refugiados sirios

"Debemos traer a sirios; Uruguay no puede caer en default humanitario"

El Canciller Rodolfo Nin Novoa defendió esta mañana la llegada de un segundo contingente de refugiados a fin de año. Dijo que no cumplir con el compromiso sería mal visto por la comunidad internacional.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El exvicepresidente deja el Senado y eso reactiva caso judicial iniciado en 2008. Foto: D. Borrelli

"Debemos traer a los sirios porque Uruguay no puede caer en un default humanitario". Así de tajante marcó su postura el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, previo a ingresar hoy a la reunión del Consejo de Ministros donde se analizará la posibilidad de traer un nuevo contingente de refugiados en diciembre debido a las restricciones presupuestales.

"El Uruguay siempre ha cumplido con sus compromisos en lo económico, financiera, social y creo que en esta oportunidad también tenemos que cumplir porque si no sería muy mal visto por la comunidad internacional que Uruguay no cumpliera con un país que está azotado por la guerra desde hace más de 5 años y tiene a más de 4 millones de refugiados en condiciones absolutamente vulnerables", dijo Nin Novoa entrevistado por El Espectador.

"A mi a veces me da cierta tristeza escuchar comentarios de compatriotas anónimos que escriben en las redes y que tienen esa característica media cobardona del anonimato de decir que nuestros antepasados vinieron y nadie los ayudó y se labraron su futuro, cosa que es verdad y debemos estar orgullosos, pero esta es una situación absolutamente distinta. Este es un mundo complejo y la solidaridad debe estar a flor de piel porque si no nos vamos a terminar destruyendo entre todos", remató el Canciller.

Según Nin Novoa los refugiados "dan trabajo" al gobierno porque se les debe brindar apoyo educativo, traductores y contención social, todo lo que tiene un costo de US$ 2 millones por dos años, pero sostuvo que "hay que mirar esto con grandeza".

El Consejo de Ministros analizará hoy la llegada del segundo contingente de familias de refugiados sirios de unas 70 personas, y definirá cuestiones presupuestales, tras la puesta en duda del programa hecha la semana pasada por el secretario de Derechos Humanos de Presidencia Javier Miranda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados