EXRECLUSOS DE GUANTÁNAMO

Diyab se fue el jueves a Sudáfrica con visa de turista

Viajó sin avisarle a nadie y pretendería ir a un país musulmán.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diyab: el sirio quedó con secuelas por los ayunos que realizó. Foto: AFP

El refugiado sirio Jihad Diyab, que estuvo en el centro de la atención durante semanas por sus prolongados ayunos en reclamo de que se le permitiera salir de Uruguay, viajó el jueves a la ciudad sudafricana de Johannesburgo, vía Brasil, en secreto.

Ni siquiera le avisó de sus intenciones a los militantes del grupo denominado "Vigilia por Diyab" que lo acompañaron en sus medidas de protesta y que se vieron sorprendidos por su partida. Johannesburgo es la capital económica de Sudáfrica. Este país no ha recibido a exreclusos de Guantánamo.

Diyab viajó con una visa de turista (que tiene 90 días de vigencia) y aparentemente tendría intención de viajar desde Sudáfrica a algún país musulmán.

Diyab llegó en diciembre de 2014 con otros cinco excautivos de la cárcel de Guantánamo (tres sirios, un palestino y un tunecino). Los otros cinco tienen intención de permanecer en Uruguay, pero Diyab en todo momento dijo que no quería quedarse, que pretendía ir a un país musulmán y que reclamaba que viniera su familia algo que, después de muchas idas y venidas, nunca se concretó.

Su familia está refugiada en Turquía donde llegó para escapar de la prolongada guerra civil en Siria. Uno de sus hijos murió en el conflicto. Su esposa e hijas no quisieron venir a Uruguay pese a su insistencia. Aunque sabe inglés, en sus comparencias ante la prensa Diyab prefería expresarse en árabe y no mostró interés en aprender español, algo que en mayor o menor medida, hizo el resto de los refugiados.

Christian Mirza, interlocutor en representación del gobierno con los refugiados, pero que se había distanciado de Diyab, confirmó a El País que se fue de Uruguay, pero no pudo aportar más datos porque hace semanas que no hablaba con el sirio cuya adaptación al país terminó considerando imposible.

Desde que llegó a Uruguay Diyab fue a Argentina y este año a Venezuela vía Brasil. Volvió desde el país caribeño donde estuvo retenido en las dependencias del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en Caracas y luego volvió a Uruguay. Luego llegó a estar en coma como consecuencia de sus prolongados ayunos de protesta.

El gobierno hizo múltiples gestiones ante países musulmanes para encontrar alguno dispuesto a recibirlo, pero terminó desistiendo.

Los otros refugiados han logrado cierto nivel de integración y cuatro de ellos trabajan.

Los refugiados llegaron a Uruguay como consecuencia de un acuerdo entre el gobierno del expresidente José Mujica y su colega estadounidense Barack Obama quien se comprometió a cerrar la cárcel de Guantánamo cuando asumió su cargo en 2008. Habían llegado a la prisión en 2002, luego de ser detenidos en Pakistán y Afganistán por supuestos vínculos con el terrorismo islamista. Si bien ha caído mucho la cantidad de cautivos encerrados allí todavía quedan 59 detenidos provenientes de 13 países. El más joven tiene 31 años y el mayor 69. El último llegó allí en 2008. Hay 21 detenidos que fueron declarados "transferibles".

Diyab fue condenado a muerte "en ausencia" por el régimen sirio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)