astori se había quedado trabajando en su oficina mientras Ferreri concurría al Parlamento.

Esto motivó un comentario muy duro del senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, quien exteriorizó su malestar en su cuenta de Twitter: dijo que fue una "muy mala actitud" la ausencia del ministro Astori, y calificó el hecho como "un desprecio indebido".

El senador colorado José Amorín (Propuesta Batllista), propuso aplicar un criterio de transitoriedad al aumento de las tasas al Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que el gobierno incluyó en la Rendición de Cuentas. Pidió al gobierno que se comprometiera a que si en un tiempo la situación coyuntural interna y externa mejoraba, que se eliminara.

Ferreri le respondió que como dijo Astori esta medida en función del crecimiento esperado es necesaria. Y que según las proyecciones de los próximos años el adicional se quedará. "Si el crecimiento fuera mayor al previsto, habrá que verlo en su momento", subrayó ante los senadores en alusión a la propuesta de Amorín.

Tope salarial.

Ferreri adelantó además que quiere que se vuelva a incluir un artículo que se eliminó en Diputados porque no tuvo las mayorías especiales por un desacuerdo con el Partido Nacional, según el cual los salarios de los jerarcas públicos en el futuro no podrán superar el 60% del ingreso del presidente de la República, que asciende a $ 319.000 mensuales, es decir $ 191.400.

El gobierno quiere volver a poner este tope, pero por ahora los blancos lo votarían si no se incluye a los gobiernos departamentales. De acuerdo con cifras oficiales, los salarios de los intendentes difieren entre sí, y van de $ 105.000 a $ 347.997 mensuales. Es un tema a negociar porque el Frente Amplio requiere los votos blancos para aprobar esta disposición.

"Esto va en línea con la eficiencia del gasto y es una buena señal", explicó Ferreri.

También ayer el senador del Partido Nacional Álvaro Delgado advirtió en la reunión sobre la inconstitucionalidad que significaría trasladar la potestad de reasignar recursos para la educación al Poder Ejecutivo, como se acordó hacer cuando la Rendición pasó por Diputados. Ferreri explicó que esto también se negociará para asegurar los recursos votados en el Presupuesto para la educación y que se intentara postergar de 2017 a 2018.

Respecto a eliminar la exoneración a las donaciones a las universidades privadas, Ferreri aseguró que "el régimen es exitoso", y que genera "cosas positivas como el financiamiento de becas y programas de investigación". Recordó que también la Universidad de la República se beneficia de esto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)