PODER JUDICIAL

La decisión sobre la hija de María, otro acontecimiento del 8 de marzo

Horas antes de la manifestación por el Día Internacional de la Mujer, la madre de la niña sabrá si la Suprema Corte de Justicia decide que ésta deba regresar a España.

Colectivos inician campaña para evitar el traslado de María y su hija. Foto: Twitter
Colectivos inician campaña para evitar el traslado de María y su hija. Foto: Twitter

El jueves 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer. En todo Uruguay hay manifestaciones convocadas a partir de las 18 horas en el marco del paro de mujeres, y 15 de los 19 departamentos tendrán al menos una concentración.

Horas antes del inicio de las manifestaciones, tendrá lugar otro hecho que movilizó fuertemente a los colectivos feministas a lo largo del 2017: la Suprema Corte de Justicia decidirá si una niña debe regresar a España, país en el que reside su padre, acusado de abuso sexual hacia la menor y de violencia de género hacia su esposa.

La madre de la menor, a quien públicamente se la conoce como María, llegó a Uruguay con su hija en abril de 2016, para pasar las vacaciones de Semana de Turismo con su familia. La mujer, según relató a El País, venía siendo víctima de violencia por parte de su pareja desde hacía un tiempo, y hacia diciembre de 2015 notó un comportamiento extraño por parte de su hija.

En el avión que las traía a Montevideo, la niña dibujó un osito con un pene enorme. María dijo que al llegar "la niña no permitía que nadie la tocara ni abrazara, arañaba y manifestaba miedo sobre todo por los hombres de la familia". Además continuó haciendo dibujos en los que resaltaba el órgano sexual masculino y en las conversaciones mencionaba directamente el pene de su padre.

María consultó y pocas semanas después la psicóloga infantil Laura Gandolfo le confirmó que veía en la niña indicadores de abuso sexual por parte del padre. También consultó a otra psicóloga y sexóloga, quien coincidió en el diagnóstico.

La mujer decidió quedarse con su hija en el país. Cuando le comunicó a su expareja la decisión, él le exigió que regresara a España e inició el juicio internacional por sustracción de la menor. 

En diciembre de 2016, la jueza de Familia de 8° Turno, Rossana Pose, ordenó la restitución de la menor sin tener en cuenta las pericias de las psicólogas particulares ni interrogar a la madre basándose en la Convención de La Haya, que considera ilícito el traslado y retención del menor sin el consentimiento de uno de los padres.

A partir de ahí comenzó una batalla judicial para evitar el traslado de la menor.

Desde 1989 no juraban todos los jueces en la SCJ. Foto: Francisco Flores
Edificio de la Suprema Corte de Justicia. Foto: Francisco Flores

En el Tribunal de Apelaciones, el resultado fue el mismo, sin entrar en colisión con el hecho de que se les había dispuesto custodia policial las 24 horas por considerar que sus vidas estaban amenazadas por el hombre.

El fallo causó tal conmoción en algunos sectores que se convocó una manifestación frente al juzgado con la consigna #MaríaNoSeVa, creda por la Red Uruguaya contra la Violencia Doméstica y Sexual (RUCVDS), la Intersocial Feminista y las Mujeres de Negro.

A principios de octubre, la Suprema Corte de Justicia (SCJ) puso una medida cautelar para que la niña y su madre no viajaran a España, haciendo lugar al pedido de María, quien había solicitado que se hiciera una revisión del caso, ya que entendía que su defensor, Walter Pritsch, actuaba en colusión con los abogados del padre de la menor en España.

Luego de la resolución de la SCJ, el padre de la menor dijo al programa Inicio de jornada de Radio Carve que "jamás" maltrató a su expareja o a su hija ─aunque las pericias privadas confirman las agresiones físicas hacia ambas─ y acusó a Mujeres de Negro de "utilizar la desgracia de una familia para promover su causa".

El pasado 5 de febrero, la SCJ que, aunque dando por buena dicha versión, "no se advierte" que la prueba propuesta por la madre guarde relación alguna con supuestas maniobras fraudulentas, colusión (pactar con un tercero), existencia de sentencias contradictorias que tuvieren autoridad de cosa juzgada entre las partes y nulidad por indefensión.

También se desestimaron pruebas ofrecidas por la expareja de María, quien entregó el testimonio de la doctora López Vera sobre la Conferencia de la Haya de Derecho Internacional Privado por entender que no guarda relación con el objeto del proceso, fijando para el jueves 8 de marzo una nueva audiencia, en la que dos testigos presentados por la madre de la niña prestarán declaración.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º