Discriminación

Corte falla a favor de activista homosexual

La Suprema Corte de Justicia (SCJ) desestimó el recurso de casación interpuesto por el responsable de un pub de la zona del Buceo condenado en septiembre de 2011 a cinco meses de prisión (con el beneficio de la suspensión condicional de la pena) por obligar a un cliente a abandonar el local.

El hecho ocurrió el 21 de mayo del 2011, cuando la víctima, un activista de iniciales F.F., concurrió al mencionado pub para celebrar el cumpleaños de una amiga. Media hora después de ingresar al mismo, personal de seguridad (por mandato de uno de los dueños) le solicitó que se quitara una caravana que portaba o debía abandonar el local.

En la sentencia de primera instancia, la entonces jueza Graciela Merialdo dijo: "La violencia moral ejercida contra la víctima no resulta atípica como sostiene la defensa, desde que se la obligó a abandonar un local donde estaba invitada a festejar un cumpleaños, por tener puesta una caravana".

El 14 de agosto de 2014, el Tribunal de Apelaciones en lo Penal de 4º Turno confirmó la sentencia de Merialdo. La Corte confirmó el procesamiento del dueño del pub por violencia privada. El artículo 288 del Código Penal establece: "El que usare violencia para obligar a alguno a hacer, tolerar o dejar de hacer alguna cosa, será castigado con tres meses de prisión a tres años de penitenciaría".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados