Bonomi y Guarteche

Confirman vínculo de "barras" con delitos

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, y el director nacional de Policía, Julio Guarteche, confirmaron ayer las investigaciones en torno a delitos vinculados a una lucha de poder en la interna de la barra brava de Peñarol, aunque aclararon que este fenómeno nada tiene que ver con esa institución deportiva.

El País informó ayer martes que tres juzgados penales de Montevideo investigan delitos vinculados a luchas de poder entre barrabravas de Peñarol, entre ellos el homicidio de un hombre y el secuestro de un cantinero del barrio Marconi, que derivaron en el procesamiento con prisión de tres adultos y la internación de dos menores.

Bonomi dijo ayer que hay delincuentes comunes que utilizan el fútbol para actividades ilícitas, y que la división de Crimen Organizado de la Policía los viene investigando, informó Montevideo Portal.

Por su parte, Guarteche confirmó estos casos pero deslindó cualquier responsabilidad de la institución.

"Tres juzgados estudiaron luchas de poder internas. Son personas involucradas en hechos delictivos de importancia, inclusive homicidios muy violentos", dijo Guarteche a radio Sarandí. "Creemos que fue un golpe importante de la policía a esos grupos. Se manejaban distintas ramas de delitos, que ocurren en la interna de determinados grupos pero no tiene nada que ver la institución. Aprovechan el anonimato de la muchedumbre para asegurarse un mercado y hacer demostraciones de poder", agregó.

El homicidio que se investigó fue el de Renny Auditore Ferreira, presunto líder de una facción de la barra brava de Peñarol, en marzo pasado luego del partido entre Peñarol y Sud América por el torneo Clausura. Dos menores fueron remitidos al INAU por este caso. Por su parte, el cantinero secuestrado en el Marconi pertenecía a otro grupo de barrabravas. Todavía está abierta la investigación sobre un tiroteo en enero en el marco de un amistoso entre Peñarol y el club argentino Lanús.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados