En Florida familias enteras se abastecen directamente del Santa Lucía chico

Denuncian que el agua sale marrón; para OSE es potable

Varios usuarios de OSE en Durazno denuncian que el agua salía ayer de las canillas con un color "amarronado". Sin embargo, Pedro de Izaguirre, jefe técnico de OSE de Florida y Durazno, dijo a El País que "el estado del agua potable en Durazno es normal".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El agua potable de la ciudad de Durazno surge del río Yí.

"En un largo período de tiempo hemos recibido un solo reclamo de un usuario en la calle Penza de Durazno, adonde concurrimos ayer, pero la persona no se encontraba y hoy se irá nuevamente. En lo demás, hay suministro y estado normal del agua", aseguró.

"Esta mañana salía marrón, hasta ayer era normal el agua", dijo Lucía Luque, quien vive en el barrio Recreo Penza, cerca de la escuela 10, al Este de ruta 5.

Además, la vecina Andrea Moreira envió un video al programa radial Alternativa Durazno en el que muestra agua "amarronada" saliendo de una canilla.

En la localidad de Carlos Reyles (Molles), situada a unos 44 kilómetros al norte de la ciudad de Durazno, donde viven 1.100 habitantes, no hay agua potable propia y recibe abastecimiento diario en camiones tipo cisterna de OSE.

La problemática planteada surge a partir de la antigüedad y estado que presenta el "tanque" de almacenamiento de agua, con problemas de filtrado. El tema fue denunciado en el Parlamento por el diputado Carmelo Vidalín.

"Desde el mes de noviembre se encuentra en una situación de déficit de suministro de agua potable, por lo cual ha tenido que recurrirse al traslado de agua en camiones cisterna de OSE para el consumo diario de la población. Los habitantes de Carlos Reyles (Molles) han observado cómo se ha perforado en diferentes lugares en búsqueda del vital elemento con el resultado negativo", mencionó.

Ayer María Bocchiardo, médica de ASSE y candidata del Frente Amplio a la Intendencia de Durazno, dijo a El País, que el agua plantea un grave problema en Durazno así como las aguas servidas en zonas rurales.

El tema suscitado en el departamento generó el interés de la gerencia general de OSE en Montevideo, que se comunicó con el jefe técnico del organismo para Florida y Durazno, el ingeniero, Pedro de Izaguirre.

El funcionario dijo que no se tenía conocimiento del problema denunciado por la usuaria y que, en cualquier caso, no tiene relación directa con alguna situación que pueda haberse originado en la obra de saneamiento que se viene realizando en la zona de Barrios Unidos en Marcha (Buem) y Vista Linda.

"No hay reclamos de turbiedad de agua en la población. El agua de la usina está saliendo bien", sostuvo.

Rivera.

No es Durazno el único departamento donde se han registrado problemas puntuales con el agua. En Rivera, en la localidad de Lapuente, distante casi cien kilómetros de la capital departamental, los vecinos denunciaron que desde el pasado primero de abril enfrentan serias dificultades para acceder al agua potable. En el lugar, que cuenta con escuela, Junta local, comisaría, policlínica y comercios, residen 400 habitantes. La escuela cuenta con 82 consumidores de agua, entre docentes y alumnos.

Los pobladores esperan que OSE solucione este problema y a tales efectos, pretenden enviar una carta al presidente de la empresa estatal.

Florida.

Tres familias que habitan el asentamiento de las calles Berro y 18 de Julio de Florida denunciaron a OSE por no querer conectarlos a la red de agua potable, según informó El Heraldo. Desde la empresa pública se les respondió que están en situación irregular, sin embargo otras familias que habitan el mismo padrón tienen servicio de agua potable. Mientras esperan por OSE, diariamente las tres familias beben el agua del río Santa Lucía Chico.

"Nosotros traemos agua de la casa de mi padre, otros van con un carrito a buscar agua", relató uno de los habitantes del lugar.

"OSE nos cobró casi $ 5.000 para hacer un estudio de ampliación. Fuimos a ver qué pasaba y nos dijeron que no se puede conectar el agua porque es un terreno irregular. Igual nos dijeron que la plata no la devuelven porque no es un error de OSE sino administrativo". (Producción: F. Fernández)

En Maldonado sigue saliendo agua sucia.


Cuando ya pasó más de un mes de que la población de Maldonado comenzara a recibir el agua de OSE con olor y sabor, en algunas casas el servicio sigue sin normalizarse. Ese es el caso de la casa de Marta, una oyente de FM Gente que en la mañana de ayer llevó a la emisora un bidón con el color y tipo de agua que sale de las canillas de su casa, según dijo.

Indignada, Marta prometió irse con su bidón a la UGD-OSE Maldonado y también llevarlo a Montevideo.

Además, pidió que el agua que llega a su casa sea analizada por un laboratorio particular. La mujer contó que su mayor preocupación es la salud de su nieto, al cual no puede higienizar con agua embotellada porque su presupuesto no se lo permite.

En los primeros días de abril se desató una polémica por el mal olor y color "amarronado" de las aguas que distribuye UGD-OSE en Maldonado. La situación generó, entre otras cosas, una interpelación a la ministra de Medio Ambiente, Eneida de León que concurrió con el directorio de OSE. Además, generó un choque en el seno del gobierno luego que el presidente de OSE, Milton Machado, anunciara que los afectados recibirían apenas un 5% de descuento en sus facturas. El presidente Tabaré Vázquez le ordenó que instrumentara un descuento del 100% a los clientes afectados. Ahora se maneja que la Oficina de Planeamiento (OPP) podría iniciar una investigación sobre los estados contables de OSE.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados