Inn content para hospital británico

Consejos para disfrutar las fiestas y vacaciones sin inconvenientes

el Servicio de Emergencia del Hospital Británico realiza una serie de recomendaciones para disfrutar de las fiestas y del verano sin imprevistos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Algunas medidas básicas previenen los accidentes por mala manipulación de fuegos artificiales.

Los fuegos artificiales dan color a las fiestas, pero su uso irresponsable aumenta la posibilidad de lastimar o producir lesiones.

Por eso, su almacenamiento debe ser en un lugar fresco y seco; nunca cerca de fuentes de calor ni en los bolsillos. Estos deben ser encendidos y manipulados únicamente por adultos, y antes de encenderlos se recomienda leer detenidamente todas las instrucciones y advertencias que vienen en la etiqueta de cada producto, y asegurarse de que cuenta con la autorización del Servicio de Materiales y Armamento del Ejército.

Es importante buscar siempre áreas exteriores y despejadas, lejos de sectores con peligros de combustión y zonas arboladas, y evitar encenderlos durante la presencia de vientos. A la hora de usarlos, siempre hay que colocarlos en una superficie lisa, estable y plana para asegurar su estabilidad y nunca apuntar o disparar cualquier tipo de fuego artificial a personas o propiedades. Tampoco se aconseja introducir bombas o petardos en latas, botellas o envases.

Una vez encendidos, es importante mantenerse a una distancia segura y apartada de la zona de disparo. Y sobretodo, bajo ningún concepto colocar la cabeza u otra parte del cuerpo sobre cualquier producto pirotécnico. También se recomienda contar con un balde con agua, una manguera o un extinguidor de incendios para situaciones de emergencia.

Uno de los principales errores es volver a encender fuegos artificiales después de que no han funcionado en el primer intento, o utilizar alcohol para encenderlos. Si un fuego artificial no enciende no hay que intentar de nuevo sino esperar por lo menos cinco minutos y entonces rociarlo con agua antes de desecharlo.

Hay que tener en cuenta que los ruidos asustan a los animales domésticos y de campo, y por eso es importante mantener a estos dentro de la casa o en sitios alejados.

El calor y el sol

Para evitar los efectos del calor es importante beber agua y líquidos con frecuencia —aunque no sienta sed— y aumentar el consumo de frutas y verduras. Se aconseja disminuir la actividad física habitual y evitar realizarla en horarios de mayor temperatura (10 a 17:00 horas). De esta forma se disminuyen los riesgos del llamado “golpe de calor”.

Se recomienda evitar la exposición solar en horas centrales del día (11-17:00 horas) y utilizar un protector de factor solar elevado. Estos deben aplicarse al menos 30 minutos previos a la exposición solar. Una vez en la playa, antes de bañarse es fundamental conocer la profundidad y el fondo del agua antes de zambullirse, y respetar el significado de las banderas y las zonas de prohibición para baños.

Las picaduras de aguaviva también son un problema en esta época del año, por lo que ante un accidente por contacto con medusas hay que limpiar la zona con agua salada sin frotar la piel ni aplicar frío local. Si el dolor es intenso, se aconseja consultar al centro de referencia más cercano. Lo mismo ante una mordedura de serpientes, arácnidos o escorpiones. Hay que lavar intensamente la herida de piel y consultar a la mayor brevedad al centro de salud más cercano, sin realizar torniquetes ni otras medidas sobre la herida.

Si bien no hay que pensar en negativo, nunca está de más tomar ciertas precaucionase para evitar un mal momento. !Feliz año!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados