Negociación comienza el lunes pero condiciones de Vázquez generan malhumor

Coparticipación en la cuerda floja

A 45 días de haber ganado las elecciones, el presidente electo Tabaré Vázquez iniciará el próximo lunes el diálogo con los líderes de la oposición para negociar su participación en la gestión de las empresas públicas y otros organismos con excepción de ASSE, Codicen y BPS, donde ya se resolvió que los únicos directores serán oficialistas y representantes de sectores sociales.

Sin embargo, las condiciones de Vázquez para un gobierno de coparticipación a nivel de organismos parecen conducir al primer choque del gobierno electo con la oposición. Váz-quez exigirá una participación activa en la gestión, honesta y alineada con los cometidos del programa del Frente Amplio. La oposición, en cambio, entiende que esos cargos tienen el objetivo de ejercer un control político de la gestión y considera "muy equivocado" el que haya sido excluida del Codicen cuando en la campaña se prometieron políticas de Estado para la educación.

El futuro mandatario decidió que ya no habrá representantes de la oposición en los organismos sociales antes mencionados y que en los entes con cinco directores la delegación no oficialista pasará de dos a un integrante. Ya en su primer gobierno Vázquez había resuelto gobernar solo con su fuerza política luego de que fracasaran las negociaciones con la oposición. En la actual administración de José Mujica hubo acuerdos que le permitieron a blancos, colorados e independientes compartir la gestión. Mujica dijo que no hubo tanta coparticipación "en cuarenta años". En julio de 2012 el líder de Vamos Uruguay, Pedro Bordaberry, hizo renunciar a sus dirigentes porque Mujica cuestionó la labor de la oposición en el gobierno y dijo con sorna que no les pedía el cargo para no dejarlos "desempleados".

Negociaciones de este tipo, pese a que se realizan al más alto nivel, durante décadas han sido vistas como un simple reparto de la torta bajo la premisa de que los cargos son el premio consuelo para políticos que fracasaron en las urnas.

Vázquez pedirá a la oposición "compromiso" con el rumbo del gobierno, al tiempo que a través de sus allegados hizo ver que tiene una evaluación muy crítica de su desempeño en el actual gobierno. Comparte con Mujica el calificar tal vinculación como "inmadura". También alude a que en los organismos como BPS, Codicen y Asse el control de los representantes sociales es suficiente. La enorme mayoría de esos representantes son votantes del Frente Amplio. Uno de ellos era Alfredo Silva, delegado de los trabajadores en el directorio de ASSE y procesado por hechos de corrupción el año pasado. Desde el FA también se ha dicho que para el contralor están los organismos especializados como el Tribunal de Cuentas, aunque el Antel Arena dejó claro que sus observaciones de poco valen cuando la decisión política está tomada.

La oposición, en tanto, reivindica su derecho a participar de la gestión para ejercer un "control político" que, aseguran, es "irremplazable" y forma parte de una "tradición histórica" que solo se interrumpió en el primer gobierno del Frente Amplio.

Sin embargo, durante este gobierno hubo experiencias de todo tipo. Un caso es el del integrante colorado del directorio de Antel, Carlos Guariglia, a quien, dicen fuentes del organismo, el oficialismo ignoraba permanentemente y con quien las reuniones de directorio duraban un suspiro porque no había discusión y todo llegaba digerido. En el Banco República, en cambio, el exdirector, también colorado, Fernando Scrigna, suele recordar que apenas ingresó a la institución su presidente Fernando Calloia le trajo todas las carpetas que necesitaba para ejercer el cargo y se puso a su disposición. Lo mismo dice el director blanco en UTE, Luis Eduardo Pereira.

Quedar fuera de los organismos tiene costos. La información a la que accede la oposición a través de sus representantes le permite, en aras de ese control político, fundamentar llamados a comisión o interpelaciones. Esto también molesta al oficialismo que de antemano sabe que compartir información delicada puede convertirse en un boomerang dado que se utilizará con fines políticos partidarios cuando sea necesario.

"Lo peor es el director que se enamora del sillón", dijo a El País un alto dirigente de la oposición. Aludía al dirigente que es elegido para que controle pero que por comodidad se convierte en uno más. Los viajes, la flexibilidad del horario, las faltas, etc., le quitan autoridad para denunciar o manifestar sus discrepancias públicamente. Se recuerda en el Frente el caso de un director que solo se lo veía una vez a la semana en las reuniones de directorio o el del representante blanco en AFE que debió renunciar por utilizar dineros del ente para comer en el restaurante de su señora. Como ejemplo de lo contrario a nivel político se suele mencionar el caso del representante blanco en el Codicen, Daniel Corbo. Promovió el Promejora, resistido por los sindicatos pero respaldado por el oficialismo y, en general, acompañó la gestión de la mayoría.

Las condiciones de Vázquez han generado malhumor en la oposición y hay quienes entienden que se debería rechazar los cargos. También despierta sospechas la forma en que serán ofrecido los puestos: un número determinado para que la oposición en su conjunto haga el reparto y acuerde las designaciones. "Es como tirar las achuras en el chiquero", dijo otro dirigente consultado por El País. El lunes comenzará una difícil negociación.

Coya en Ancap y Machado en OSE

El presidente electo, Tabaré Vázquez, optó por mantener a la mayoría de los presidentes de las empresas públicas, tal como había anunciado el futuro vicepresidente Raúl Sendic. Al frente de Ancap continuará José Coya, en OSE seguirá Milton Machado y en el BPS será presidente Héctor Galli, quien durante el primer gobierno del Frente fue vicepresidente del organismo. Los otros directores del banco serán Gabriel Lagomarsino, Rosario Oiz y Aníbal Blanco.

En UTE continuará el actual presidente, Gonzalo Casaravilla y será reemplazado Germán Riet (Vertiente Artiguista).

En tanto, la presidencia de Antel aún está en duda debido a diferencias de criterios expresadas en el cónclave de Suárez, del que participaron el primer mandatario José Mujica, la presidenta del Frente Amplio Mónica Xavier, el vicepresidente Danilo Astori y Sendic. La presidenta de Antel y futura ministra de Industria propuso al exgerente general del ente, Horacio Andrés Tolosa para el cargo; aunque también se manejaba el nombre del actual ministro Roberto Kreimerman para ese puesto.

En el Inau y AFE habrá cambios de autoridades confirmaron a El País fuentes del gobierno electo, los mismos serán anunciados por el gobierno electo el próximo lunes en conferencia de prensa.

Cargos.

Vázquez negociará con los líderes de la oposición una veintena de cargos, pero solo se les dará un lugar por ente. Los partidos con representación parlamentaria tendrán delegados en los diferentes bancos (BHU, BPS, BROU, BCU y BSE), OSE, Ancap, UTE, Inau, AFE, Pluna ente y las comisiones del Río Uruguay (CARU) y del Río de la Plata (CARP), la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) y el Sodre.

La presidenta del Frente Amplio, Mónica Xavier, confirmó ayer a radio Sarandí que el futuro gobierno no asignará a qué organismo irán los diferentes partidos políticos ni ofrecerá cargos específicos; sino que será la oposición la que definirá "cómo efectiviza su representación".

Respecto a los directores sociales, el gobierno electo pretende que las organizaciones sociales a las que representen asuman la responsabilidad en la gestión. Fuentes del gobierno electo aseguraron que se seguirá su actuación con "mucha atención" pare evitar casos como el de Alfredo Silva.

LUIS PEREIRA

"No estoy en UTE atornillado al sillón"

El director blanco en UTE, Luis Eduardo Pereira, dijo a El País que durante su gestión apoyó la gran mayoría de las decisiones que se tomaron por parte de los integrantes del oficialismo en el directorio. "Sería un ingrato si dijera que no se me trató con respeto o que no se me escuchó", dijo Pereira a El País. "Hemos tenido la fortuna de estar en un organismo que ha hecho mucho por el país y cuyas cuentas se manejan con mucho criterio", comentó. Para Pereira es importante la presencia opositora en los directorios de los entes. "Yo no estoy atornillado al sillón en UTE. Si me tengo que ir me iré, es una decisión que tomará el partido. Pero es importante la presencia de la oposición porque la mitad del país que no es oficialista tiene que tener voz", señaló.

Otros directores consultados por El País prefirieron no emitir opinión y esperar a que el lunes sus líderes partidarios se reúnan con el gobierno electo para conocer la oferta de cargos.

Vázquez recibe el lunes a la oposición

El presidente electo, Tabaré Vázquez, recibirá el lunes 19 de enero a los representantes de los partidos políticos de oposición para negociar su participación en entes y organismos descentralizados.

A la hora 9 recibirá en el hotel Four Points a quien fuera su contrincante en el balotaje, el senador electo Luis Lacalle Pou.

A la hora 10 se reunirá con el secretario general del Partido Colorado, Germán Cardoso.

Una hora más tarde se entrevistará con el presidente del Partido Independiente, Pablo Mieres y a las 12 mantendrá una reunión con la dirección de Asamblea Popular.

Vázquez pretende terminar de integrar los entes antes de que finalice el mes de enero, según trasmitió a la prensa en la última reunión de gabinete realizada el lunes 12.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)