Oposición dice que es ilegal no haber llamado a licitación

Cosse alquiló las nuevas oficinas: $ 540 mil al mes

La ministra de Industria, Carolina Cosse, concretó el arrendamiento de un edificio en la peatonal Sarandí de la Ciudad Vieja para instalar las oficinas de la cartera por el que pagará $ 540.000 por mes, durante cinco años, prorrogables.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La sede del Ministerio tiene cuatro plantas y 2.000 metros cuadrados de superficie. Foto: D. Borrelli

El tema surgió en la reunión de la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de Diputados en donde se analizaron los artículos de Industria.

Una de las principales objeciones que la oposición hizo ante Cosse fue que no llamó a licitación pública, sino que "invitó a cotizar" para el arrendamiento mediante un aviso publicado en El País el domingo 19 de abril.

El nacionalista Pablo Abdala le preguntó a la ministra en qué estaba el llamado a ofertas de abril pasado para el arrendamiento de un edificio en la Ciudad Vieja, con un mínimo de cuatro plantas, una superficie al menos de 2.000 metros cuadrados, entre otras características, porque entendía que había "ilegalidades" en el procedimiento.

Desde la delegación del ministerio se le respondió que ya se había firmado el arrendamiento del edificio en la peatonal entre las calles Juan Carlos Gómez y Bartolomé Mitre. Abdala indicó que eso se hizo "fuera del Tocaf" porque "no hubo una licitación".

El Texto Ordenado de Contabilidad y Administración Financiera (Tocaf) establece que para un gasto mensual de $ 540.000 y por cinco años, prorrogables, debe haber un llamado a licitación.

El ministerio ofreció el envío de información a la comisión, y Abdala pidió la remisión del expediente de la contratación.

Rancho aparte.

Abdala le dijo a Cosse que sabe que ella "funciona separadamente" del resto de la estructura del ministerio. Desde hace unos años, el Ministerio de Industria funciona en el edificio de Ancap. Allí están las oficinas del subsecretario Guillermo Moncecchi, la directora general de Secretaría, María Fernanda Cardona, y otros jerarcas, pero no el despacho de Cosse, que trabaja en una oficina del ministerio ubicada detrás del Edificio Ciudadela en la Plaza Independencia.

El lugar de trabajo de Cosse ya generó un problema en la transición entre el gobierno de José Mujica y el actual encabezado por Tabaré Vázquez. En enero de este año, Cosse pretendió mudar la sede del Ministerio de Industria —que actualmente ocupa dos pisos del edificio de Ancap— a la Torre de Antel, según contaron a El País fuentes del Frente Amplio.

Los informantes indicaron que la idea de la ministra era trasladar las oficinas de Industria a dos pisos de la Torre de las Comunicaciones, pero finalmente eso no se concretó por resistencias internas dentro del gobierno en formación.

En junio, el diputado Abdala cursó un pedido de informes a la cartera sobre el arriendo de este edificio que no fue respondido. Allí preguntaba por qué no se siguió el procedimiento de licitación pública o bien el de la licitación abreviada para arrendar el edificio, qué participación tuvieron los servicios del ministerio en el llamado a cotizantes, qué áreas administrativas intervinieron antes y después de recibidas las ofertas y si hubo informes jurídicos al respecto.

De arranque un choque con Astori por cargos.


La gestión de Carolina Cosse en Industria no arrancó bien. En la transición tuvo un encontronazo con Danilo Astori por la designación de varios jerarcas de su confianza en Antel. Finalmente se impuso y Andrés Tolosa, exgerente general, fue nombrado presidente.

SABER MÁS

Cancillería: hasta 15 embajadores políticos.


El Ministerio de Relaciones Exteriores presentó los artículos correspondientes a su presupuesto ante las comisiones de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Representantes. El ministro Rodolfo Nin Novoa indicó que en la actualidad hay un total de doce embajadores políticos, y que su intención es plantear una modificación del Estatuto del Servicio Exterior y en ese marco fijar un tope que las autoridades de la cartera aún no han determinado. Nin adelantó que el propósito es que sea de entre 10 y 15 embajadores políticos para que en el futuro la situación quede clara. Los embajadores itinerantes, en cambio, pasarán a ser cargos de carrera (cinco) en el Servicio Exterior. El ministro informó que en la actualidad solamente hay un embajador itinerante en funciones. En los artículos del Presupuesto de Cancillería, asimismo, hay una partida equivalente a US$ 2,5 millones que será destinada a partir del año próximo al dragado de un tramo del río Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados