La protesta provocó colas de 5 kilómetros; denunciaron robos a autos

Cortan y queman cubiertas en los accesos; exigen liberar a 2 presos

Unas 50 personas cortaron ayer totalmente los accesos a Montevideo, a la altura del kilómetro 4 (barrio Capurro), y quemaron neumáticos. Reclamaban la liberación de dos sujetos que fueron remitidos a la cárcel por matar a tiros a un joven y balear a otros tres en un incidente ocurrido el jueves 23 en el barrio Tres Ombúes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El corte total de la ruta a la altura de Capurro duró una hora, según Caminera. Foto: Fernando Ponzetto.

La manifestación comenzó a las 19:00 horas y finalizó una hora más tarde. El Ministerio del Interior ordenó a la Guardia Republicana que desalojara la ruta por la fuerza, ya que están prohibidos por ley cortes totales de vías de tránsito.

Cuando se dirigían al lugar dos dotaciones de grupos de choque, los manifestantes se retiraron tras negociar con efectivos de las seccionales 19a, 24a y Policía Caminera.

La madre de uno de los remitidos trasmitió a los policías que uno de sus hijos fue encarcelado por un homicidio que no cometió, y alegó que otras personas habían confesado la autoría del crimen.

La vocera de Policía Caminera, Jennifer de León, dijo a El País que la manifestación generó una cola de autos de cinco kilómetros de extensión en ambos sentidos de la ruta. "A esa hora hay mucho tránsito de ingreso a Montevideo. Los amigos de lo ajeno aprovecharon estas situaciones. Hubo denuncias al Servicio 911 de intentos de robos", dijo De León.

Varias dotaciones policiales —Guardias Republicana, Unidad de Respuesta de la Policía de Montevideo y Tránsito— comenzaron a patrullar por la columna de autos trancada por los manifestantes luego de recibir información sobre las denuncias a través del Comando Unificado. "Se logró combatir a los delincuentes que se acercaron con intenciones de robo", dijo De León.

Balacera.

A las 19:45 horas del jueves 23, cinco jóvenes carentes de antecedentes penales conversaban en la esquina de Francisco Olivares y Adolfo Rodríguez Mallarini, en el barrio Tres Ombúes. Un individuo baleó a cuatro de los cinco jóvenes. Andrés Mathías San Martín, de 19 años, falleció por los disparos. Otro de los heridos recibió un disparo en la zona lumbar que le perforó el intestino. En tanto, un tercer joven recibió tiros en ambas piernas y el cuarto en un codo.

Investigadores de la Zona IV constataron que la persona que efectuó los disparos junto con un cómplice cuenta con 23 años y registra antecedentes penales por receptación y tráfico interno de armas. El móvil de la balacera fue un enfrentamiento previo entre grupos de jóvenes.

El domingo 26, el juez de 3° Turno, Gustavo Iribarren, procesó con prisión a dos sujetos por un delito de homicidio y lesiones graves en calidad de autor y coautor, respectivamente.

En la sede, ambos detenidos habían sido reconocidos por tres víctimas que habían recibido heridas leves. Al día siguiente, lunes 27, se presentaron en el Juzgado un hermano de uno de los procesados y otra persona, afirmando que eran los autores de la balacera.

El martes 28, después de 12 horas de investigación y diversas actuaciones, el juez Iribarren constató las contradicciones de ambos sujetos sobre hechos claves, como si las víctimas dispararon o no o las vestimentas de las mismas. El magistrado descartó la culpabilidad de los mismos en el homicidio. Ello reafirmó el procesamiento anterior.

Ambos sujetos también fueron remitidos a la cárcel por un delito de encubrimiento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados