APUESTAS

Crece el pozo del "Gordo" para fin de año: $ 125 millones

Quieren colocar el 90% de los 40.000 billetes a la venta.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Frente a una platea colmada, el sorteo se efectuó otra vez en la Zitarrosa. Foto: M. Bonjour

El primer premio del "Gordo" de fin de año creció y este año llegará a los $ 125 millones, cinco millones más que el año anterior, y los billetes costarán exactamente lo mismo: $ 10.000 el entero, $ 1.000 el décimo y $ 200 la apuesta mínima que se realiza en las terminales on-line.

El año pasado la Dirección de Loterías logró colocar el 85% de los cupones que se pusieron a la venta. El director de la repartición, Luis Gama, dijo que el objetivo este año es alcanzar el 90%.

La novedad de esta edición es que se volvió al sistema de poner 40.000 cupones a la venta como en 2013, ya que al año siguiente se bajó a 38.000 lo que incrementó las posibilidades de obtener un premio.

"Nos sugerían aumentar el precio (de la apuesta) y nosotros preferimos mantenerlo. Ahora, la idea es vender más", afirmó.

El sorteo tendrá lugar el viernes 30 de diciembre en la Sala Zitarrosa. Cerrará con la actuación del dúo folklórico Larbanois & Carrero. Una pantalla gigante será instalada fuera de la sala.

Fines benéficos.

"Queremos unir el juego con lo social y cultural. Con el Gordo de fin de año ayudamos a los hospitales, la Secretaría de Deportes y el INAU destinándoles parte de la recaudación", dijo el jerarca.

Durante el lanzamiento del juego, que tuvo lugar ayer, el subdirector del área de Pediatría del Hospital Pereira Rossell, Gabriel Peluffo, explicó las obras que se han realizado con el aporte transferidos por Loterías en años anteriores.

El "Gordo" tiene una gran incidencia en la recaudación de la Dirección de Loterías. De hecho, supera el 50% de todo lo que produce este tipo de juegos a lo largo del año, explicó el director.

Confesiones.

Gama aseguró ayer a El País que "nunca jugó a nada".

"Yo no hago ni un 5 de Oro, ni una jugada de quiniela, nada. Nunca lo hice y no es porque estoy en este lugar. Nunca lo hice. Tampoco lo hice cuando estaba en Casinos del Estado. Mi padre siguió toda su vida un número de Lotería, yo no lo continué", afirmó el funcionario.

Aclaró que su decisión no tiene una razón especial, y de la misma forma que "nunca" se le dio por jugar a la lotería tampoco entró a un casino. "No me entusiasma", dijo.

Gama admitió que tiene varios familiares que juegan a la quiniela o al 5 de Oro pero "ninguno de ellos ganó nunca nada", afirmó a El País el jerarca entre risas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados