EFECTOS DEL DESASTRE EN SORIANO

Dolores sigue esperando la reconstrucción de liceos

Desde el tornado de 2016 se da clase en contenedores

El 15 de enero debía haber comenzado la obra, pero un mes después sigue todo igual. Foto: Archivo
El 15 de enero debía haber comenzado la obra, pero hoy sigue todo igual. Foto: Archivo

Por tercer año consecutivo, las clases de secundaria en Dolores serán dictadas en contenedores. Las obras de reconstrucción de los edificios afectados han demorado más de lo previsto originalmente por las autoridades, que habían prometido reinaugurar el Liceo 1 en el transcurso de este año y al mismo tiempo comenzar las obras del liceo 2.

La comunidad, afectada por un tornado categoría 3 que azotó la ciudad el 16 de abril de 2016, teme que las demoras obliguen a que los jóvenes cursen todo el año en aulas prefabricadas, que fueron montadas como provisorias y que muchas veces aparecen superpobladas.

Verónica Bianchi, docente del Liceo 1 e integrante de la comisión de reconstrucción de las dos casas de estudio, informó a El País que el proceso ha venido demasiado lento.

"Si bien al principio tuvimos respuesta a nuestros reclamos de limpieza de chapas que se habían volado y la colocación de una cubierta para proteger el resto del edificio, hace más de un año que no tenemos novedades sobre la obra de reconstrucción", indicó Bianchi.

De acuerdo a lo que estaba planificado, el 15 de enero debería haber comenzado la obra, pero a un mes de la fecha prevista todo sigue igual. "Sabemos que el proceso de licitación ya está concluido, que el proyecto estuvo en el Tribunal de Cuentas para su aprobación y que volvió por un error técnico. ANEP ya corrigió esos detalles, por lo que pensamos que ésta sería la etapa final para empezar los trabajos porque la empresa ya está adjudicada", informó la docente.

Superpoblación.

En medio de esta situación, las clases comenzarán —aún con calor— el 1º de marzo, en contenedores con capacidad para 20 estudiantes pero con grupos de hasta 35 alumnos.

"La capacidad locativa de los contenedores no da para tener tantos estudiantes en las aulas porque ya están deterioradas y se provoca un hacinamiento por lo que nos preocupa la calidad educativa. Si bien fue una solución de emergencia, ya será el tercer año que estamos ahí", recordó Bianchi, que se ha ocupado del tema liceal desde el día mismo del tornado.

Aclaró que en los contenedores, los días de calor no logran mitigarse con los equipos de aire acondicionado ni con los ventiladores. "Tampoco tienen un espacio para salir y protegerse de la ola de calor. La verdad es que no sé qué van a hacer ahora a partir del 1º de marzo cuando comiencen las clases, porque si bien tienen equipos de aire, hay grupos de 36 alumnos que estarán todos apretados", concluyó Bianchi.

Al menos hay 1.700 alumnos.

Entre los dos liceos, la matricula oscila entre 1.700 y 1.800 alumnos. La obra de reconstrucción del liceo N° 1 demandará un año de trabajo, por lo que la comisión local que sigue de cerca el tema volverá a reunirse el jueves para analizar los pasos a dar, con el objetivo de solucionar una situación que afecta las clases.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)