Policía detuvo a su amigo; estuvieron trabajando en un rancho de Valizas

Crimen de Lola: investigan a un albañil de Montevideo

Un albañil de entre 45 y 50 años, oriundo de Montevideo, es el principal sospechoso de haber dado muerte a Lola Chomnalez en la tarde del domingo 28 de diciembre en el balneario Valizas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lola, minutos después de llegar a Valizas en sábado 27. Al otro día fue asesinada.

Varios testigos afirmaron a investigadores policiales rochenses que lo vieron siguiendo a Lola por la playa en dirección a Aguas Dulces.

El sujeto reparó el techo de un rancho de Valizas el sábado 27 y el domingo 28 y luego desapareció de Valizas.

Cuando se encontraba en Valizas, vestía una remera Hering, bermudas vaquero y zapatillas. Carece de antecedentes penales y reside en las inmediaciones del Palacio Legislativo.

Este individuo, cuyo identikit fue publicado ayer por El País y luego difundido por el Ministerio del Interior, estuvo trabajando en un rancho junto a su propietario, quien fue detenido por la Policía en la tarde del domingo 4. El detenido posee varios ranchos en el balneario rochense y los alquila en la temporada veraniega, dijo a El País una fuente policial.

En tanto, fuentes judiciales afirmaron a El País que el propietario del rancho será interrogado hoy por la jueza suplente de Rocha, Marcela López Moroy, y la fiscal Soledad Barriola si la Policía detiene al principal sospechoso. En caso contrario, el detenido declarará en sede policial y luego será liberado.

En el caso está trabajando un equipo de investigadores de la Policía de Rocha conjuntamente con técnicos de la Unidad de Información de Hechos Violentos, un cuerpo creado hace cuatro meses en la Jefatura de Montevideo.

Según fuentes de la investigación, el móvil de la muerte de Lola podría haber sido un ataque sexual o robo.

Los informes primarios de los médicos forenses descartaron que la joven argentina haya sido violada antes de ser asesinada. Además, su ropa interior estaba intacta, dijo a El País el médico forense de Rocha, Rubén Castro.

La hipótesis de robo también es manejada por la Policía. Aún no se encontró la mochila que llevaba Lola que contenía unos $ 2.500, según testimonio de la madrina de la joven argentina brindado en el Juzgado Penal.

A esta línea de investigación se llegó luego que policías de Rocha lograron ubicar a turistas y lugareños de Valizas que se encontraban en la playa a las 14 horas del domingo 28. Algunos testigos confirmaron los dichos de la madrina, su pareja y el hijo de 14 años de este hombre, que Lola se despidió de ellos y salió a caminar por la playa.

En una primera instancia, integrantes del entorno de la madrina fueron indagados como principales sospechosos de la muerte de la adolescente. El viernes 2, tras quedar en libertad la pareja de la madrina y su hijo de 14 años, la Policía reorientó la investigación hacia las personas que se encontraban en la playa cuando desapareció la joven argentina.

El martes 30, un pescador de Valizas encontró el cuerpo de Lola enterrado en la arena a cuatro kilómetros de Valizas y a dos de Aguas Dulces. El cadáver se hallaba a 200 metros de la rompiente y en una zona de dunas bajas y acacias.

El pescador dijo en la sede policial que encontró el cuerpo siguiendo los pasos dejados por un hombre de rastas. A partir de ese momento también fue considerado sospechoso del crimen porque el lugar donde aparecieron los restos de Lola era casi inaccesible y muy difícil de ubicar a simple vista. Poco después del mediodía del domingo 4, el pescador fue trasladado a pie por la Policía durante 20 metros hasta la puerta del Juzgado. "Soy un chivo expiatorio. Soy un pescador y tengo hijos", dijo con voz temblorosa.

En el Juzgado señaló que lo motivó el espíritu aventurero y por eso salió a buscar a Lola. Agregó que siguió huellas de un pie grande y de otro más pequeño —estimó que los rastros más chicos eran de la adolescente— hasta encontrar el cuerpo. Poco después, el pescador fue liberado por la jueza López.

La Policía todavía no halló la mochila de Lola Chomnalez ni las sandalias que llevaba el día en que fue asesinada sofocada con arena.

En su informe a la jueza López, el médico forense dictaminó que, antes de morir, Lola recibió un golpe en la cabeza —supuestamente un puñetazo— y tenía marcas de puntazos hechos con un cuchillo en su brazo derecho. Antes de matarla, el homicida intentó degollarla con un cuchillo de poco filo. Después optó por tirarla al suelo y sofocarla con arena. El dictamen del médico forense señaló que se encontró arena en las vías aéreas y bronquios de la joven argentina. También hallaron vegetales.

Gustavo Bordes, abogado de la pareja de la madrina de Lola y de su hijo de 14 años, consideró que ese elemento prueba que la adolescente estaba viva al mediodía del domingo 28 como declararon sus defendidos en la sede judicial. (Producción: Eduardo González desde Rocha)

Los principales pasos de la investigación

-Valizas. El domingo 28, tras la denuncia de la madrina de Lola Chomnalez de que la joven había desaparecido, la Policía, la Prefectura y Bomberos comenzaron un rastrillaje en los seis kilómetros de playa que separan Valizas de Aguas Dulces.

-Montevideo. El martes 30, la Policía Científica elaboró un identikit de ese sospechoso. Su estatura es de 1.70/1.75 metros, de complexión muy delgada y cutis trigueño. Su edad es de 45/50 años. Tiene cabellos cortos, ondulados y canosos. Sus ojos son marrones claros y la piel curtida por el sol.

-Rocha. En un principio, los investigadores de la Policía de Rocha apuntaron al entorno familiar de la joven. En la madrugada del jueves 1º, la pareja de la madrina y el adolescente fueron liberados. El caso quedo a fojas cero.

-Castillos. A las 4 de la mañana del viernes 2, dos equipos de la Unidad de Análisis de Hechos Complejos de la Policía de Montevideo llegaron a Castillos y sentaron su base en la Seccional 4º de esa ciudad. Expertos en interrogatorios, los técnicos de dicha unidad especial trabajaron en forma conjunta con la Policía de Rocha en otra línea de investigación. Testigos señalaron que una persona caminaba en actitud sospechosa detrás de Lola por la playa el día de su desaparición.

TESTIMONIOS

“Aún hay nuevas pruebas a analizar”

El ministro interino de Interior, Jorge Vázquez, afirmó ayer que aún restan pruebas técnicas para cotejar, entre ellas las muestras de ADN encontradas debajo de las uñas de la joven Lola Chomnalez. “En realidad todavía se sigue trabajando, hoy (por ayer) volvimos a enviar dos equipos de Policía Científica al lugar, a volver a revisar la escena del hecho y todos los elementos que tuvieron que ver con este acontecimiento”, señaló en una nota publicada en el portal oficial del Ministerio. Enseguida agregó: “Hay elementos de ADN para cotejar y otros elementos técnicos que se están analizando que van a aportar nuevas pruebas para el hecho”.

Vázquez se quejó que la madrina, su pareja y el hijo de este de 14 años no hayan accedido a que se grabaran sus declaraciones en el juzgado y que una semióloga de la Unidad de Análisis de Hechos Complejos de las Jefatura de Montevideo analizara los videos para detectar si mentían o no. “Esto hubiera sido una cosa muy buena porque hubiera aportado elementos a la Justicia, hubiera dado mucha más garantía para aclarar el hecho”, expresó. Agregó que los indagados tienen el derecho a negarse a ser filmados, “pero para ellos hubiera sido una garantía”.

La madrina aportará la “foto de la inocencia”

La defensa de la madrina de Lola Chomnalez y de su esposo presentará en las próximas horas una serie de fotografías que, según los abogados, demostraría la inocencia de la pareja en el crimen de la adolescente argentina de 15 años.

En declaraciones que realizó ayer al canal argentino Todo Noticias (TN), el abogado Gastón Chaves -que junto a su colega Gustavo Bordes representan a la madrina de la joven y a su marido- hizo referencia a una serie de fotografías tomadas en la mañana del domingo “en el balcón de la casa que alquilaban los padrinos, que da hacia el mar, hacia el Este, y el sol uno lo mira y se confirma que es de mañana, porque ilumina parte del balcón. Si se hubiera sacado en la tarde habría sombra. No hay dudas que es sacada en la mañana”.

El abogado también señaló que esa fotografía coincide “con las declaraciones del matrimonio sobre lo que Lola había ingerido, tanto en la noche anterior, sobre las 9 de la noche, como el mediodía del domingo, sobre la 1 de la tarde”.

“Esto es la fotografía de la inocencia”, expresó Chaves. En el mismo sentido, el abogado defensor dijo: “Creo que es para salir a pedir disculpas públicas al matrimonio que ha estado en una picota de varios días bajo sospecha y capaz que víctima de esa creencia de que en este tipo de crímenes el entorno familiar es culpable”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)