BALLENA EN EL BUCEO

Dinara pide que la ballena tenga "una pacífica agonía"

Todavía no hay un plan para remolcar el cetáceo ante su inminente muerte.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Centenares van al muelle y eso demanda previsiones de Prefectura. Foto: F. Ponzetto

Personal técnico de la dirección nacional de Recursos Acuáticos (Dinara) constató ayer que la ballena de la especie yubarta que se encuentra viva en aguas del Puerto del Buceo presenta en todo momento un comportamiento poco activo, lo que le dificulta salir de la bahía por sus propios medios.

Ante la agonía de la ballena, se recomienda no proceder a su extracción forzada por ningún medio, dado que puede implicar un mayor daño físico al animal y ocasionar accidentes a las personas involucradas.

En base a lo dictado por guías y protocolos internacionales, la Dinara solicita que ni la gente ni las embarcaciones se acerquen a la zona para que la ballena que vino a morir a costas de Montevideo no sufra más de la cuenta.

Mientras el diagnóstico de los veterinarios es firme en cuanto al carácter irreversible de su enfermedad, la presencia del cetáceo convirtió al muelle del Buceo en un paseo de familias enteras.

Cada quince minutos, en la tarde de ayer unas cincuenta personas se adentraban en busca del espectáculo, como quien va hacia un parque marino. O bromeando con sed de cazadores. Otras cincuenta retornaban al mismo tiempo, varias con rostros serios o haciendo comentarios que confesaban desilusión por lo que estimaban falta de acción de los técnicos para un salvataje.

Ni los morbosos ni los curiosos tienen mucho para ver. El drama de la ballena del tipo "jorobada" no es el show de un delfín adiestrado. Y a cada hora que pasa resulta más difícil ver alguna parte de su cuerpo asomando fuera del agua.

Los niños, que no eran pocos, se asombraban apenas creían divisar a la ballena o efectivamente esta se movía aletargada, exhibiendo parte de la capa de grasa espesa de su zona dorsal.

Al contrario del comportamiento que caracteriza la especie, apenas si sacaba la cabeza del agua y en ningún momento tendía a efectuar grandes movimientos y volteretas para tomar aire, características que las convierte en codiciadas para entrenar en cautividad y hacer acrobacias más desarrolladas.

"La podemos llamar Nita", le dijo una niña pequeña al grupo de chiquilines que la rodeaban en el muelle y de inmediato votaron por la afirmativa con total inocencia e ingenio, porque el bautismo se debió a que el ejemplar de la yubarta no es gigantesco como el centenario cachalote de 24.600 kilos y 17 metros de largo que hace un par de años apareció en la playa Carrasco. La ballena jorobada no mide más de diez metros y el kilaje es mucho menor, aunque no está determinado.

La ballena jorobada que llegó al Puerto del Buceo. Foto: F. Ponzetto
La ballena jorobada que llegó al Puerto del Buceo. Foto: F. Ponzetto

Planes de traslado.

El coordinador de emergencias de la Intendencia de Montevideo, Jorge Cuello, dijo a El País que ante la inminente muerte de la ballena, se espera que el operativo para sacarla del mar se haga junto a personal de la Armada asignado a Prefectura, la Asociación Honoraria de Salvamentos (ADES), la Dinara y la Facultad de Veterinaria, cuyos técnicos harán la necropsia del animal en un lugar aún no confirmado y antes de sepultarlo en la Usina 5 de Felipe Cardoso.

El vocero de la Armada Nacional, Gastón Jaunsolo, declaró a El País que hasta ahora no se recibió ninguna solicitud concreta para que la fuerza intervenga en el traslado de la ballena.

Cuando se dé el requerimiento habrá que establecer un plan coordinado; entre más se debe contar con un barco que por su calado pueda acceder al lugar para remolcar a la ballena. Tal vez haya que recurrir a gomones y buzos para las primeras maniobras.

Lo que se está haciendo es dar seguridad a toda la gente que está yendo al puerto, para evitar cualquier accidente. Todos recalcan que es peligroso estar rodeando a la ballena, sea en el agua o incluso en el muelle. "La armada no tiene tanta cantidad de gente para cuidar esa parte de la escollera del puerto ya que hay que cumplir múltiples tareas, como la función policial en nuestra jurisdicción. La ballena, la verdad, es prioridad 50, más cuando no se visualiza que tenga chance de sobrevivir", afirmó Gastón Jaunsolo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)