Conflicto laboral

Se dividen obreros de frigorífico de Durazno

A casi un mes de que la totalidad de los 200 trabajadores de Frigocerro S.A de Durazno fueran enviados al seguro de paro, unos 70 hicieron saber frente a un juzgado su voluntad de volver a trabajar aún cuando no se obtengan la totalidad de las mejoras salariales cuyo rechazo por parte de la empresa motivó el conflicto.

El frigorífico envió al personal al seguro de paro argumentando que no podía afrontar el incremento de 30% en los salarios que reclamaba el sindicato. Horacio Ortíz, de Frigocerro S.A, dijo en las puertas del juzgado que un grupo de trabajadores presentó un recurso de amparo "que es lo que puede hacer la gente que quiere trabajar cuando no la dejan". "Lo que está trancando es que el personal sindicalizado está pidiendo un 30% de aumento y en la situación actual, que se está viendo todos los días en la prensa con empresas pasando momentos difíciles, no hay posibilidades de dar ese aumento, no se avanza en la resolución del conflicto y ellos no quieren trabajar", dijo el empresario.

"No podemos esperar más, queremos seguir trabajando", dijo José Pedro, uno de los 70 trabajadores del frigorífico de Durazno que presentaron un recurso de amparo ante la justicia local, para volver a sus puestos laborales.

Eduardo Maldonado, presidente del sindicato, mantiene la postura original que llevó a desencadenar el conflicto y que derivó en que desde febrero los trabajadores fueran enviados al seguro de desempleo .

El sindicato dice que pretende una recuperación salarial del 30% para que los trabajadores queden equiparados con los del resto de los frigoríficos y mejoren sus condiciones laborales".

La empresa está habilitada para exportar carne ovina y vacuna a Israel, Canadá, la Unión Europea y Estados Unidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados