CONFLICTO EN EL AGRO

Cuestionamientos y reproches en sesión que votó leyes para el agro

Por unanimidad sancionan rebaja del gasoil y fondo para el sector lechero.

Foto: archivo El País
Foto: F. Ponzetto

Pocas horas antes que el presidente Tabaré Vázquez reciba a las delegaciones gremiales del campo y a los productores autoconvocados, el Parlamento cumplirá su parte y sancionará hoy por unanimidad, entre quejas de la oposición por el déficit fiscal y el reclamo de medidas más profundas que los dos proyectos de ley para atenuar la situación del sector productivo.

Leyes.

Uno es el fondo de garantía para el sector lechero por US$ 36 millones. Esta iniciativa apunta a destinar US$ 27 millones para refinanciar deudas, US$ 3 millones para la creación de un instrumento financiero para programas anticíclicos de precios, y US$ 6 millones para un fondo de disponibilidad directa no reembolsable.

En el caso del otro proyecto supone la rebaja del Impuesto al Valor Agregado (IVA) al gasoil a pequeños y medianos productores lecheros, arroceros y hortofruticultores. Tendrá una vigencia de un año según el proyecto original, y comenzará a regir desde el 1° de marzo. Se beneficiarán unos 6.000 productores por un total de US$ 7 millones.

Legisladores de la oposición calculan que para cada productor serán entre US$ 20 dólares y US$ 25 dólares de devolución por mes.

Ayer ambas iniciativas fueron largamente discutidas en el Senado y hoy serán sancionadas por la Cámara de Representantes. Pese a que todos los partidos al final votaron, el debate fue áspero desde que involucró toda la gestión del gobierno del Frente Amplio.

Uno de los reproches más enfáticos de la oposición fue cuestionar el alcance de las medidas, que consideran "insuficientes" y "tardías", según varios oradores.

El oficialismo se defendió argumentando con las dificultades que crearía abatir totalmente el déficit fiscal. El senador Rafael Michelini afirmó que "si cortáramos el déficit al ras, si cortáramos el flujo de dinero, la economía derraparía. Esa no es la forma de gobernar, a los volantazos", expresó.

Fue entonces cuando sobrevinieron las alusiones a la gestión en los gobiernos del Frente Amplio.

Uno de los discursos más enfáticos de la oposición estuvo a cargo del senador colorado Pedro Bordaberry, quien afirmó que "el productor se cansó de pagar el gasoil más caro para pagar la fiesta de Ancap, de pagar el subsidio al transporte de Montevideo. En los últimos diez años llevan transferidos al fideicomiso (del transporte) US$ 900 millones. Subsidian la intendencia ineficiente y ONG compañeras", dijo.

Luego salieron a escena otros temas como los gastos con las tarjetas corporativas de Ducsa, subsidiaria de Ancap, y los gastos en general de todos los organismos. Para Bordaberry, los regalos y cenas abonadas con las tarjetas corporativas "son gastos obscenos".

Competitividad.

Naturalmente que en el debate tuvo protagonismo la serie de movilizaciones llevadas a cabo en el interior. Al respecto el nacionalista Jorge Larrañaga expresó que el gobierno "no entiende que "somos un país agroexportador, con una cadena agroindustrial que representa uno de los principales motores de la economía nacional", y que quienes reclaman "no son un conjunto de pedigüeños privilegiados, de 4x4, de aristócratas del campo…".

También Bordaberry afirmó que la competitividad uruguaya "está en su peor nivel en 18 años", y que "el Frente desde su ideología ve a los del agro como un enemigo, y eso es un error".

Otra de las intervenciones enérgicas fue la de la senadora oficialista Constanza Moreira quien pidió "seriedad" a la oposición por pedir la reducción del costo del Estado y no querer votar la reforma del Sistema Militar de Retiros.

"No quiero que la rentabilidad económica se sustente a costa de la rentabilidad social y de la rentabilidad ambiental. Debemos compatibilizar las tres rentabilidades. La extranjerización es otro fenómeno de reestructuración capitalista del campo", dijo, para agregar que "el 43% del campo está en nombre de sociedades anónimas".

También Moreira sostuvo que "solo el 5% de la población uruguaya vive en el campo. Este es un país de más urbanización en América Latina", y que "todo el problema de la rentabilidad agraria en la crisis de 2002 lo terminaron pagando los asalariados".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)