BUSCANDO DESBLOQUEAR

Concesión al Pit: gobierno avalará correctivos anuales

La central cree que las negociaciones se agilitarán; las empresas lo dudan.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El ministro de Trabajo con los presidentes de las gremiales de Comercio y de Industrias. Foto: M. Bonjour

Ante la evidencia de que, promediando noviembre, la mayor parte de los Consejos de Salarios siguen trabados, el gobierno decidió, por segunda vez en cuatro meses, una flexibilización de los lineamientos oficiales para las conversaciones tripartitas.

Ya no se opondrá a que los convenios que se suscriban incluyan la posibilidad de correctivos por inflación a los doce meses de vigencia. El anuncio fue hecho ayer en las primeras horas de la tarde, luego de que el presidente Tabaré Vázquez se reuniera con los ministros de Trabajo y Economía, Ernesto Murro y Danilo Astori.

Todo indica que el gobierno considera que la inflación desacelerada (se ubicó en 8,45% en los últimos doce meses y su tendencia descendente en parte por la baja del dólar de los últimos meses y el consumo poco dinámico) le permite acceder a un reclamo que el Pit-Cnt había realizado una y otra vez a lo largo de este año sin éxito.

Marcelo Abdala, secretario general del Pit-Cnt, dijo a El País que es una novedad "sumamente auspiciosa" que seguramente contribuirá a destrabar decenas de grupos de negociación que están demorados.

Los correctivos cubren la diferencia entre los incrementos nominales de sueldos y el alza de los precios al consumo.

Hasta ahora, el equipo económico temía que los correctivos anuales retroalimentarán la inflación. En agosto cambió parte de los lineamientos, pero no redujo el plazo para los correctivos. "Va a ayudar. Esto indica que nuestro planteo era sensato. Pero después cada negociación por rama es un mundo", señaló Abdala.

El lunes, el presidente Tabaré Vázquez recibió por tercera vez en el año al presidente del Pit, Fernando Pereira y a Abdala para hablar de los lineamientos salariales.

El miércoles, el mandatario recibió, como había pedido, un mail en el que la central le detallaba cuáles eran los grupos de negociación demorados y las razones de cada situación. Y para ayer viernes ya había decidido otro cambio en los lineamientos para permitir que en lo que queda de noviembre y en diciembre se desate la mayor cantidad de nudos posible, de forma de que cuando lleguen las fiestas tradicionales la conflictividad sea poca.

Hasta ahora, el gobierno solamente aceptaba que los convenios tuviesen correctivos por inflación cada 18 meses.

De todas formas, otro aspecto central, aún no resuelto al menos en algunos sectores, es el de los salarios mínimos. La central sindical reclama un salario mínimo de $ 20.000 nominales en el sector de tiendas y supermercados, dos grupos que involucran a muchos trabajadores, con remuneraciones que el Pit considera demasiado bajas. Y en este aspecto las posiciones todavía están distantes.

El sindicato del comercio (Fuecys) tiene previstas hoy acciones de cierre de supermercados de todas las cadenas en 15 departamentos. Se verá afectado por lo menos un supermercado por departamento y varios en la Costa de Oro. Otro sector demorado es el de la construcción, cuyo sindicato realizará una asamblea probablemente multitudinaria el 16 de noviembre. El Sunca tenía como un reclamo central los correctivos anuales por inflación por lo quizás su negociación se agilite. En algunos sectores el sector empresarial ya había aceptado los correctivos anuales para evitarse conflictividad.

En el Pit-Cnt la aspiración es cerrar la mayor cantidad posible de convenios en este mes y se reconoce que podría bajar la conflictividad. Para el 24 de noviembre estaba prevista una movilización ante el Ministerio de Economía de los sindicatos cuyos tratativas están retrasadas porque se identificaba a esa cartera como la que se oponía a los correctivos anuales.

Hasta ahora, había 112 grupos estancados, ocho que terminaron sus tratativas y 17 en una situación intermedia. Cuando comenzó la actual ronda, el gobierno fijó un plazo de 90 días. Para ese plazo faltan unos 20 días.

Las rondas desarrolladas durante este año estuvieron signadas por la fuerte desaceleración económica y, al comienzo del año, por una inflación acelerada que en los últimos meses ha dado un respiro. En 2017 se realizarán pocas negociaciones tripartitas y el panorama será probablemente más tranquilo. En 2018 habrá otra ronda.

Las empresas.

El negociador por la Cámara de Industrias, Juan Fraschini, consideró que el anuncio del gobierno supone un cambio inconsulto en las reglas de juego. En el mismo sentido, en la Cámara Nacional de Comercio se considera que el cambio "puede ayudar, pero no es decisivo" porque el punto central de divergencia es el desacuerdo en algunos sectores entre empresas y sindicatos respecto a la situación de cada rubro. "La decisión se tomó sin tomar en cuenta la opinión del sector empresario. Hay falta de equilibrio. Y ¿quién nos asegura que en sectores que no obtuvieron antes un correctivo anual ahora no se replanteará la conflictividad?", dijo una fuente de la gremial. El sector empresarial está preocupado "por cerrar en plazos razonables y sin la continua amenaza de conflictividad", agregó.

El sector de tiendas plantea dificultades

La Cámara Nacional de Comercio es respetuosa de lo que dicen sus asociados, que plantean dificultades para llegar a un salario mínimo nominal de $ 20.000 en el sector tiendas (hoy está en aproximadamente $ 16.000, algo por encima de los $ 15.078 del sector de los supermercados), comentó una fuente de la gremial. La fuente también evaluó que hay un "permanente toquetear" de las reglas de juego sobre las cuales "el sector empresarial no tuvo oportunidad de pronunciarse".

El sindicato del comercio considera que los supermercados deberían ser considerados sectores "dinámicos" y por lo tanto tener aumentos de 10% y de 9% anual, en el primer y segundo año de vigencia del futuro convenio, respectivamente. Con respecto a las tiendas podría haber acuerdo en que están en situación intermedia y por lo tanto habría incrementos de 8,5% y 7,5%. En los supermercados el sindicato también quiere elevar los "quebrantos de caja" que cobran los cajeros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados