UN NUEVO TRABAJO EN RIESGO

Denuncian avance de Uber hacia los colegios y liceos

Las pequeñas empresas de transporte escolar se consideran amenazadas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Trampas: choferes de Uber intentan camuflarse en la ciudad. Foto: Marcelo Bonjour

Uber ya estaría merodeando por las puertas de centros de enseñanza de Montevideo. La asociación civil Transporte Escolar Unido tiene indicios de que se están realizando viajes para el traslado de estudiantes liceales hasta algunos colegios.

Uber permite que cualquier usuario pueda utilizar la aplicación siempre y cuando tenga datos de una tarjeta de crédito internacional. Esto posibilita, por ejemplo, que una madre le diga a su hijo el número de su tarjeta y el niño o joven lo ingrese a su teléfono y quede habilitado para utilizarla cuando lo desee. La factura va a llegarle a la madre a su nombre ya que es la titular de la tarjeta.

El presidente de TEU, Ruben Jorge Arenas, dijo a El País que en la mayoría de este tipo de viajes los usuarios son adolescentes, pero hay datos de que hasta circulan autos con sillita para trasladar a los más chicos, en edad de la educación inicial.

"Hay gente que dice que le estamos haciendo el mandado al taxi pero no le hacemos el mandado a nadie. Es una realidad, y estamos viendo que avanza. El Uber uruguayo de toda la vida son las cadenas que hacen los padres para trasladar a sus hijos pero eso es otra cosa. Como lo que está sucediendo desde hace unos cuatro años en algunos colegios, en donde se ve a señores de edad con auto que llevan y traen a los alumnos; son particulares que negocian así, pero contra eso es muy difícil luchar", comentó Arenas.

En números.

El transporte escolar en Montevideo se realiza con 341 vehículos autorizados por la Intendencia, de los cuales 240 están asociados a TEU. Por día se traslada aproximadamente a 25.000 niños hacia o desde 160 escuelas, guarderías, colegios y clubes. En el interior del país hay alrededor de 200 vehículos más aunque no están asediados por la app.

La campaña de UBER para seguir captando choferes ignora al gobierno nacional y las disposiciones municipales, lo cual la "descalifica totalmente", se sostiene desde la asociación del transporte escolar.

Junto al chofer con libreta profesional, en los vehículos habilitados por la Intendencia viajan ayudantes que aprobaron un curso para esa función. Todos deben estar asegurados.

El servicio resulta además respaldado por el seguro de pasajeros, que paga en casos de lesiones por accidentes de tránsito hasta US$ 100.000 por individuo. Una camioneta Mercedes con capacidad para 25 niños debe abonar hoy $ 45.000 al año por concepto del seguro total; no es posible que el pequeño empresario contrate solo la cobertura contra daños a terceros. A esos gastos se suman los aportes a la IMM, DGI y al BPS que debe realizar cada mes.

Si no puede ver la gráfica haga click aquí

Cambio de reglas.

Una camioneta de 2005 que tenía una vida útil de 16 años, en 2010 debió dejarse de lado ante una nueva reglamentación comunal. Después de una negociación que terminó el año pasado, los transportistas consiguieron que pueda circular hasta el 2021. Pero bajo condiciones especiales, con cinturones de tres puntas y sujeta a determinadas medidas de los asientos para optimizar la seguridad, lo cual redujo la cantidad de butacas de algunos vehículos.

Ante la tolerancia cero que sufrieron los empresarios del transporte de escolares de parte de la IMM también recibieron facilidades para la renovación de la flota desde 2011, como la eliminación del Imesi y créditos del BROU para comprar por leasing unidades flamantes, con un plazo de 8 años en el caso de minibus, como las Mercedes Sprinter, o de 5 años para adquirir otros de origen chino. Desde mediados de 2015 está en plaza el modelo de Iveco de 34 asientos, y otros de marcas como Renault o Peugeot. La variedad de precios oscila entre US$ 70.000 y US$ 32.000.

Cada permisario puede tener hasta 6 vehículos. El 95% de los empresarios uruguayos no supera las dos unidades. En el mercado una chapa vale entre 8 y 10.000 dólares y el precio final de un traspaso dependerá de la clientela o "reparto". La IMM no da más permisos desde 2004 y es quien autoriza o no las transferencias entre particulares.

REPERCUSIONES.

Falta de diálogo con Transporte de la IMM.

En carta al Presidente Tabaré Vázquez, al Congreso Nacional de Intendentes y a la Comisión de Movilidad del Senado, la asociación Transporte Escolar Uruguay expresa que la falta de acciones para prohibir a Uber los lleva a "creer que existe un desinterés total por las pequeñas empresas que fueron bandera de presentación para algunos gobiernos, pero que cuando realmente tienen que defenderlas miran para un costado". Enseguida es recordada la conocida canción Maldición de Malinche que dice: "hoy en pleno siglo 20/ nos siguen llegando rubios/ y les abrimos la puerta/ y los llamamos amigos/ pero si llega cansado/ un indio de andar la sierra/ lo humillamos y lo vemos/ como extraño por su tierra".

El presidente de TEU, Ruben Jorge Arenas, dijo a El País que en la administración anterior, con el director de Tránsito y Transporte de la IMM, Hugo Bosca, existía posibilidad de encontrarse en medio de los pasillos y plantearle los problemas sin interferencias.

En el nuevo gobierno departamental, con el director de Transporte Máximo Oleaurre prácticamente no pudieron hablar. "Siempre hemos tenido una muy buena relación con Oleaurre, nosotros no somos de hacer asonadas. Cuando nos recibe, nos escucha, nos dice todo que sí y después quedamos en reunirnos, y ahí se terminó todo. Ahora insistimos y no nos contesta", explicó Arenas.

Exponen tráfico de migrantes en México.

Bandas del crimen organizado usan al sistema de transporte privado por internet Uber para el tráfico ilegal de migrantes en el norte de México, informaron ayer fuentes oficiales.

Los "polleros", como se llama en México a los contrabandistas de personas, contratan por vía del teléfono móvil a vehículos de Uber o de compañías de taxis ejecutivos, en el estado norteño de Nuevo León, para llevar en forma segura y sin sospechas a los migrantes, en su mayoría centroamericanos.

El pasado 23 de junio fueron detenidos 7 indocumentados en cuatro vehículos cuyos conductores señalaron que trabajaban para Uber. Este servicio es cada vez más popular, pero en varios estados está todavía prohibido por la presión de los sindicatos de taxistas.

El delegado del Instituto Nacional de Migración, Segismundo Doguín, dijo que los choferes fueron contratados de forma particular a cambio de US$ 170 dólares.

Los conductores terminaron detenidos y Uber informó que sólo 3 de ellos estaban registrados en su base de datos y que 1 había sido desactivado hace 9 meses y otros dos dados de baja tras el informe del INM. ANSA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados