MALDONADO

Contrató a un detective privado tras millonario robo en Punta del Este

Robaron joyas valuadas en medio millón de dólaresy dinero en efectivo. La dueña de la chacra contrató a un detective privado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Algunas son reducidas en Uruguay, pero la gran mayoría van a Argentina. Foto. Archivo

Un detective privado fue contratado en Punta del Este por una aristócrata europea para recuperar un conjunto de alhajas que le fueron robadas y cuyo costo alcanza el medio millón de dólares.

Para la damnificada las joyas tienen un valor afectivo que supera con creces al monetario que se maneja en el mercado de alhajas.

Además de las joyas, el delincuente robó dinero en efectivo destinado al bono que cada fin de año cobran los empleados de la mujer.

Otra suma, unos siete mil dólares, estaba destinado a una organización no gubernamental de apoyo a las personas discapacitadas visuales.

La propietaria entregó en Navidad 700 dólares a cada uno de sus empleados y tenía previsto dar otros 1000 dólares por Año Nuevo.

El robo de las alhajas ocurrió entre las 21 y las 22:30 horas del pasado 31 de diciembre en el dormitorio de la aristócrata en su chacra ubicada en los alrededores de Laguna del Sauce.

“Si sabes algo que nos puede ayudar, comunícate con Carlos, celular 099 915 231. Tu información e identidad serán mantenidas en absoluta reserva”, sostuvo un aviso publicado el domingo en El País.

El robo ocurrió mientras parte del personal de la chacra se encontraba compartiendo un asado a unos 80 metros del cuarto de la propietaria.

Carlos Dos Santos, el detective privado, dijo a la emisora Fm Gente que se trata de un robo cometido por un solo delincuente que de forma previa recolectó información para el golpe.

“Entró por una ventana de la casa principal que no tiene reja porque a la familia le gusta no tener rejas. No puede ser que a una chacra haya que ponerle rejas. Esa ventana estaba abierta. Es una ventana que se abre desde adentro, lo que es sospechoso. No hubo forzamiento”; explicó Dos Santos.

"El ladrón ingresó al cuarto de la propietaria con las herramientas necesarias para abrir la caja fuerte. El sensor volumétrico detectó la presencia del delincuente en el dormitorio cuando éste se retiraba del mismo. No antes. El ladrón estuvo alrededor de cincuenta minutos trabajando para destripar la caja fuerte. Empero, la respuesta de la empresa de seguridad ubicó el robo en una casa vecina, no en el lugar del hecho", aseguró Dos Santos.

“La alarma lo detectó cuando se fue. No cuando entró. Un delincuente que entra a robar y ve un sensor funcionando no se queda cincuenta minutos trabajando. Es obvio. La alarma se disparó cuando el ladrón dejó el lugar luego de trabajar durante casi una hora”, explicó el detective.

“Esto es algo digitado. La persona fue informada. El ladrón entró a la casa tiene poca experiencia porque se desempeñó como si fuera un albañil. No un ladrón experto en cajas fuertes. Alguien dio información a esa persona”, agregó. Y dijo que "la persona que entró sabía que en la otra parte de la chacra estaban los empleados compartiendo un asado. Por eso entró por el otro lado”.

“Yo le pido a esa persona que filtró la información que lo diga. Que me mande un mensaje, un whatsapp, un mensaje o lo que sea. Quiero aclarar esto porque acá hay mucha gente preocupada”, expresó.

“Esa casa estaba sola. Estaba la ventana. Nadie rompió nada. No se forzó ninguna ventana porque la que entraron estaba abierta. ¿Fue fortuito? Hay personas que no sabían que esa ventana estaba abierta.
Otros si lo sabían. Voy al punto que la información fue aportada para cometer el robo. Me llama la atención lo que pasó con los sensores de la alarma. La empresa de seguridad fue a otra casa del lugar. A otra casa que no tenía nada que ver. Esto figura en los registros de la empresa de seguridad”; añadió.

“Acá se pagó a una empresa que al final no hizo su trabajo”, dijo.

E indicó que "es una familia única que regala premios a sus empleados por Navidad y da otro dinero en Año Nuevo. No es algo de todos los días. Para mí el detonante de este caso es el dinero que estaba guardado en la caja fuerte. Es el dinero que estaba destinado a los empleados del lugar. Y otra suma para el Instituto del Ciego”.

“Este caso no debería tomarlo desde el punto de vista personal porque es algo profesional. Pero me da rabia que una familia tan generosa pase por este tipo de situaciones. Quiero saber que pasó. Por eso quiero que el que tenga información clave reciba una recompensa”, afirmó.

“Es una señora muy bondadosa. Me da un poco de enojo porque ayuda a todo el que lo necesita”; dijo el detective.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados