MUJERES RECLAMAN ESPACIO

Dichos de Vidalín desatan corriente a favor de cuota

Mujeres de todos los sectores apoyan ley de cuotificación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El intendente fue contra la ley de cuota y se puso en el ojo de la tormenta. Foto: D. Borrelli

El intendente de Durazno, Carmelo Vidalín, dijo que "no fue feliz" hablar de "puñadito" en referencia a las mujeres que abogan por la cuota política que él rechaza. Vidalín dijo el viernes pasado en entrevista con el programa Quién es Quién de Diamante FM "creo que la presión que ejerce un puñadito de mujeres sobre el todo el sistema que se deja dominar no es bueno. Creo que la mujer que tiene vocación de servicio se gana el lugar por sí misma".

Eso disparó un movimiento que se multiplicó por las redes. Se creó un hashtag #laspuñadito que fue tendencia en Uruguay, una cuenta de Twitter (@laspunadito) que hasta ayer tenía más de 900 seguidores y otra cuenta en Facebook que pone como información "somos un puñadito GIGANTE de mujeres y hombres que no pararemos hasta lograr la cuota de género en el parlamento uruguayo". Las mayores impulsoras fueron mujeres de la Unidad Ciudadana del Frente Amplio, pero también se sumaron políticas de otros partidos como Beatriz Argimón.

Vidalín dijo ayer en entrevista con El País TV que mantiene "en todo el hecho de que no creo en la cuota política", aunque aclaró que "sí no fui feliz usando el término puñadito". El intendente llevó al programa A Diario una serie de listas suyas en donde consta la presencia de mujeres.

"En mis listas no se necesita cuota política", acotó. Pese a ello insistió: "Yo debo pedir disculpas porque el término puñadito no fue feliz, lastimé, ofendí y no me es mi estilo y alguien que se sienta buena persona tiene que pedir disculpas y pedir disculpas no implica ser cobarde, sino que significa tener sentido común, ser grande, responsable y saber valorar lo que es la mujer y más en el cargo mío porque la mayoría de los cargos que he ocupado es porque tengo mayoría de mujeres". Y añadió: "A veces no dominamos este organito (se toca la garganta) que se vuelve peligroso y dice cosas que puede lastimar; mil disculpas".

Desde las cuentas de "Las puñadito" se señaló que no creen la respuesta de Vidalín.

Según él lo que quiso decir es que "son minoría las personas que creen que es necesaria la cuota política".

"La mujer es el sexo fuerte, muchas veces hasta se dice que la que manda en la casa es la mujer, solo mandamos nosotros cuando no está. Entonces la mujer cuando no recibe de parte de sus líderes apoyo tiene que ponerse de pie, pero no es conmigo que tiene que molestarse", planteó y reiteró: "Los líderes políticos tienen que saber valorar el accionar de la mujer, es la que golpea puertas, es el sexto fuerte y no en vano es la que trae los hijos al mundo".

Varias políticas reaccionaron a las declaraciones de Vidalín del pasado viernes. La senadora Mónica Xavier, que espera que el Parlamento se exprese a favor de que la ley de cuota se aplique también en la próxima elección, precisó que aunque el 52% de la población son mujeres, existe una subrepresentación de estas. Constanza Moreira manifestó que "la cuota es el único mecanismo que se ha encontrado para que los caciques" que "dominan el sistema político (…) se vean obligados a pensar en las mujeres".

En la oposición, la senadora Verónica Alonso (Alianza Nacional), dijo coincidir "con Vidalín en que los lugares se tienen que ganar por votos", pero añadió que no cree "que se trate de un puñado de mujeres". Carol Aviaga (Aire Fresco), precisó no estar pendiente del tema de la ley de cuotas, y remarcó que ella no llegó a su cargo gracias a esta. La diputada Valentina Rapela (Vamos Uruguay), dijo que la cuota "es un tema que depende de los espacios políticos" y que aún no tiene opinión formada sobre si debe implementarse en la próxima elección.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados