Denuncia de discriminación llegó a la Institución de DD.HH.

Dueño de local nocturno dijo que fue amenazado

El dueño del boliche de Constituyente y Emilio Frugoni acusado por una pareja de jóvenes de discriminarlos por su color de piel, publicó ayer una carta en su página de Facebook en la que señala que tanto él como su familia han sido amenazados tras la denuncia que tomó estado público a través de la red social.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Varios conocidos del dueño del boliche salieron a defenderlo públicamente.

También en un grupo de Facebook se viene promoviendo, para el sábado a las 22:00 horas, una marcha en las inmediaciones del local.

"En las últimas 48 horas no he parado de recibir mensajes con insultos de todo tipo y también de amenazas hacia mis negocios, mi familia y por supuesto hacia mí. Realmente no se imaginan lo que ha sido y sigue siendo, personas juzgando y opinando acerca de algo que no saben cómo fue realmente y que tampoco me conocen", escribió el joven empresario. En su página de Facebook recibió varios mensajes de apoyo, así como cientos de críticas en las páginas de quienes denunciaron haber sido discriminados.

En la noche de ayer, más de 13.400 veces había sido compartida en Facebook la primera carta firmada por la joven Romina Marcucci, quien disparó la polémica luego de denunciar que no la dejaron entrar al boliche "Monroe" por ser negra y que ya ha había sufrido este tipo de discriminación en otros lugares.

El dueño del local le respondió por la misma vía: "Las personas que no entran por noche en los distintos boliches de Montevideo son muchas y les aseguro que no es por ser afrodescendientes, ni por pertenecer a una ideología política, ni por su orientación sexual, ni por creencias religiosas, a todos nos ha pasado de quedar afuera de lugares. Lamento que Romina se haya sentido discriminada esa noche y que eso le haya pasado en otros lugares y en otras circunstancias, es algo que no debe pasarle a nadie", escribió.

Luego, el concesionario del local señaló que el novio de Romina, quien también es negro, "fue hace un par de semanas a Monroe y estuvo ahí adentro divirtiéndose como todas las personas que asisten a este lugar cada noche".

"Hubo muchas personas opinando acerca de algo que ni siquiera comprenden, publicaron mi celular, mi dirección, mi nombre completo, mi foto (la cual fue sacada de contexto desde mis fotos de Facebook), esas cosas que se hicieron con mala intención y lo único que lograron es generar violencia de muchas personas hacia mí, intolerancia absoluta ya que muy pocos se cuestionaron acerca de estos actos", reflexionó el dueño del boliche bailable.

Otro testimonio.

Ayer, Romina publicó en su página de Facebook el testimonio de su novio, Víctor Manuel Britos, quien estaba con ella la noche en la que ocurrieron los hechos denunciados.

"Le digo NO a la hipocresía. No permitamos que insulten nuestra inteligencia. Vamos por un país mejor sin discriminación", escribió esta vez Romina antes de reproducir la carta de su novio. Víctor Manuel describió la vez anterior en la que fue al boliche denunciado: "Ingresé al local una sola vez con compañeros de trabajo y el único que fue revisado fui yo. Tomé una actitud de tolerancia, ya que supuse que fue por un motivo de seguridad, un requisito del local. Mis amigos tuvieron que explicarle a la gente de seguridad que yo iba con ellos para poder ingresar. En esa ocasión me sorprendió que los encargados tomaran esa actitud solo conmigo".

"Desde mi punto de vista, estos hechos reflejan que aunque todos ideológicamente pensemos en la igualdad, en la práctica, consciente o inconscientemente, estamos discriminando y actuando con prejuicios establecidos. Esta segunda vez que fui, solo con mi novia, lo terminé de confirmar. Las actitudes y acciones en la vida reflejan cómo y quiénes somos como personas y seres humanos", agregó.

Carteles y tambores.

En la convocatoria para la protesta del sábado, se pide a los concurrentes manifestarse sin violencia: "Una joven afrodescendiente ha sufrido un nuevo caso de discriminación en un boliche montevideano (...), la propuesta es manifestarnos y decirle basta al racismo, sin violencia; manifestación ruidosa, numerosa y con educación que es lo que hace falta para educar a unos pocos ignorantes. Carteles, tambores, instrumentos, todo sirve para amedrentar a quienes nos quieren oprimir y rebajar. Ya estamos cansados de este tipo de violencia psicológica, la esclavitud pasó hace muchos años", señala. Anoche, 239 personas habían puesto en la página de Facebook que asistirán a la protesta.

Ocho casos similares han sido analizados


La directora de la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (Inddhh), Ariela Peralta, dijo a El País que la corporación maneja ocho casos de supuesta discriminación en locales nocturnos. De todos modos, aclaró que la Inddhh solamente realiza sugerencias que no son vinculantes y que, en este tipo de casos, se hacen al organismo que fiscaliza los locales nocturnos, es decir la Intendencia.

Uno de los casos se planteó en febrero de 2014: una fiesta en la que estaba prohibido el ingreso de "planchas y judíos".

SABER MÁS

REPERCUSIONES EN FACEBOOK


Aparentemente hay testigos que hablan a favor y en contra de la muchacha. Alguien miente. A esta altura no sé qué creer... Si hubo discriminación racial por parte del local, mi total repudio. Si no, recapacitemos.


Matías Fabra

A seguir dando lucha a la prepotencia, al racismo. Te quitaron el derecho a festejar con tu amiga, pero encendieron a la luchadora, porque gracias a eso lo estamos repudiando todos los que demostramos solidaridad. Arriba!!!.

Patricia Amaral

Es triste que aún en estas épocas siga sucediendo esto... Igualmente me da pena esa clase de “gente” tan pobre de alma... Pero tranquila que todo se paga acá... Un abrazo Romi!!

Lorena Maciel

Arriba Dani (dueño del local). Tengo clarísimo quién sos y sé que nunca estuviste para esa. Con un tema tan delicado como el racismo es esperable que las cosas se vayan de proporciones. Lo importante no es cuántas veces te tiren sino cuántas te levantes.

Daniel Tiscornia

No tengo por qué dudar de lo que dice la muchacha, pero tampoco de lo que dice el propietario. Da la sensación de que ahora, si sos negro, estás mirando a ver quién te mira bien o te mira mal.

Ecomas

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados