CONFLICTO

Coordinan con Interior para garantizar salida de camiones con combustible

Desde el Ministerio de Industrias informaron que Ancap coordina con el Ministerio del Interior para que los camiones cargados de combustible puedan salir de las plantas. Seguirán"verificando el abastecimiento a los servicios más importantes", como lo anunció la presidenta de Ancap.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Conferencia de prensa de autoridades de Ancap. Foto: Lucía Baldomir.

La presidenta de Ancap, Marta Jara, informó esta mañana en conferencia de prensa que un 25% de las estaciones de servicio de todo el país tienen combustible, por lo que pueden responder.

"Los servicios esenciales se garantizan con una reserva especial. La propia Unvenu (Unión de Vendedores de Nafta) informó que eso no está dentro de la medida", señaló la jerarca.

Jara manifestó que Ancap "va a fiscalizar la provisión del servicio y si alguna estación no está cumpliendo lo comprometido contractualmente", aunque dijo que aún no se maneja la posibilidad de recurrir a la esencialidad.

La presidenta del ente comunicó que "si la ciudadanía quiere denunciar alguna irregularidad" respecto al suministro de combustible, puede llamar al teléfono 08008773.

Las estaciones que integran la red de Ancap, que tienen un convenio con Ducsa pueden recibir multas equivalentes al 1% de la bonificación diaria, mientras que para el resto existen contratos con las distribuidoras.

"En Uruguay el ingreso por litro para las estaciones es muy superior a la región, un 35 o 40% más que en Brasil y mas del doble que en Argentina", indicó, al tiempo que consideró correcto que "que los empresarios ganen dinero, pero no que el Estado garantice una rentabilidad desproporcionada".

Luego, manifestó decisión de continuar con los cambios y en la paramétrica es "firme".El Estado pretende ahorrar unos US$ 36 millones con esta medida. "No vamos a cambiar el modelo en sí (...) No es trasladar el costo a un margen y como cualquier negocio (las estaciones de servicio) tiene que ajustarse al margen existente", indicó.

La jerarca informó que el pasado viernes hubo "una demanda extraordinaria" y se vendió un 50% más combustible que en días normales.

"La medida es no despachar pero no que no llegue (combustible). Ancap va a distribuir. De hecho hoy hay pedidos por 8.000 metros cúbicos", contó Jara.

A pesar del paro, los vendedores de nafta abastecen a los servicios de emergencia como ambulancias, Ejército, Policía y Bomberos.

El subsecretario de Industrias,Guillermo Moncecchi, habló del tema también esta mañana, pero en conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros.

"Vamos a estar inspeccionando, verificando el abastecimiento a los servicios más importantes y que se pueda salir de las platas sin problemas. Estamos coordinando con el ministerio del Interior para que se garantice la salida de las platas", dijo Moncecchi.

El conflicto

La medida de protesta de los propietarios de estaciones de servicio comenzó hoy y continuará mañana. El gerente de la Unvenu, Federico de Castro, dijo a El País que se espera el acatamiento de más del 80% de las estaciones de servicio del país, y advirtió que es "probable" que las estaciones que se vean perjudicadas por el cambio en las "bonificaciones" de algunas estaciones deban avanzar hacia el autoservicio.

El gobierno, a través de la ministra de Industria, Carolina Cosse, y la presidenta de Ancap, anunció un nuevo sistema para la distribución de combustible que baja un 38% de lo que reciben un tercio de las estaciones por el combustible que venden. Las afectadas por la medida son las que más venden.

El ente estatal, por su parte, emitió un duro comunicado al caer la tarde de ayer en el que señala que la medida de los empresarios "intenta distorsionar el abastecimiento de combustible afectando a la población en su conjunto, tomándola como rehén de sus intereses". Señala también que "en los últimos días se ha producido un récord de ventas respondiendo a la demanda extraordinaria frente a la medida anunciada por Unvenu".

Ancap reitera que cuenta con el combustible necesario para reabastecer a todas las estaciones de servicio de forma inmediata, si fuera necesario. También reafirma "la necesidad de llevar adelante los cambios que viene impulsando para mejorar la gestión, y reitera su permanente vocación de diálogo".

Fernando Pereira, presidente del Pit-Cnt, comentó a El País con respecto a la medida de protesta que "si lo hiciéramos los integrantes del movimiento sindical estaríamos en un escándalo".

"Hay un conjunto de servicios que se van a ver afectados por la falta de combustible, de eso no hay ninguna duda. A los trabajadores naturalmente que les van a tener que pagar el jornal, pero ellos reciben otras cuestiones por estar en el trabajo, que las pierden", dijo Pereira, aludiendo a las propinas.

De Castro, mientras tanto, explicó que en las estaciones de más movimiento, el costo salarial representa entre el 50% y el 60% de los pagos que reciben. En aquellas con más movimiento en la capital hay a veces más de 40 empleados. De Castro insistió en que "estamos dispuestos a dialogar si nos convocan".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados