MSP

Dengue: fueron analizados 1.220 pacientes

En lo que va del año se han confirmado 26 casos autóctonos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El ministro advirtió que en Uruguay no se controlan regalos de los laboratorios

El Ministerio de Salud Pública (MSP) analizó 1.220 notificaciones sospechosas de dengue en lo que va del año, confirmando 26 casos autóctonos.

Según el informe divulgado ayer por la División Epidemiología del MSP, el aumento en las notificaciones se produ-jo a partir del 15 de febrero, 10 días después de la fecha de inicio del primer caso autóctono y luego de hacerse pública la información de la circula-ción viral.

Hasta la fecha se han confirmado por laboratorio un total de 26 casos autóctonos, 22 en Montevideo y cuatro en el interior (dos en Salto, uno en San José y uno en Canelones). En los departamentos de San José y Salto no se ha identificado un aumento de notificaciones que sugiera la presencia de brotes.

En los departamentos de Montevideo y Canelones se evidencia un aumento en las notificaciones por semana epidemiológica, con identificación de conglomerados en algunas zonas. En el departamento de Canelones se evidencian conglomerados en Las Piedras, Barros Blancos y Solymar. En Montevideo a los efectos de las medidas de control vectorial se definen algunas zonas en donde la agrupación de los casos notificados podría sugerir circulación viral.

Los síntomas más frecuentes fueron la fiebre y la cefalea. Del total de los casos solo uno presentó signos de alarma y requirió internación en CTI. No se han registrado fallecimientos por esta causa.

El ministro de Salud, Jorge Basso, señaló la semana pasada que si bien el número de casos de dengue es bajo, es fundamental "no bajar la guardia" y menos aún en Semana Santa, cuando muchos uruguayos viajan dentro y fuera del país. Para evitar la reproducción del mosquito transmisor, insistió en el uso de repelente, ropa adecuada y barreras de protección. También recomendó que las embarazadas no viajen a zonas endémicas, de no ser necesario.

El ministro recordó que las temperaturas de marzo y abril son las que suelen generar mayores problemas en relación a la presencia del vector. De todas formas no se "bajarán los brazos" en invierno, por el contrario se visualiza esa época del año como una ventana de oportunidad para prepararse mejor para la primavera. "El invierno no elimina los huevos ni las larvas, sino que quedan en una pausa biológica", señaló.

El jerarca aclaró que el país continúa con un número bajo de casos, más bien aislados. "Debemos mantener un nivel de alerta importante porque tenemos el vector y el virus circulante", insistió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados