Es el país con más observatorios del mundo a nivel liceal

Eclipses y lluvia de meteoritos se verán en el cielo uruguayo

En Montevideo se fundó el primer Planetario de Iberoamérica y Uruguay es uno de los pocos países del mundo (junto con Grecia, Alemania, Japón y algunas ex repúblicas soviéticas) que tiene a la Astronomía como asignatura en el plan de estudios de la enseñanza media.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bajo cielo: Uruguay es pionero en enseñar Astronomía. Foto: Ariel Colmegna.

También a nivel de Secundaria existe una de las mayores redes de observatorios de todo el planeta, por lo menos si se considera en la lista a todos los centros que poseen por lo menos telescopios.

El pasado mes, la Unión Astronómica Internacional reconoció por ejemplo la calidad de los reportes del Observatorio de Montevideo ubicado en el edificio del IAVA, y le otorgó un código internacional. Esto fue posible gracias al buen uso y a las actualizaciones que ha recibido el telescopio refractor Zeiss, de 21 centímetros de objetivo y 3 metros de distancia focal, que fuera puesto en funcionamiento en 1928 y durante décadas se mantuvo como el principal de todo el país.

Además del profesorado que se dicta en el IPA, la carrera de licenciado en Astronomía ha cambiado de sede universitaria según pasó el tiempo. Desde la década de 1990 y hasta la actualidad forma parte de la carrera de Física que se cursa en la Facultad de Ciencias, pero a partir del próximo año volverá a independizarse en atención al aumento de interesados.

Entre los docentes de Secundaria, los aficionados y los profesionales, casi medio millar de personas está dedicado a la materia en Uruguay, pero la mitad de estos serían quienes se levantan y acuestan obsesionados por la bóveda celeste. A la cifra debe agregarse a centenares de estudiantes liceales que participan de las Olimpiadas de Astronomía.

El destaque de los uruguayos en la disciplina no se vincula sin embargo al nivel observacional, porque no ayudan ni las condiciones del cielo ni el equipamiento, que se puede comparar con el empleado por un aficionado del primer mundo.

Lo que sí resulta resaltable se conecta al trabajo de investigación llevado adelante en el departamento de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, en el tema de ciencias planetarias, que implica tareas más teóricas (sobre el origen y evolución del sistema solar, por ejemplo), o de análisis de datos, y simulaciones numéricas, según explicó a El País el astrónomo Gonzalo Tancredi.

A simple vista.

Aun sin necesidad de recurrir a telescopios ni binoculares, en lo que queda del invierno y la primavera podrá verse desde Uruguay, antes del amanecer, la lluvia de estrellas Delta Acuáridas, que se pronostica para los días 28 y 29 de julio.

La cantidad de meteoritos puede llegar a 20 por hora, a una velocidad de 41 km/s. El destello de luz se produce cuando la tierra pasa por la órbita de los desechos dejados por cometas.

El 28 de septiembre será posible observar un eclipse de luna total.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados