DIVERSIDAD SEXUAL

"Los derechos que Uruguay reconoció no pueden estar ausentes en aulas"

El coordinador de la Comisión de Educación de Ovejas Negras, José Ramallo, defendió los cursos que el gobierno impartirá para que los docentes eduquen sin homolesbotransfobia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Marcha por la Diversidad 2016 en Montevideo. Foto: Marcelo Bonjour

A principios de diciembre, el colectivo LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales)Ovejas Negras hizo pública una encuesta sobre Clima Escolar, realizada a estudiantes de entre 13 y 20 años, que cursaron en enseñanza media durante el 2015.

La consulta constató queel 71,1% de los encuestados manifestó haber sido víctima de acoso verbal, o acoso físico (35,8% fue por ejemplo empujado o pechado) o agredido físicamente (17,0%) en los centros de estudio. Dos tercios de los participantes (63%) se identificaron como mujeres, 26,3% como varones y 2,9% transgénero. Poco menos de la mitad se identificó como gay o lesbiana (44,2%) y un 41, 2% como bisexual o pansexual. El 83% concurría a centros públicos y el 17% a privados.

El pasado jueves, Búsqueda informó que el gobierno inciará en febrero un curso para docentes de escuelas y liceos que busca que en los centros educativos se eduque sin homolesbotransfobia.

José Ramallo, coordinador de la Comisión de Educación de Ovejas Negras, dijo este viernes en el programa Desayunos informales de Teledoce que un centro educativo "no está preparado para recibir a estos estudiantes, en tanto no se sienten bienvenidos". Señaló que "no se plantean las distintas conformaciones de organizaciones familiares como camino a seguir" y que "los estudiantes LGTB que manifiestan sus noviazgos son vistos como extraños, un emergente a atender y no con naturalidad".

Si bien reconoció que el trato a los estudiantes homosexuales en la educación secundaria "probablemenete no sea lo mismo que años atrás", sí consideró que en la encuesta realizada "situaciones que yo viví durante mi período escolar hace 30 años seguían siendo de uso cotidiano en la actualidad", como el caso de los insultos.

“Uno tiene que empezar a entender que las personas tienen que ser reconocidas en su diferencia", señaló Ramallo, y agregó que "la escuela ha trabajado sobre la invisibilidad de las diferencias cuando en realidad debemos trabajar sobre la diversidad".

Si no puede ver el video, haga click aquí.

"Los docentes en general dejan claro cuáles son sus orientaciones sexuales" explicó. "Hablan de sus familias, sus esposos, sus hijos. Las figuras públicas lo hacen, las personas lo hacen, y desde un lugar de naturalidad social". Las personas que tienen una pareja heterosexual "no la ocultan, no es secreta" agregó.

Ramallo dijo que "una cosa es obligar a la persona a mantener su espacio en secreto y otra es la privacidad de cada uno. Cuando una pareja heterosexual habla de su proyecto de vida queda claro su proyecto" y las personas imaginan "dónde van a vivir, a dónde van a ir de luna de miel, y se invisibiliza una cuestión que está diciendo que es 'yo soy heterosexual'".

"En el caso de la heterosexualidad, se plantea como una naturalidad y aparece siempre el proyecto afectivo, y en las parejas homoeróticas lo que aparece es la práctica sexual y se invisibiliza el proyecto afectivo", indicó.

El integrante de Ovejas Negras dijo que en la educación uruguaya se debería comenzar a poner "ejemplos de familias diversas desde temprana edad, para que los gurises vean que hay distintas conformaciones, indiferentemente de que eso no haga eje en una práctica sexual".

Respecto a qué puede ocurrir si el padre de un estudiante está en contra de que se eduque a sus hijos de esta forma, Ramallo afirmó que "tenemos que pensar que vivimos en un país de reconocimiento del matrimonio igualitario", que "la educación no es una cuestión privada, es pública" y que "los derechos que Uruguay ha reconocido no pueden estar ausentes en las aulas". "Sería contradictorio que el sistema educativo dejara por fuera algo que es parte de una ley”, concluyó.

El 54,1% de los estudiantes consultados ha escuchado comentarios homofóbicos de parte de otros estudiantes y el 58,2% los han escuchado alguna vez también por parte de los profesores. "Este tipo de comentarios unidos a los que se escuchan de forma negativa en relación a la expresión de género o en relación a las estudiantes y los estudiantes trans, constituyen parte de un discurso simbólico que promueve la idea de que los mismos no son bienvenidos en la escuela", apuntó la encuesta.

También se explicó que los alumnos tienen que implementar como "prácticas comunes" algunas estrategias como "evitar el baño, las clases de educación física, o faltar directamente" y quese constataron "otras experiencias de acoso o eventos negativos como agresión relacional, robo o daño a objetos personales llegando incluso al acoso sexual".

Además mencionó como "preocupante" que los estudiantes LGTB "escasamente denuncien estas formas de acoso y victimización".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)