LA ENTREVISTA DEL DOMINGO - WILMAR VALDEZ, PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN URUGUAYA DE FÚTBOL

"Se debe cobrar mucho más por la televisación"

Le toca la tarea ardua de lograr un mejor acuerdo con Tenfield, que le paga a la AUF US$ 11,8 millones por los derechos de televisación. Mediapro le acaba de entregar un informe que señala que el fútbol uruguayo vale US$ 50 millones anuales, por lo que debería ser mucho más redituable.

Wilmar Valdez. Foto: Francisco Flores
Wilmar Valdez. Foto: Francisco Flores

—¿Por qué en la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) consideraron que era importante encargar un estudio sobre el valor que tiene el fútbol uruguayo a la consultora Mediapro?

—Queríamos por primera vez en la historia de la AUF una base de números científicos respecto a la valorización del fútbol uruguayo. Eso es lo más importante. A raíz de este número lógicamente surgen diferencias con lo que se está percibiendo por derechos de televisación.

—Sustanciales...

—Sí, sustanciales. En función de ello hay una cosa muy clara y es que la situación económica de los clubes no es la mejor y en consecuencia el camino es negociar de forma distinta e ir hacia un modelo que verdaderamente sea más justo y equitativo en la distribución del dinero.

—Pero el contrato con Tenfield tiene vigencia hasta 2025.

—Evidentemente los clubes no van a poder subsistir con los ingresos actuales hasta el 2025, por lo que nos han planteado. Si uno tiene un contrato con una empresa lo primero que tiene que hacer es respetarlo. Por supuesto, si los números no dan y no son suficientes, lo que hay que hacer es sentarse a conversar con la empresa. Lo único que teníamos de Tenfield eran algunas conversaciones anteriores en la que había manifestado su intención de renovar el contrato.

—Sin cambios.

—Claro, la diferencia que tenemos con esa intención es que sería en términos similares a los modelos actuales. Nosotros consideramos que el modelo actual es un modelo que hay que cambiar. En una época dio resultado, pero el mundo ha cambiado.

—¿Se plantean, si no hay un acuerdo, transmitir los partidos con un canal propio?

—Yo creo que hay que explorar todas las posibilidades. La primera posibilidad que hay que explorar lógicamente es con la empresa que hoy tiene los derechos. Eso es lo primero. Si no se llega a un acuerdo es claro que hay que estudiar posibilidades que nos permitan una mejora. Lo que queremos nosotros, sin duda, es cambiar este modelo y lograr mayores ingresos, porque en definitiva el fútbol es de los clubes. El fútbol está organizado desde acá y hay que mejorarlo y potenciarlo.

—¿No siempre estuvo "organizado desde acá", desde la AUF?

—Muchas veces parece que el fútbol no genera y se podría hasta pensar que por mucho tiempo no se le ha dado el valor que tiene. Por ahí alguien piensa que se nos está haciendo un favor y no es así. El concepto es que nuestro fútbol vale y que el fútbol lo organizamos nosotros. Hemos entendido que en el mundo de hoy es fundamental ir a la profesionalización de las diferentes áreas. Por eso hicimos esto, para ir hacia una visión profesional del tema.

—¿Pero qué plazo se ponen? Porque en pocos meses empieza nuevamente la competencia local.

—Vamos a conversar en el tiempo que corresponda, pero no a las apuradas. Hay que entender que estamos en un momento de cambio del negocio. Hay que sentarse a conversar teniendo en claro los objetivos que tenemos, no poniendo por delante una necesidad, que la hay, por supuesto. Hay que ir a buscar soluciones paliativas. Para cambiar el modelo también se necesita mucha paciencia, mucha negociación.

—¿El nivel de ingresos es lo que explica que los clubes uruguayos hace treinta años que no ganan un campeonato continental?

—Con estos ingresos es imposible mantener los planteles. Habrá casos en los que se podrá decir que se gasta mucho y se traen buenos jugadores. Eso es un tema que habrá que analizar. Usted no puede en general acceder a mantener un jugador joven porque en definitiva los sueldos altos que se pueden pagar son muy pocos. Es evidente que somos un país exportador de futbolistas, pero sí se puede intentar que la exportación sea más planificada y no tanto por necesidad. Aumentando los ingresos se puede comenzar a revertir esa situación. Acá nunca se van a pagar sueldos como para evitar una salida de jugadores a Europa o al mercado mexicano, pero si el joven está mejor, va a tener que venir una oferta tentadora para que se vaya. Eso es lo que tenemos que empezar a pensar. Hay que crear un sistema para que la liga sea más competitiva consiguiendo más ingresos, manteniendo más jugadores que se formen un poco más. Va a llegar un momento en que se van a ir, pero que no se vayan con 14, 15, 16 años. Si se van a los 18 años que se vayan por un precio que al club le signifique un cambio importante.

—¿Cuánto pretenden mejorar los ingresos por televisación de los clubes en desarrollo? Hoy no llegan al medio millón de dólares por año en la mayoría de los casos y no cubren con eso la mitad de su presupuesto.

—Tiene que haber un incremento muy importante. Tiene que percibir un 70% más de lo que se está cobrando.

—¿El estudio de la consultora fue crítico con el estado de las canchas. ¿ Qué se piensa hacer?

—Hay defectos de infraestructura, que no son nuevos. No hay que construir estadios para 30.000 o 40.000 personas. Sí creo que debe haber un mejoramiento paulatino en cuanto a los escenarios deportivos. Yo creo que las canchas han mejorado mucho. En ese aspecto, por supuesto que la AUF está dispuesta a buscar mecanismos para colaborar y ayudar. En el estadio Luis Franzini se ha puesto una iluminación de última generación que se hizo con aportes de la AUF hace apenas un mes y con fondos de desarrollo de FIFA. Vamos a seguir en esa línea. Con el incremento que ha tenido la valorización de los productos de la AUF hay una comisión que está estudiando destinar un equis porcentaje de los nuevos ingresos a la infraestructura deportiva.

—¿Cuál va a ser el próximo escenario a mejorar?

—El próximo va a ser el Parque Viera (la cancha del Montevideo Wanderers).

—¿Hay que impulsar las fusiones de clubes? Pareciera que hay demasiados.

—Con la cantidad de población que tenemos es cierto que se puede pensar en que hay muchos equipos en Primera División y en Segunda. Yo creo que es un tema que hay que analizarlo en conjunto con las instituciones. No hay que hacerlo por imposición. Hay que consensuar y que las instituciones estén convencidas de que es lo mejor y a cambio de ese paso habrá que establecer perspectivas económicas. Ese tema no está planteado, pero sí puede estar en carpeta los próximos años si es que hay consenso para ello. Lo que hay que hacer es llegar a un sistema ordenado. Todas las instituciones tienen su historia detrás. En Uruguay no existe por ahora lo que es el fútbol mexicano en el que los clubes cambian de nombre, de ciudad. Esa historia hace que sean instituciones que evidentemente quieran luchar por la sobrevivencia. Y creo que es lo mejor que nos puede pasar: el fútbol está vivo cuando hay más clubes.

—Hay clubes del interior que tienen más hinchada que algunos de Montevideo. ¿cómo hacer para integrarlos al Campeonato Uruguayo?

—Creemos en la integración del fútbol nacional, sin dudas. Sí es cierto que hay lugares del interior del país que por público y por arraigo de muchos clubes podrían perfectamente sumarse al fútbol profesional. Lo que hay que crear es una competencia en el interior del país con derecho a los ascensos correspondientes. Tenemos alguna idea en concreto. Tenemos la firme intención de que para el año 2019 se reflote la Copa República o Uruguaya, no sé cómo se va a llamar, para que haya en paralelo con la competencia habitual un campeonato que albergue no solamente al fútbol profesional sino al del interior del país. Eso pensamos lanzarlo en el año 2018. Otro proyecto que está muy avanzado es hacer un torneo nacional a nivel juvenil en 2018, a nivel formativo. Acaba de terminar el campeonato integración con los mejores del interior sub-17 y con los mejores del torneo uruguayo. Somos más ambiciosos, queremos que a nivel nacional haya una competencia a nivel formativo durante todo el año para fomentar la formación de los jóvenes.

—¿Se cobró todo el dinero a Full Play por la televisación de los partidos de la selección?

—Sí. La orden judicial fue para autorizar el pago vía una cuenta de Full Play auditada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Fue aceptado por la Justicia y se pudo cobrar ese dinero.

—¿La AUF es superavitaria?

—Hace un par de balances que viene dando positivo y este también lo será.

—¿La renegociación del contrato con Puma marcó un antes y un después?

—Yo creo que fue un antes y un después en muchos sentidos. En ese momento nos abrió la cabeza. Fue un sacudón en cuanto a preguntarnos cuánto vale la selección nacional si hubo una marca capaz de ofrecer la cantidad de dinero que ofreció. A partir de ahí uno se comienza a interiorizar, comienza a buscar asesoramiento profesional. Nos permitió tener un ingreso anual importante que no íbamos a tener.

—¿Qué otras ideas tienen para hacer rendir más la marca de la selección?

—Hay un producto que estamos tratando de potenciar y lanzar que es el "socio celeste". Es explotar también la imagen de los futbolistas y la rica historia que tiene el fútbol. Hay cosas de las que uno se da cuenta cuando hace un regalo. Cuando fuimos al Mundial Sub 20 en Corea le obsequiamos al presidente de la federación coreana una réplica del balón del Mundial de 1930. Y uno por tenerlo acá y saber desde siempre que fuimos campeones en 1930, tal vez no le da el valor que tiene ese elemento. Cuando uno hace ese tipo de obsequio y ve la cara de la gente se da cuenta de lo que significa. Al presente hay que unirlo con el pasado. Hay un hilo conductor. No es casualidad lo que se logró y no es casualidad lo de hoy.

Mundial Sub-17 femenino en Uruguay.

Para ser un país tan futbolero, ¿no es escaso el desarrollo del fútbol femenino

—No comparto que el fútbol femenino en Uruguay no se haya desarrollado. Cada vez más las mujeres juegan más. Lo que sí es cierto y le acepto es que debemos organizarnos mejor para poder difundirlo mejor. La Conmebol tiene planes importantes. Entre ellos que la licencia FIFA para que haya una liga de fútbol profesional dependa de tener un equipo de fútbol femenino a partir de 2019. El fútbol femenino es tan importante que logramos a nivel de FIFA que nos otorgaran la sede para el mundial Sub 17 para noviembre de 2018.

Hay mujeres en puestos clave de la AUF

—Hoy los cargos más importantes están ocupados por dos mujeres. Victoria Díaz es la gerente general, una persona joven con mucho empuje. La secretaria general ejecutiva es Andrea Lanfranco. Pasamos la barrera del prejuicio de que el fútbol es de hombres.

¿Buscará la reelección al frente de la AUF?

—Lo importante es planificar para que Uruguay tenga un buen Mundial. Todavía no está en mi mente. Cuatro años en la AUF son como ocho en cualquier otra actividad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º