vea la infografía

Despareja distribución de recursos de ASSE

La Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) tiene 301 ambulancias en funcionamiento (62 comunes y 239 especializadas) distribuidas en todo el país. Cuenta con 210 camas de CTI (133 de adultos y 77 de niños). Y 539 pediatras, 309 ginecólogos y 233 anestesistas, según la respuesta a un pedido de acceso de información pública que le presentó El País.

La distribución de ambulancias, camas de CTI y especialistas es muy despareja. La mayoría de las ambulancias están concentradas en los departamentos al sur del río Negro, al igual que las camas de CTI y los especialistas.

Si no puede ver la imagen haga click aquí 

En los departamentos del norte (Artigas, Cerro Largo, Paysandú, Rivera, Salto y Tacuarembó) hay 99 ambulancias de ASSE (20 comunes y 79 especializadas); los del sur, con excepción de Montevideo, cuentan con 146 unidades (18 comunes y 128 especializadas). En la capital hay 42 ambulancias (24 y 18, respectivamente).

La presidenta de ASSE, Susana Muñiz, dijo a El País que ese organismo es el que tiene la mayor cantidad de ambulancias per cápita. Sin embargo, señaló que en el medio rural los usuarios cuando necesitan un traslado le reclaman solo a ASSE lo que deberían pedirle al Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), y contó el caso de hace unas semanas en Durazno, que le reclamaron una ambulancia a ASSE cuando el 50% de la población se atiende con un prestador privado.

"La ambulancia con el precio de los vehículos hoy es el recurso más fácil de poner en todos lados. Si quisiéramos hacer politiquería, sería muy fácil ponerla. Pero el tema no es la ambulancia, el tema es que ésta lleva como recurso además cuatro turnos de chofer, cuatro turnos de enfermero, en el caso que sea especializada también el médico, y además los suplentes", explicó Muñiz. "Nosotros no podemos reservar toda esa cantidad de recursos humanos para mantener las ambulancias", agregó.

Por eso, ASSE está buscando coordinar con los prestadores privados quién cubre cada localidad en el interior de los departamentos.

"En lo que tenemos que trabajar, y lo vamos a hacer en este período, es ver un poco más la coordinación de la cobertura con el prestador privado. Coordinar, complementarnos, todo ese tipo de cosas. Yo cubro tales pueblos, vos cubrís los otros. Para arreglar con los prestadores a veces hay que presionar. Yo lo he hecho desde el Ministerio de Salud Pública. La responsabilidad de la salud es de todos", dijo Muñiz, que fue ministra en el gobierno de José Mujica.

Camas CTI.

En cuanto a la disponibilidad de camas de CTI, el norte también está menos cubierto que el sur del río Negro, con las excepciones de Tacuarembó y Salto. Cuatro departamentos del norte (Rivera, Tacuarembó, Salto y Paysandú) cuentan con 30 de las 133 camas de CTI para adultos que tienen los hospitales de ASSE, pero solo Tacuarembó y Salto disponen de CTI pediátrico: el primero con seis camas y el segundo con ocho, que atienden a pacientes de los departamentos vecinos.

En el sur, las camas de CTI están concentradas en Montevideo: 30 en el hospital Maciel, 25 en el Pasteur y 23 en el Español para atención de adultos; y 63 en el Pereira Rossell para pediátricos. Florida con 11 camas, Lavalleja con seis y Maldonado con ocho son los otros tres departamentos que tienen capacidad para internación de adultos en CTI en hospitales públicos, pero ninguno cuenta con CTI para niños.

Especialistas.

La falta de pediatras, ginecólogos y anestesistas en algunas zonas del interior es un problema que ASSE arrastra desde hace tiempo. En varios casos la cantidad de especialistas en los departamentos no tiene relación con la población a atender.

Por ejemplo, Artigas, con 73.300 habitantes, cuenta con 13 pediatras, siete ginecólogos y ocho anestesistas; y su vecino Rivera, con 103.500 habitantes, tiene nueve pediatras, tres ginecólogos y tres anestesistas. (Ver infografía). Flores, con la mitad de habitantes que Florida, tiene la misma cantidad de ginecólogos. (Ver infografía).

"La gente continúa apostando por ASSE"

La presidenta de ASSE, Susana Muñiz, rebate a los que dicen que Salud Pública ha recibido mayor presupuesto y tiene menos usuarios. "Eso en realidad no es así", afirma. Admite que ASSE recibe "mucho más presupuesto" ahora que antes de la reforma del sistema, pero entonces tenía un gasto anual por usuario de un tercio de lo que gastaban las mutualistas. "Había un rezago muy grande en la atención a los servicios de salud. Cuando se hizo la reforma, ASSE tenía 1,5 millones de usuarios, y hoy tiene 1,3 millones. No ha cambiado muchísimo", explicó Muñiz.

La presidenta de ASSE agregó que esto quiere decir que los usuarios "siguen apostando" al sector público. "A veces puede ser porque en el medio rural somos los únicos que damos atención a la salud y porque hay muchas policlínicas. Otras veces porque existen lugares donde la tradición de un hospital está muy ligada a la tradiciones familiares y hay mucha gente que tiene un compromiso con el hospital".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados