SE DISCUTE EN OTROS TÉRMINOS

Más control binacional a las aguas del río Uruguay

Incorporan ocho puntos más en un plan piloto de 6 meses.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ministros de Medio Ambiente de Uruguay y Argentina se reunieron en Paysandú. Foto: Presidencia

La Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) se reunió en Paysandú el martes con la presencia de los ministros de Medio Ambiente de Uruguay y Argentina, Eneida de León y Sergio Bergman respectivamente, y decidió reforzar el monitoreo del curso fluvial incorporando ocho nuevos puntos donde se realizarán controles de la calidad del agua.

El análisis adicional se realizará durante seis meses y luego será evaluado por el Comité Científico binacional que hace el seguimiento de los efluentes de la planta de fabricación de celulosa de UPM en Fray Bentos.

Se trata de puntos considerados estratégicos como la desembocadura del río Cuareim en el río Uruguay, las cercanías de la represa de Salto Grande y la zona conocida como Punta del Arenal, informó a El País el presidente de la delegación uruguaya en el organismo binacional, Gastón Silberman.

Se dará prioridad al tramo medio del río, explicó. Y se continuará con el control de 32 puntos en las cercanías de la planta de UPM en Fray Bentos. Estos puntos van desde Nuevo Berlín en Río Negro hasta el balneario de Las Cañas, en el mismo departamento. Cubren unos 30 kilómetros del río Uruguay y abarcan la desembocadura del río Gualeguaychú.

También hay interés en controlar la calidad del agua en el tramo brasileño del río Uruguay aunque por ahora es algo que está planteado nada más que como una meta, señaló Silberman.

Es probable que se disminuya la cantidad de puntos monitoreados en el área del departamento de Río Negro mencionada porque se considera exagerada y su control "tiene costos muy importantes", dijo el funcionario.

Se está ampliando el laboratorio que realiza los análisis del agua y está previsto construir uno nuevo para reforzar sus estudios.

Silberman señaló que "se habló sobre el futuro, sobre nuevos parámetros y sobre la actualización del digesto del río Uruguay", cuyo tramo compartido entre Argentina y Uruguay tiene unos 500 kilómetros de extensión.

Al final, Bergman hizo un balance positivo de la reunión con su colega. "Hoy es un día histórico y de celebración porque los equipos técnicos han logrado reiniciar un monitoreo como corresponde, que ya no es por los conflictos sino por la responsabilidad compartida de cuidar nuestro río", dijo Bergman. Agregó que es fundamental restablecer un clima de diálogo y encuentro "que no cancela nuestras diferencias que, como rioplatenses van a ser acaloradas, pero tienen que ser civilizadas, constructivas y proactivas". Bergman dejó entrever que quiere que su país sea consultado y que se lo tenga al tanto del proceso de instalación de una segunda planta de UPM en el entendido de que sus efluentes terminarían en el río binacional.

El diario argentino La Nación informó que no se descartó que en el futuro la CARU tome las facultades de poder de policía para llevar adelante las tareas de control y mantenimiento ambiental del río Uruguay. También se evalúa la posibilidad de que haya un laboratorio binacional que realice las muestras del agua que hoy efectúan por separado Argentina y Uruguay con el aporte de un laboratorio de Canadá. El muestreo científico de estos laboratorios fue el que determinó que existe contaminación ambiental en ambos lados del río internacional.

Intercambio ríspido no pasó a mayores.

El diario argentino La Nación informó que los ministros de Medio Ambiente de Argentina y Uruguay, Sergio Bergman y Eneida de León, respectivamente, protagonizaron un intercambio ríspido de opiniones alrededor del informe ambiental de la CARU que reveló niveles de contaminación en ambas márgenes de las costas del río Uruguay. Bergman planteó abiertamente que "es necesario resolver la agresión visual que da miedo y que genera controversia, como es la planta de UPM". La respuesta de Uruguay no se hizo esperar. La ministra De León admitió que la pastera UPM puede generar "sensibilidad visual", pero también señaló que "hay hechos irreversibles" de contaminación en la rivera argentina del río Uruguay que "también afectan" a la población.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados