INSPECCIONES EN TEMPORADA

DGI realiza unas 100 clausuras por año en el verano

El 15 de diciembre comienzan a controlar alquileres informales.

Joaquín Sierra, director de DGI, Foto: archivo El País
Joaquín Sierra, director de DGI, Foto: archivo El País

La Dirección Nacional Impositiva (DGI) comenzará a monitorear, a partir de la segunda quincena de diciembre, los alquileres irregulares que se realizan en los distintos balnearios del país aunque el foco estará puesto en los departamentos de la costa como Canelones, Colonia, Maldonado, Montevideo y Rocha. Además del método tradicional, cuentan con un software que permite obtener información a través de las redes sociales. "Hay sistemas que permiten ver esas ofertas en las redes, analizarlas y realizar los controles", indicó Joaquín Serra, director de DGI.

Según explicó, el control se realiza al que oferta un bien o un servicio. "Cuando hay indicios de una posible evasión, se documentan los indicios, se cita al contribuyente, se escucha su opinión, se buscan los elementos y se resuelve. Si hay lugar para liquidar impuestos se liquidan y se cobran las multas que correspondan, que generalmente es del 20% del impuesto que no se pagó más un recargo de 10%", dijo Serra.

Temporada.

Para el operativo de verano —donde se controlarán las distintas actividades que se desarrollan en las zonas turísticas— habrá unos 160 inspectores que trabajarán de forma alternada. "Hay establecimientos de temporada que son los que trabajan por un período corto de tiempo que se les solicita que estén inscriptos en DGI y el pago de una garantía como anticipo de los impuestos que se estima que van a tener que pagar en la temporada. Esa es la forma que tiene el Estado de garantizar el cobro de esos impuestos porque son comercios que abren y cierran en poco tiempo", explicó Serra.

Para el resto de los comercios que están todo el año se controlará también que paguen los impuestos, que facturen y estén inscriptos en DGI. "En caso de que se constate una infracción, la DGI puede pedir la clausura del local comercial", advirtió el director.

Dijo que generalmente se realizan unas 100 solicitudes de clausura por temporada y que el 1,5% de la recaudación de la DGI proviene de multas y recargos. "Nuestro objetivo no es recaudar con este tipo de control, sino que el fin es que tenga un efecto disuasivo: si la DGI controla, los contribuyentes cumplen", explicó el director.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)