se registraron 560 siniestros, hubo 42 fallecidos y decenas de personas heridas

En Corredor Garzón se duplicó cifra de víctimas

Para continuar evaluando las consecuencias negativas provocadas por la construcción del Corredor Garzón, los jueves de cada semana, en el Complejo América, un centenar de vecinos se reúne en una comisión que cuenta con personería jurídica, según dijo su secretaria Gianela Díaz a El País.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los accidentes han dejado en evidencia que en los refugios no hay confort ni seguridad.

Entre los problemas que generan más preocupación se encuentra la siniestralidad. Desde la inauguración de los seis kilómetros del Corredor hubo 560 accidentes de tránsito, de acuerdo a lo que la comisión ha podido documentar; 42 por lo menos han provocado muertes de peatones, motociclistas o automovilistas de variada edad. El último se dio el 14 de febrero.

En comparación con los índices anteriores a la nueva obra, inaugurada el 8 de diciembre de 2012, la cifra se duplicó. Entre las fuentes manejadas están los partes policiales de la seccional 21. Hasta febrero del año pasado se había contabilizado 289 siniestros viales.

"Si bien participa mucha más gente, cerca de 500, en la comisión hay 117 personas que intervienen activamente. Sigue siendo horrible el Corredor, por eso estamos en contacto directo con el señor Campal (director de Movilidad Urbana de la Intendencia de Montevideo), con Primaria, Secundaria y el Municipio G. Pretendemos que Garzón quede como antes; ojalá que cuando cambie la administración se hagan eco de esto, más allá de lo partidario y de quien gane", explicó Gianela Díaz a El País.

En la comisión están presentes comerciantes de diversos ramos, desde modas hasta bares, y también algunos taxistas reclaman para que haya una parada en la propia Terminal Colón, a fin de cubrir servicios de corto alcance en la zona.

"Antes era un lugar de paseo aunque había un tránsito ágil. La Intendencia no hizo ningún estudio de la población, ni del flujo de vehículos y los ómnibus que tomábamos. Cuando comenzamos a hacer públicos los datos de los accidentes, quienes estaban a favor del Corredor decían que mentíamos, pero los datos están y las fotos están, no se puede negar. Es lamentable tener que llegar a eso pero no es posible ocultar la verdad solo porque a algunos les convenga", sostuvo la secretaria de la Comisión.

Entre los correctivos aplicados por la Intendencia, los usuarios de los servicios comparten la eliminación de todos los trasbordos obligatorios, y la restitución de algunas líneas como la del 526 que ha vuelto a pasar por el Complejo América.

Reclamos.

Del intercambio entre los integrantes de la Comisión, surgen carencias como la condición semiabandonada de la Terminal y la escasez de seguridad durante las noches, aunque destacan la instalación de oficinas públicas como la de Identificación Civil. "Hay guardias pero faltaría iluminación, garitas, y un espacio más definido para sentirse mejor".

En el Corredor Garzón todavía no se han colocado refugios en las paradas de los ómnibus interdepartamentales que transitan por fuera de los carriles exclusivos, es decir contra las veredas. La cartelería luminosa de los refugios centrales que informaba sobre líneas y recorridos de los ómnibus, y hace tiempo fue afectada por el vandalismo, no ha sido repuesta.

Si bien desde la Intendencia se informó que llegó a equipararse los tiempos de los viajes con los anteriores a la millonaria obra que superó los 40 millones de dólares (incluida la Terminal), quienes usan el transporte público a diario dicen que el traslado desde Camino Colman hasta el Centro dura media hora más.

También se critica el diseño de los cruces y la falta de espacio y accesibilidad en las paradas centrales.

En este período de campaña a nivel departamental para las elecciones del 10 de mayo, la Comisión de Vecinos ha procurado entrevistas con candidatos de todos los partidos políticos.

"Hablamos con los de la Concertación e invitamos por carta también a los del Frente Amplio pero hasta ahora sin éxito. La única persona que nos ha dado respuesta dentro del oficialismo ha sido el señor Campal. De la oposición nos contactamos con Garcé y con Novick y ellos están de acuerdo con que el Corredor está mal hecho y se debe buscar una solución. El señor Garcé nos presentó un proyecto para restaurar Garzón y dejarla como estaba antes, sin gastar más dinero", reseñó Gianela Díaz.

En busca de la marcha atrás.


En entrevista con El País, la intendenta de Montevideo, Ana Olivera, declaró que la obra del Corredor Garzón es la "de mayor autocrítica pública", puesto que "no cubrió ni de lejos las expectativas que teníamos". Según ella: "cuando uno hace algo pensando que va a favorecer y sale lo contrario, tiene que decir ´nos equivocamos´. No hay justificativo de ningún tipo´". Entre los errores detalló que el software de los semáforos no dio resultado y que el transporte suburbano no pudo ser integrado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados