Se destinará más patrullas a los barrios con mayor delito

Control a policías que custodien "zonas rojas"

El Ministerio del Interior identificará las diez zonas más "calientes" de Montevideo y fiscalizará que las patrullas destinadas a custodiarlas efectivamente cumplan con la tarea. Este sistema se enmarca en el nuevo método de patrullaje y el sistema de vigilancia El Guardián.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Interior busca con El Guardián acortar la brecha tecnológica entre delincuentes y las autoridades.

La cartera anunció el miércoles el nuevo sistema de patrullaje que comenzó a funcionar desde ese día en Montevideo. Lo central de la reforma implica que se identificarán las zonas con mayor presencia de delito y se destinará mayor cantidad de personal para prevenirlo.

Para este cometido se adquirió un nuevo software, Predpol, que permitirá analizar los datos delictivos geolocalizados y determinar los diez puntos de mayor probabilidad de ocurrencia delictiva.

Una fuente del Ministerio explicó a El País que las áreas críticas y puntos calientes se van a determinar de dos maneras: la mitad de la ciudad va a utilizar un nuevo sistema adquirido por el Ministerio y la otra mitad va a utilizar los puntos calientes definidos por una Unidad de Análisis Criminal.

Control a Policías.

Otro software llamado Quick View "permitirá el monitoreo del patrullaje en las zonas calientes", explicó la fuente.

"El Click View va a servir para determinar cuánto tiempo estuvo un patrullero en una emergencia, en un accidente de tránsito, cuánto tiempo estuvo en el área crítica donde tenía que estar", agregó.

El objetivo es realizar "un diagnóstico muy fino de la emergencia, tomando las trazas de GPS de las radios para geolocalizar los vehículos".

Esta herramienta, además, permitirá controlar que los compromisos de gestión que asumió el Ministerio del Interior efectivamente se cumplan. Entre estos se encuentra el destinar el 30% del tiempo libre —sin ningún incidente— de los patrulleros para recorrer las zonas difíciles de la capital.

El cumplimiento de estos objetivos y su constatación implican una contrapartida económica.

Otros compromisos de gestión que rigieron en 2014, por ejemplo, implican que los responsables de las Jefaturas de Montevideo y Canelones cobrarán una partida adicional si duplican el personal asignado a tareas de patrullaje y reducen de 14 a 10 minutos en Montevideo el tiempo de respuesta para las emergencias.

Los Compromisos de Gestión con pagos adicionales por su cumplimiento rigen desde 2013, cuando se fijaron 28 metas. En 2014 fueron 18 e incluyeron nuevos desafíos.

Este "compromiso con la gestión", según el ministro Eduardo Bonomi, diseña una nueva escala salarial en la que el grueso de la remuneración debe reflejar el nivel de complejidad de la tarea y el nivel de responsabilidad asociado a ella.

Mismos medios.

Fuentes de la Jefatura de Policía de Montevideo agregaron a El País que el nuevo plan de patrullaje consiste, básicamente, en una readecuación de los medios que ya existen de acuerdo con los niveles de denuncias que se tengan en cada zona con presencia de delito.

"Vamos a trabajar con las mismas unidades y adentro de la misma estructura", dijo la fuente del Ministerio del Interior.

Durante la presentación, que fue cerrada a la prensa, se explicó que el patrullaje preventivo se realizará en conexión con los sistemas de información adquiridos, que van desde la videovigilancia, los sistemas Tetra (comunicaciones internas) Predpol, SGSP, SSIV, que permiten desplazar las unidades según la información registrada en los mapas georreferenciados y los otros sistemas.

Durante la presentación cerrada a la prensa se capacitó a todos los Jefes de las seccionales de Montevideo así como a los de las Jefaturas Operacionales.

Este plan será monitoreado desde el Área de Gestión y Seguimiento Presupuestal. De acuerdo a los resultados se extenderá más adelante a Canelones.

Un sistema complejo de vigilancia

n El nuevo software llamado El Guardián incluye varias herramientas de monitoreo de comunicaciones. La más polémica es la que permite hacer un seguimiento de las interacciones telefónicas y mediante correo electrónico y redes sociales. Con previa autorización judicial, el Ministerio del Interior podrá acceder a los contenidos de las conversaciones privadas de las personas, para recabar pruebas sobre presuntos delitos. La cartera se negó a brindar mayores detalles.

Oposición cuestiona seguridad de El Guardián

La oposición cuestionó duramente la utilización de "El Guardián", una herramienta de vigilancia telefónica, de correos y redes sociales. La herramienta será utilizada por el Ministerio del Interior y el Poder Judicial en caso de requerirse en el marco de una investigación.

El diputado nacionalista Jaime Trobo, quien convocó al ministro Eduardo Bonomi al Parlamento en 2013 por este tema, reclamó que se den todas las garantías necesarias para que esta herramienta no sea mal utilizada. "Nosotros no conocemos el protocolo que se va a utilizar", dijo el diputado. En 2013, cuando se conoció la compra secreta de El Guardián por parte del Ministerio del Interior, Bonomi se negó a dar detalles de su alcance. Trobo dijo que espera volver a tratar el tema en la Comisión de Seguridad y Convivencia que llevará propuesta por el Frente Amplio.

El senador nacionalista Javier García se preguntó en Twitter "¿Quién garantiza que las escuchas no se hagan incluso cuando no hay una orden judicial?". Y el diputado colorado José Amorín Batlle calificó a la herramienta de "Gran Hermano".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)