VIOLENCIA EN EL FÚTBOL

Cuatro hinchas quedaron detenidos

La Justicia liberó a otros once apresados en las inmediaciones del estadio de Nacional.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Caos: el vandalismo retornó al Centro de Montevideo. Foto: Capturas/ Ministerio del Interior

Fueron liberados por la Justicia los 11 detenidos en las inmediaciones del estadio del Club Nacional antes del inicio del partido del domingo ante Boston River, que a la postre le diera otro título de campeón uruguayo.

Unas 40 personas que no tenían entradas habían apedreado y arrojado botellas en la proximidad de una de las puertas de acceso al estadio.

A raíz de esos hechos concurrió un grupo de choque de la Guardia Republicana que los dispersó. Los detenidos por disturbios fueron derivados a la Seccional 15ª y después al Juzgado penal de 19° Turno.

El magistrado actuante, Tabaré Erramuspe, explicó a El País que el cese de la detención se tomó en la medida que no pudo individualizarse a ninguno de los 11 hinchas tricolores como protagonistas de los desmanes.

Según el informe del Ministerio del Interior, "si bien en principio se informó sobre la ausencia de lesionados, posteriormente se pudo conocer que hubo un policía que resultó con un traumatismo en su rostro producto de la agresión que recibiera de un hincha que pretendió ingresar sin entrada".

Ese hecho ocurrió en la puerta de acceso a la tribuna Abdón Porte cuando un efectivo de la Guardia Republicana impidió el ingreso de un hincha de Nacional.

Éste se molestó a tal punto que le propinó al cabo un golpe de puño como respuesta, siendo detenido posteriormente por personal policial de apoyo.

El efectivo que sufriera la agresión fue derivado al Hospital Policial para su atención y posteriormente radicó denuncia escrita en la Seccional 13ª.

El juez Erramuspe indicó a El País que el policía agredido no pudo identificar a nadie como su agresor. Debido a que en la etapa de averiguación no se individualizó tampoco a ninguno de los demás detenidos como autores de los disturbios, todos quedaron en libertad.

"Yo dispuse forense para que evaluara la entidad de las lesiones y pregunté si había alguna persona que se pudiera identificar, y el policía manifestó que no podía identificar a ninguno", señaló a El País el juez Tabaré Erramuspe.

Ataques: rompieron autos y vidrieras. Foto: Capturas/ Ministerio del Interior
Ataques: rompieron autos y vidrieras. Foto: Capturas/ Ministerio del Interior

Por la noche.

Horas después de finalizado el partido y de los festejos dentro del Gran Parque Central que no dieron lugar a ninguna especie de disturbios, en el Centro de Montevideo en cambio hubo varios incidentes.

Un camarógrafo de Canal 12 fue víctima de una rapiña en momentos en que trabajaba filmando los festejos, en 18 de Julio y Carlos Quijano.

De acuerdo a la información de la policía, "un grupo de hinchas que se identificaban como del Club Nacional de Fútbol le sustrajeron la suma de $ 4.500, provocándole además daños en el foco de luz de su equipo".

Ante la denuncia que presentó la víctima, la Policía trabajó con el Centro de Comando Unificado en el análisis de las cámaras de video-vigilancia para dar con los responsables de ese hecho.

En otro de los incidentes producidos en el Centro fue detenido y derivado a la Seccional 2ª un joven de 20 años carente de antecedentes penales; en la intersección de 18 de Julio y Cuareim tiraba botellas y piedras contra policías y vehículos estacionados en el lugar.

Uno más de los focos de violencia que se suscitaron en la zona céntrica derivó en la detención y posterior traslado de 7 personas a la Seccional 3ª, a 6 de ellas por cometer desbordes en la Avenida del Libertador y a otra por un arrebato en Mercedes y Río Negro.

Los menores apresados fueron entregados a sus familiares responsables. Enterado el Juez de Faltas, dispuso que se enviara en sobre cerrado los antecedentes con la resolución del Juez Letrado. Hasta últimas horas de la tarde de ayer, había 4 mayores de edad que declaraban ante la Justicia.

Por los hechos ocurridos en la zona céntrica de Montevideo quedaron dañadas varias propiedades públicas y privadas.

Los manifestantes rompieron en plena celebración más de un vidrio de las oficinas de UTE ubicadas en Paraguay y Mercedes.

También hubo daños a vidrios de una vivienda particular de la calle Paraguay y del comercio "Super Frigo", de la calle Paraguay, esquina Uruguay. En este último caso los empleados a punto de terminar su jornada tuvieron que refugiarse dentro del mercado.

La ventana de la garita de la estación Ancap de Libertador y Paysandú resultó vandalizada. Dos vehículos particulares estacionados en la calle Paraguay entre Mercedes y Uruguay (un Nissan y un Renault), terminaron afectados igualmente por las pedreas. Baños químicos y contenedores de basura fueron empujados hacia el medio de las calzadas en más de una calle del Centro.

"Los hechos ocurridos no dejan de ser preocupantes pero son episodios aislados que serán combatidos haciendo caer todo el peso de la ley sobre sus responsables", aseguró el Ministerio en un comunicado.

PROCESADOS POR RECEPTACIÓN.

La Justicia excarceló a 5 hinchas de Peñarol.

Ayer fueron excarcelados 5 de los 7 hinchas de Peñarol procesados con prisión por haber cometido un delito de receptación en la tribuna Amsterdam del Estadio Centenario, el pasado domingo 27 de noviembre, cuando debió suspenderse el clásico entre Peñarol y Nacional debido a múltiples incidentes entre barras aurinegros y grupos de choque de la Guardia Republicana.

Los decretos de excarcelación imponen a cada uno de los hinchas procesados la obligación de presentarse en la seccional policial que corresponda a sus domicilios, dos horas antes y dos horas después de partidos de fútbol que dispute Peñarol.

Entre los excarcelados hay 4 residentes en Salto y uno en Montevideo. "La prohibición es para asegurarse que cuando juegue Peñarol ellos no participen, naturalmente en los partidos, o en otros eventos, como peñas o reuniones en plazas", dijo a El País el juez de la causa Gustavo Iribarren.

Los defensores de los implicados habían hecho la solicitud de excarcelación y el Ministerio Público estuvo de acuerdo. Los 5 hinchas están ahora en libertad pero con medidas sustitutivas mientras se desarrollen las distintas instancias procesales a nivel de la justicia penal.

Todos ellos habían adquirido dentro del Centenario latas de refrescos y botellas de agua poco antes robadas en puestos de venta de la Amsterdam.

En primera instancia, el martes 29 de noviembre, en razón de la gravedad de los hechos vandálicos ocurridos dentro y fuera del histórico escenario, la Justicia decretó la reclusión de los imputados, quienes habían hecho alarde de su "conquista" publicando fotos en las redes sociales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados