FOTOGALERÍA

Dolores florece tras la tragedia

Tradicional Fiesta de la Primavera se hizo en la ciudad devastada, con 15.000 participantes.

Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.
Dolores celebra una nueva Fiesta de la Primavera. Foto: Daniel Rojas.

La fiesta de la primavera en Dolores, hizo olvidar por un fin de semana la tragedia de abril. Música, color y mucha alegría en las calles contribuyeron a cambiar el estado de ánimo de una ciudad golpeada.

“El fracaso no es caer, es negarse a levantarse”, o “en cada dificultad existe una oportunidad”, fueron algunos de los mensajes esperanzadores que el Comité de Reconstrucción colocó en lugares visiblemente afectados por el tornado.

El evento climático del 15 de abril, dejó una huella imborrable en el espíritu de los doloreños. El trauma por lo vivido será superado pero no podrá olvidarse jamás. No obstante, sus habitantes han demostrado al país la enorme capacidad de vencer la adversidad y ponerse de pie aun entre los escombros. La pujanza y la comunión de sus vecinos, son de las principales características de una ciudad que se mueve al ritmo de la agropecuaria y los servicios logísticos conexos.

Un ejemplo de ello es que en una ciudad devastada quizás lo más lógico sería suspender la fiesta, pero la comunidad decidió hacerla igual, convocando a 15 mil personas en las calles.

“En una reunión ampliada del comité ejecutivo organizador se resolvió por unanimidad que había que hacerla. Fue una fiesta especial porque la idea es que había que salir para alegrar la ciudad pero gastando lo menos posible, teniendo en cuenta que la comunidad tiene otras prioridades”, dijo a El País Humberto Bartaburu, perteneciente a la organización de la 56ª edición, que tradicionalmente responde a la Escuela Técnica y dos liceos de Dolores.

En esta oportunidad se recicló el vestuario y materiales de años anteriores. “Se instalaron tres ‘peajes’ en los accesos, donde se ofrecía un bono colaboración. Todo lo recaudado será destinado a reequipar los liceos una vez que se termine la reconstrucción por parte de Secundaria”, indicó Bartaburu. Existe una comisión de docentes y padres que se están movilizando para advertir el riesgo de los bienes materiales incluso de valor histórico que quedaron expuestos en el liceo Taruselli, a partir de que se voló el techo del tercer piso.

Organización.

La decisión de hacer la fiesta fue todo un acierto porque el buen ánimo de la gente comenzó a percibirse unas dos semanas antes. “La ciudad ha revivido y sorprende gratamente. La gente decoró con globos, flores y mariposas los frentes de sus casas, hay parlantes con música recorriendo los barrios y la gurisada salió a las calles para ensayar las coreografías. Eso le hizo muy bien a la comunidad”, explicó uno de los organizadores.

Ayer de mañana, la gente llegaba en vehículos matriculados en todo el litoral del país y se juntaba con los jóvenes que habían pasado la noche disfrutando de espectáculos brindados en la zona costera por varios artistas, entre los que sobresalieron El Reja y Majo y la del 13.

Del desfile participaron unos 800 estudiantes distribuidos en nueve grupos. Formaron coreografías y bailaron de principio a fin. Se sumaron a la fiesta las generaciones de 1966 y 1992. “La alegría se contagia y esta pujanza que nos caracteriza es lo que queremos para nuestra ciudad. Dolores nunca se entregó, está saliendo adelante y esto fue organizado por los chiquilines y los padres en un mes”, dijo a El País, el alcalde Javier Uttermark.

Reconoció que todavía “falta mucho por reconstruir, pero estamos en camino. No han pasado seis meses de la desgracia que tuvimos” recordó.

Presidencia.

El prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, y el director del Sistema Nacional de Emergencia, Fernando Traversa, participaron de la fiesta, pero antes recorrieron las zonas afectadas para observar el grado de avance de las obras de reconstrucción.

“Existen más de 200 vivienda en construcción, muchas de las cuales ya fueron entregadas y unas 200 en reparación, también entregadas. Los vecinos nos dicen incluso que ha mejorado su situación con respecto a como estaban antes porque ahora tienen conexión a la red de saneamiento y mejores condiciones sanitarias en cocinas, baños e infraestructura en general. Nadie quiere volver a pasar por una situación así, pero nos hicieron referencia a que han tenido un efecto positivo hasta en la titulación de padrones que para la gente es tan importante”, resumió Roballo tras recorrer las zonas vulneradas.

Reinauguró renovada la emergencia del hospital.

El tornado causó daños estructurales significativos en paredes, techos e instalación eléctrica del hospital local, obligando al cierre de áreas como la de emergencia. Dos días antes de la Fiesta Nacional de la Primavera, las autoridades de ASSE, reabrieron el sector, lo cual demandó una inversión de $ 30 millones. Además, hicieron entrega de una ambulancia especializada con un valor de US$ 49 mil.

“El Hospital de Dolores se vio muy afectado por el tornado del 15 de abril, y hubo que replanificar una obra que implica la reconstrucción total de los techos, la eléctrica y algunas otras reparaciones. Había que sacar techos de fibrocemento y sustituirlos por hormigón armado. La obra se planificó en tres etapas para que la emergencia pudiera ser reabierta”, expresó la presidenta del Directorio de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Susana Muñiz.

Recordó que durante el tiempo que la emergencia permaneció cerrada se debió trasladar a los pacientes a otros centros, por lo que fue fundamental el apoyo de los demás prestadores de salud de la región, tanto públicos como privados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)