Viana cuestionó que los fiscales perderán su independencia

Debaten constitucionalidad del nuevo Proceso Penal

Las garantías y los roles propuestos por la reforma del Código del Proceso Penal (CPP) y su posible colisión con las normas constitucionales actuales fueron el foco de un debate organizado por Ferrere, que contó con la participación del fiscal Enrique Viana y del catedrático Gabriel Valentín.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El fiscal Viana y el catedrático Valentín en el debate organizado por Ferrere.

Durante el debate, Viana afirmó que "pretender eliminar las etapas del proceso o al menos empezarlo ya no por el juez, sino por una parte, la Fiscalía, supone colisionar absolutamente con tres artículos de la Constitución: 15, 16 y 22".

Además, comentó que a través del nuevo CPP "se le saca poder a los jueces y se le entrega ese poder a una parte que va a actuar en la instancia principal del proceso, la indagatoria preliminar. Ese fiscal va a trabajar en una sede administrativa, en una comisaría sin el control del juez y sin su intervención".

En este sentido, Viana cuestionó que se le entregue la "discrecionalidad" de iniciar un proceso a los fiscales, desvirtuándose de esa manera la "obligatoriedad del Derecho Penal".

Valentín discrepó con Viana respecto a la inconstitucionalidad del nuevo CPP y también sobre la presunta discrecionalidad del fiscal a la hora de decidir iniciar o no una investigación. Además, opinó que la "tarea de búsqueda de elementos" que sustentan la acusación del fiscal carece de valor probatorio.

Al discutir los roles de los actores dentro del proceso penal, Viana criticó la nueva posición de los fiscales que, sostuvo, van a perder "la independencia técnica individual", al estar sometidos a instrucciones, lo que los convertirá en "fiscales del gobierno de turno". Por lo tanto, señaló, el nuevo CPP terminará con una de las garantías del proceso penal.

Sobre este punto, Valentín argumentó que las instrucciones no son para cada caso, sino que tienen un carácter general, y que, sin funcionar en detrimento de la independencia de los fiscales, permiten diseñar una política racional que avale una persecución penal estratégica.

Julio Iribarne, socio de Ferrere que ofició de moderador del debate, dijo que "la elección del tema no fue casual, ya que desde la creación del Uruguay como estado independiente únicamente hubo dos Códigos del Procedimiento Penal, lo que reviste a esta reforma de gran importancia".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)