MEDIDAS CONTRA LA INSEGURIDAD

Dudas ante eliminación del dinero en los taxis

El gobierno quiere prepago en los taxímetros y estaciones de servicio. Propietarios aceptan la iniciativa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La patronal apoya retirar el efectivo de los vehículos. Foto: Fernando Ponzetto

Los trabajadores de los taxis y los propietarios de estos vehículos, así como los estacioneros, apoyan en términos generales la idea del gobierno de eliminar el pago en efectivo por parte de los usuarios aunque, por el momento, carecen de mayores detalles y no están seguros de que se vaya a poder implementar el cambio en un mes como anunció ayer el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori.

Óscar Dourado, presidente de la Gremial Única del Taxi, dijo a El País que el anuncio del gobierno "nos llena de satisfacción" y comprometió su "trabajo y esfuerzo porque soy un taximetrista más" para implementarlo, aunque reconoció que "no tenemos idea" de cómo se pondrá en marcha. Hoy hay 1.756 taxis del servicio 141 que tienen "lectores" de algunas tarjetas de crédito y Dourado consideró "una buena idea" que todas las unidades cuenten con estos dispositivos.

Sin embargo, en el sindicato del taxi entienden que el anuncio de Astori es, hasta ahora, "solo un titular". El presidente del sindicato (Suatt), Antonio Diez, señaló que el anuncio del gobierno "nos toma de sorpresa" aunque consideró sí que "puede ser un paliativo y puede ser útil para regularizar el servicio, no lo vemos mal". "No sabemos cómo se va a instrumentar", reconoció Diez. El sindicalista dijo no estar seguro de que la medida se vaya a poder implementar en un mes.

Por su parte, el dirigente Carlos Silva señaló que el anuncio "es un titular, una expresión de deseo". Recordó, además, que algunas empresas que utilizaron la posibilidad de que en sus taxis se pudiese pagar con tarjetas de crédito dejaron de hacerlo porque "no funcionó, no se generalizó".

El sindicalista comentó también que en el 80% de los viajes de taxi, los clientes son "ocasionales" y no tenían planificado usar el servicio hasta que determinada circunstancia los llevó a hacerlo por lo que es probable que no lleven tarjetas consigo. "En cualquier solución que se adopte se deberá preservar la universalidad del servicio, es decir que sea accesible a toda la población", señaló.

Silva advirtió también que el gremio insistirá con medidas adicionales como el blindaje de la parte delantera de los taxis, la generalización de los "seguros de vida" para los trabajadores y la mejora en las radiocomunicaciones. "Hoy el servicio de radio jerarquiza la venta de viajes por sobre la vida de los trabajadores pese a que surgió como un sistema de seguridad", sostuvo Silva. El sindicato entiende que además deben unificarse los códigos porque hoy las 7 empresas con actividad en Montevideo tienen distintas claves para alertar de una situación de peligro. El sindicato quiere que algún organismo, ya sea la intendencia o la Unidad Reguladora de Servicios de Telecomunicaciones, controle el funcionamiento de las radios. El sindicato pidió por dos veces recientemente ser recibido por el presidente Tabaré Vázquez, algo que por el momento no ocurrió, recordó el sindicalista.

Daniel Añón, presidente de la Unión de Vendedores de Nafta, dijo a El País que más del 95% de las estaciones de servicio del país (hay 479, de las cuales 380 están afiliadas a la gremial) tienen la infraestructura para aceptar pagos con tarjetas de débito, de crédito, prepagas y pagos con celulares, pero apuntó que un posible inconveniente es que al norte de Avenida Italia el uso de plásticos baja mucho. Muchos propietarios de estaciones ya decidieron que a partir de las 21 solamente aceptan pagos con tarjetas, dijo Añón. "Es que hay robos todos los días. Todos los barrios están complicados. Ayer robaron en Avenida Italia y Albo. Roban en Carrasco, en Malvín. Le roban la billetera a los pisteros", aseguró. De todas formas, precisó que en el interior los robos son mínimos, aunque hay algunos en Canelones y Maldonado. "Ni por asomo se puede comparar. Los robos son mínimos en el interior", indicó.

"Hay que empezar a implementarlo y cuanto antes. Yo me enteré por la prensa aunque lo manejamos el año pasado con el ministro Eduardo Bonomi. Lo tendremos que analizar en asamblea", agregó.

Astori dijo tras el Consejo de Ministros que con la medida se apunta a "mejorar las condiciones de la seguridad pública" aprovechando el marco que da la ley de "inclusión financiera".

¿Es el fin de las propinas?

Los trabajadores asalariados del taxi perciben aproximadamente el 27% del costo de cada viaje. Parte de sus ingresos provienen de las propinas, cuya continuidad estaría en duda con el abandono del pago en efectivo. El sistema actual implica además que los conductores entregan a su vez propinas en las paradas y en Tres Cruces. El dirigente Carlos Silva señaló que el sindicato quiere tener "certeza salarial" y que cualquier cambio no implique no reduzca las remuneraciones.

Los taxis emplean a unas 8.000 personas.

En Montevideo hay alrededor de 8.000 trabajadores vinculados a los taxis. Entre 6.500 y 7.000 son choferes y el resto son telefonistas, radioperadores y lavadores. En cada turno de taxi hay unos 3.000 choferes trabajando.

En lo que va del año fueron asesinados en Montevideo dos taximetristas en intentos de rapiña. El sindicato del taxi reclama elementos de seguridad reglamentarios como trabapuertas, eleva cristales automáticos, intercomunicadores, radios, una luz azul, mampara y la inhabilitación del asiento delantero durante la noche. El presidente del sindicato, Antonio Diez, señaló que el uso de "tablets" para avisar de situaciones riesgosas no da siempre resultado porque a veces dan una localización incorrecta del incidente y otras veces las alertas no aparecen en las pantallas de las centrales de las empresas. En la jornada de hoy el sindicato del taxi se reunirá con el director de Tránsito de la intendencia montevideana, Pablo Ferrer, para plantear la necesidad de avanzar hacia la implementación de esas medidas. El gremio cree que "el sector está en una profunda desregulación, con mucha subfacturación y mucho trabajador en negro", dijo su directivo, Carlos Silva.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)