Unidad policial especial investiga 200 expedientes de homicidios impunes

Cuatro asesinatos en 48 horas; dos víctimas eran adolescentes

Cuatro personas fueron asesinadas en los últimos dos días en los barrios montevideanos de Punta de Rieles y de Peñarol, y en la ciudad de Mercedes, Soriano.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Policía creó una unidad que tiene que dar una nueva mirada a los homicidios impunes.

Poco después de la medianoche de ayer, se escucharon detonaciones en la esquina de Pasaje Madrid y Cefeo, barrio Punta de Rieles.

Varios vecinos llamaron al 911. Al lugar concurrió un móvil de la Guardia Republicana. Los policías encontraron a dos adolescentes caídos en la calle, ubicados uno a 100 metros del otro. Ambos presentaban heridas de bala. Las víctimas fueron identificadas como F.A.G.C., de 16 años, y Maiquel Ezequiel León Torres, de 18.

Según informaron a El País fuentes policiales, ninguno de las dos fallecidos tenía antecedentes penales o internaciones en el INAU. La Policía cree que ambos crímenes están relacionados con líos por temas vecinales o de mujeres.

A las 20 horas del martes 2, el Centro de Comando Unificado del Ministerio del Interior recibió una comunicación de una de las Unidades de Respuesta Rápida (URPM) de la Jefatura de Montevideo sobre una persona herida de bala en Camino Coronel Raíz y Camino Durán.

En el suelo, los policías hallaron a Johnathan A.S., de 23 años, quien presentaba una herida de bala en el cráneo con pérdida de masa encefálica. La víctima murió en el lugar.

Según fuentes policiales, el fallecido tenía un antecedente penal por un hurto especialmente agravado.

La cuarta muerte ocurrió en Mercedes. En este caso la víctima también fue un joven.

Marcelo Montero Rodino, de 28 años, murió de una puñalada en el tórax frente a la base policial del grupo GEPO en el barrio Cerro de Mercedes.

Rodino salió de su domicilio sobre las 2:30 horas de la madrugada y lo encontraron tirado frente a la dependencia policial media hora más tarde. Se trataba de un joven que percibía una pensión por discapacidad.

Crímenes impunes.

Una unidad especial, que depende exclusivamente del Ministerio del Interior, tiene 200 expedientes de homicidios sin aclarar que fueron cometidos en los últimos cuatro años.

La Unidad de Análisis de Delitos Complejos, creada en agosto del año pasado por el director Nacional de Policía, Julio Guarteche, para investigar los asesinatos impunes, depende hoy del jefe de Policía de Montevideo, Mario Layera. Sin embargo, posee jurisdicción nacional. En los próximos días, esta unidad pasaría a recibir órdenes del propio Guarteche.

La repartición ya aclaró varios casos de relevancia: el homicidio de un narco del Casabó conocido como "el Gordo Marcelo" ocurrido en septiembre de 2014; el crimen de un adolescente sucedido en enero de 2013, y el asesinato por error de un jugador de las divisiones inferiores de River efectuado a mediados del año pasado. Otro caso de relevancia resuelto por la unidad fue la aparición de fetos muertos dentro de contenedores en un barrio periférico de Montevideo a fines de 2014.

Una fuente ministerial dijo a El País que esta unidad revisa aquellos casos que están sin aclarar y que, por su complejidad, no pudieron ser atendidos por las reparticiones convencionales que se ocupan del día a día. "El homicidio que ocurrirá mañana distrae la investigación del sucedido hoy y el de ayer", agregó la fuente.

Ardua tarea.

Cada año quedan un promedio de 110 homicidios sin resolver. Por ejemplo, el 2014 cerró con un récord de asesinatos: hubo 262, por lo que no se resolvieron 121. En 2013 sucedieron 260 asesinatos, de los cuales 111 quedaron impunes. Entre el 1° de enero y el 31 de marzo de 2015, hubo 83 asesinatos de los que 39 no fueron aclarados. Año a año cae el porcentaje de aclaración de homicidios. En 2011, el 28% de los homicidios que se cometieron en todo el país no fue aclarado. Al año siguiente, ese porcentaje de asesinatos que quedó impune creció al 31%; en 2013 fue el 43%; en 2014 el 46% y en lo que va del 2015 siguió creciendo para situarse en 47%. Es decir, uno de cada dos homicidios no es resuelto.

El aumento en los asesinatos sin aclarar está "directamente relacionado con los homicidios por ajustes de cuentas porque esos son los que no se aclaran", dijo el ministro Eduardo Bonomi a Radio Oriental.

Además de la desaparición de la médica ginecóloga Milvena Salomone, hay crímenes sin aclarar que impactaron a la opinión pública como la muerte de Lola Chomnalez ocurrido a principios de este año en Valizas, Rocha. Otro asesinato impune es el del economista y exfuncionario del BID, Alfredo Echegaray, quien fue ultimado en la puerta de su casa en Pocitos el 15 de enero de este año. (Producción: Daniel Rojas)

En la procesión de San Cono rezan por Milvana Salomone.


Miles de personas, que participaban ayer en la procesión a San Cono en Florida, se detuvieron unos minutos frente a la casa de la familia Salomone y luego aplaudieron. Otros devotos rezaron en el lugar para pedir que la médica ginecóloga, Milvana Salomone, apareciera con vida. La procesión siempre pasa frente a la casa de los Salomone. La familia de Milvana es muy conocida en Florida.

El padre de la médica ginecóloga fue fundador de una mutualista de Florida. El hermano y el esposo de la profesional son propietarios de un laboratorio médico. La última vez que se la vio con vida fue a las 17 horas del domingo 17. Milvana cargó nafta en las afueras de Florida y se dirigió a Montevideo a visitar un paciente. La señal del GPS del celular de la médica muestra que se detuvo frente a su casa en Parque Batlle y luego partió otra vez. La señal se apagó en Garibaldi y Bulevar Artigas. La Policía busca a un auto oscuro que siguió a la camioneta de Milvana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)