CONFLICTO

Comienza el desabastecimiento de supergás por conflicto entre empresas y trabajadores

Desde el jueves pasado el sindicato de trabajadores del supergás decidió dejar de envasar en dos plantas. Tres de las cuatro empresas ya no cuentan con stock de distribución. 

La salida de garrafas está momentáneamente bloqueada. Foto: Archivo El País.

Tres de las cuatro empresas encargadas de distribuir el supergás en Montevideo ya no cuentan con stock de distribución, según dijo a El País el presidente de la Asociación de distribuidores de Supergas (Adisup), Martín Machado. 

A raíz del conflicto ente el sindicato de trabajadores del gas y las empresas distribuidoras, los trabajadores decidieron dejar de envasar en Acodike y Riogas el jueves pasado. La única empresa que sigue brindando este servicio es Megal. 

Según Machado, Acodike se quedó sin stock el viernes por la tarde. En el caso de Riogas, la distribución se mantuvo hasta la mañana del sábado, ya que la empresa contaba con 4 mil garrafas en un depósito de Verdisol en el que no había guardia gremial y pudo retirarlas. 

Por su parte, Ducsa no cuenta con planta de envasado propia. Por lo tanto, si Acodike y Riogas no envasan, tampoco puede abastecerse de estas. 

Machado señaló que la única empresa que en la que aún se está envasando es Megal. Sin embargo, dijo que al no haber clearing -intercambio de garrafas entre las empresas- en Megal solo se están envasando 2500 garrafas de las 7000 que se llenan habitualmente. 

Cuando están en normal funcionamiento, entre las tres empresas que cuentan con envasado -Acodike, Riogas y Megal- se envasan entre 40.000 y 50.000 garrafas al día. 

En conflicto

El jueves pasado estaba prevista la firma de un acuerdo entre trabajadores y empresas distribuidoras para finalizar con el conflicto. El vocero de los trabajadores, Andrés Guichón, dijo a El País que en esa instancia había dos de las tres mesas dispuestas a firmar (fletes y distribución). Sin embargo, asegura que "las empresas no se presentaron". Por este motivo, comenzó el paro. 

Machado expresó que desde el sindicato "se generaliza" porque "la única mesa que no se presentó fue la de fleteros" ya que "consideró que las condiciones no estaban dadas. Los sectores negocian de forma totalmente independiente", señaló.  

En el caso de envasados, como no se había llegado a un acuerdo, habría una votación. "El aumento que íbamos a tener en envasados era de 6.5%, por debajo del aumento que se estaba negociando en las otras mesas, de flete y distribución. De parte de los trabajadores entendimos que estaba bien así porque los sectores más sumergidos eran los otros", expresó Guichón.

El viernes hubo una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS). Guichón aseguró que en esta instancia no hubo acuerdo entre las empresas ya que "tanto en flete como distribución no querían dar más aumento que en envasados". 

Según el representante de Adisup, "ese no fue el motivo por el que no se llegó al acuerdo". Machado señaló que"el viernes hubo un problema en la interna de Riogas", entre la empresa y su sindicato, por lo que no se pudo avanzar. 

Sin embargo, fuentes de Riogas dijeron a El País que "la Cámara Uruguaya de Gas Licuado (CUGL) rechazó la propuesta de acuerdo recibida, dado que la misma no contemplaba la resolución que en forma unánime tomaron los integrantes de la cámara. El rechazo a la propuesta fue transmitido por Hugo Montgomery, representante de la CUGL, porque por unanimidad de sus socios se votó que el Consejo de Salarios no es el ámbito para recibir planteos asociados a la gestión operativa de las empresas".

El vocero de los trabajadores dijo que desde el jueves el conflicto "está en manos del sector empresarial". El lunes habrá un nuevo encuentro en el MTSS para intentar llegar a una pronta solución. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados