Grupo de efectivos dice que la fuerza está pasando por una “crisis interna”

Desfile por juzgados y protestas golpean la Guardia Republicana

La Guardia Republicana, la fuerza a la que apostó en los últimos años el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, y a la que definió como "un cuerpo de policía militarizada" cuando en 2013 le ordenó "ganar la calle", atraviesa una crisis interna debido a una seguidilla de golpes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Republicana: es una fuerza policial militarizada a la que Bonomi le da gran importancia. Foto: F. Ponzetto

La crisis se inició con el desfile que han tenido decenas de efectivos de esa fuerza en los juzgados, primero por el traslado de 19 adolescentes del Ciedd al exhogar Puertas, que culminó con internos lesionados y efectivos señalados como autores de esas heridas, y después por el desalojo del Consejo Directivo Central (Codicen).

Por el traslado, no solo estuvieron ante la Justicia varios policías sino también el propio director de la República, Rovert Yroa.

Además, la semana pasada el juez penal Nelson Do Santos, que abrió una causa de oficio para investigar el traslado y marcó la poca colaboración de la institución con la sede, hizo un reconocimiento de los menores a los efectivos.

"Eso fue un golpe grande. Los gurises además identifican a todo lo que se les ponga enfrente porque son policías. Reconocieron a gente que ni participó del operativo", contaron a El País fuentes de la Republicana.

A este escenario se sumó una manifestación en la que un grupo de efectivos acusó a Yroa de "dictador" y aseguró que hirió a un policía por practicar tiro en un lugar prohibido y con su hijo menor de edad.

Los policías, que presentaron una denuncia ante la Justicia por abuso de funciones y persecución contra el personal, apuntaron también contra el subdirector Fabián Severo.

La protesta no hizo otra cosa que tensar aún más los ánimos en la institución, que desde hace algunos años tiene alcance nacional.

Yroa es un hombre de confianza no solo para el ministro Bonomi sino también para la primera línea del Ministerio del Interior. Tanto es así que ha estado a cargo de los últimos operativos importantes, incluido el cambio de mando el 1° de marzo, cuando asumió el presidente Tabaré Vázquez.

Los 16 efectivos que denunciaron a Yroa fueron enviados como castigo a la cárcel de Santiago Vázquez y se les prohibió la entrada a la Republicana.

Según informó Subrayado, uno de ellos, Leonardo Santos, se quitó la vida en las últimas horas y, según dicen algunos compañeros, fue por la sanción recibida.

Bonomi dijo ayer que estos efectivos no van a estar más en la Republicana porque la movilización no fue una medida sindical. Sobre Santos, comentó que "no es una hipótesis demostrada" que se quitó la vida por la sanción y evitó hacer más comentarios porque dijo en estos casos "hay que profundizar en los por qué y más vale no hacerlo en público".

Patricia Rodríguez, del Sindicato de Funcionarios de Policía de Montevideo (Sifpom), reconoció que si un efectivo no está dentro de un sindicato no puede tomar medidas sindicales. "Esto fue fomentado por civiles que desconocen la ley orgánica policial. En este caso, se adoptó una medida que no estuvo avalada por ningún sindicato", aseguró.

Rodríguez comentó que los reclamos de los policías son "justos" pero que "se equivocaron en el accionar".

El sindicato le solicitará a Yroa una entrevista para ponerse al tanto de la situación que atraviesa la fuerza y darle respaldo a los policías que tienen causas judiciales abiertas.

SABER MÁS

Pericia para el hombre que acusó a Bonomi


El hombre que gritó “mentiroso” al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, durante una presentación en la Feria del Libro declaró ayer ante la Justicia, quien solicitó una pericia psiquiátrica.

Según dijo a El País el abogado del hombre detenido al final del evento, Gustavo Salle, lo cuestionó una vez culminado el acto de presentación “sin interrumpir”.

“Como Bonomi no le respondió, le dijo que es un mentiroso y le pidió la renuncia”, aclaró.

Según Salle, su defendido fue detenido en el lugar por el personal de custodia de Bonomi, que lo derivó a la Seccional 2a. La Justicia lo emplazó y citó a declarar ayer.

“Se le tomó declaración de forma bastante exhaustiva, sobre su trabajo, fuentes de ingresos y su condición de primario absoluto”, explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)