BALANCE

Diputados del Frente prevén un panorama desalentador en 2017

Por el riesgo del voto 50 y debido al nuevo debate presupuestal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bancada: los diputados evaluaron la estrategia para el 2017. Foto: M. Bonjour

La bancada oficialista de Diputados estuvo reunida tres horas para pasar raya a este año y discutir sobre cómo será el 2017. "Fue una especie de catarsis colectiva donde cada uno dijo lo que quiso y no hubo conclusiones generales", señaló a El País uno de los participantes de la reunión.

Como no podía ser de otra manera un tema que estuvo sobre la mesa fue el del diputado disidente Gonzalo Mujica, quien en dos oportunidades votó en contra de lo definido por la coalición de izquierda.

Algunos legisladores opinaron que el año próximo no será nada alentador, dado que a las dificultades que se constataron con el voto 50 se debe sumar el hecho de que en 2017 se vuelve a enviar al Parlamento el Presupuesto. Por lo que se espera conflictividad en un escenario económico marcado por el déficit fiscal, señalaron a El País fuentes legislativas. El mayor problema está relacionado a Mujica, quien podría llegar a poner en riesgo la aprobación del Presupuesto. En ese marco se evalúo como estrategia la necesidad de mantener el diálogo con el legislador.

Los diputados oficialistas coincidieron en la necesidad de marcar más claramente el rumbo político y evitar cortocircuitos con la Cámara de Senadores, ya que a veces los mismos proyectos generan diferentes posiciones cuando se tratan en la Cámara Baja o Alta.

Por su parte, el diputado Alejandro Sánchez (MPP) habló sobre la importancia de mantener la unidad de acción y unidad de discurso de toda la fuerza política. Además se reconoció la existencia de diferentes opiniones en temas como el rumbo de la política exterior. El de ayer fue un primer intercambio entre diputados que continuará en febrero del año próximo.

Prioridades.

El coordinador de la bancada, Gonzalo Civila (Partido Socialista) dijo a El País que la instancia "fue un debate político de fin de año (...) Se hicieron valoraciones diversas y no hubo conclusiones porque seguiremos en febrero con otro encuentro", afirmó.

"No consideramos que hayamos perdido las mayorías parlamentarias, lo que tenemos es una situación política con un compañero que ha desoído a la bancada en dos temas y ha anunciado una actitud que obviamente preocupa", señaló. Como prioridades legislativas para lo que resta del año se incluyó: el proyecto de salud mental, la ley de fotocopias, la postergación del retiro de las tropas de Haití, el sistema de competitividad y los cambios en la inclusión financiera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)