El intendente de Cerro Largo dice que está condicionado

Un conflicto por dos despidos provoca faltante de supergás

El paro del Sindicato Único de Trabajadores del supergás (SUTS), que incluye el bloqueo del acceso a las plantas de Riogas, Acodike y Megal, desabastecerá de garrafas a todo el país.

El conflicto se generó como consecuencia del despido de dos empleados que cumplían tareas como "fiscales en la Distribuidora Uruguaya de Combustibles S.A. (Ducsa).

Raúl Ferrando, integrante de la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys), dijo a El País que "los representantes de la empresa Ducsa desconocieron un acuerdo tripartito en el Ministerio de Trabajo".

Los trabajadores despedidos reclamaban que "se les pague según la tarea que estaban desarrollando, el Ministerio de Trabajo avaló el reclamo pero Ducsa los despidió para no pagarles la diferencia salarial", dijo Ferrando.

Por su parte, Ducsa dio su versión a través de un comunicado que ayer hizo público. "Acerca de la desvinculación de dos auxiliares de operaciones del área Logística, la empresa aclara que el cese de la vinculación laboral de los colaboradores obedeció a cambios tecnológicos de la empresa envasadora (Gas Uruguay S.A.) y ha estado precedida de muchos meses de negociación para facilitar la continuidad del vínculo de trabajo, sin que ello fuese posible", explicó.

En Montevideo, hasta la hora doce de ayer quedaban garrafas de supergás que solamente podían ser vendidas al público si los usuarios iban a los puntos de venta. Ayer los call center tampoco funcionaron. Anoche, según indicaron a El País desde las diferentes empresas, "no quedaba prácticamente nada".

En tanto, para el interior del país hoy será un día clave. Si el conflicto se soluciona en las próximas horas podría haber demoras en las entregas de garrafas; en caso de que no se llegue a un acuerdo entre las partes el faltante de garrafas comenzará a sentirse.

"En capital ya no contamos con reparto, y el interior ya está muy castigado. El desabastecimiento es casi total, quedan muy pocas garrafas", aseguró a El País Alberto Puig, Jefe de Marketing y Comunicación de Acodike.

Desde otras empresas han dicho a El País que por más que el conflicto sea destrabado, "las garrafas van a demorar por lo menos 24 horas en volver a los hogares".

Ayer por la tarde delegados de Fuecys y del SUTS mantuvieron una reunión con el secretario general del Pit-Cnt, Marcelo Abdala, y con Gabriel Molina, integrante del secretariado de la central sindical.

Allí, ambos se comprometieron a mantener diálogo con el presidente de Ancap, José Coya.

Fuentes vinculadas a las negociaciones indicaron a El País que "Coya sigue firme en su postura y que no va a reintegrar a nadie".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)