Temores en Artigas y Rivera; largas colas en puente de Río Branco

Comenzaron las incautaciones en límites con Brasil

Los pobladores de la ciudad de Artigas aguardan con expectativa que la Aduana ponga en práctica las medidas de "tolerancia cero" anunciadas por el director nacional, Enrique Canon. Entre los vecinos de esta ciudad limítrofe existe el temor que vuelva a aplicarse el "cero kilo".

A su vez, se admite que una de las principales limitantes que tiene la receptoría local, es el reducido número de funcionarios con que cuenta. En el mejor de los casos, en el horario pico hay, a lo sumo, tres aduaneros. Por lo tanto, a partir del momento en que comiencen a revisar cada vehículo que cruce el puente, se esperan grandes embotellamientos, sobre todo los fines de semana.

Por otro lado, se asegura que no se va a impedir "el trasiego de la canasta familiar".

El pasado jueves 1° de octubre, El País pudo constatar que en el Puente de La Concordia había mayor presencia de funcionarios aduaneros, y también estaban en la cabecera del puente, funcionarios de Barreras Sanitarias (MGAP), cosa poco frecuente.

Inquietud en Rivera.

En tanto, los riverenses que viven en el interior del departamento también aguardan con atención que comience a regir el nuevo dispositivo de control en la frontera.

Quienes residen en Minas de Corrales, Tranqueras, Vichadero y decenas de pueblos diseminados en la campaña, habitualmente hacen su surtido en Livramento, ya sea por razones económicas o porque resulta casi imposible acceder a artículos de industria nacional.

Río Branco.

En Cerro Largo, la Aduana ya comenzó el operativo de revisión a fondo de los vehículos que cruzan desde Brasil.

La detención de todos los vehículos que salen de Yaguaron e ingresan en Río Branco (Uruguay) ha enlentecido el tránsito sobre el Puente Internacional Mauá, adonde se llegan a formar largas colas.

El Director Nacional de Aduanas señaló que el "cero kilo" es impracticable en la frontera seca; rige solo para Argentina, pero admitió que se va a "racionalizar" la autorización para ingresar productos brasileños. "Vamos a incautar toda la mercadería que trascienda los límites razonables" sostuvo.

En el Chuy, que es el otro punto de ingreso de mercadería de origen brasileño, se han realizado varios procedimientos e incautaciones en los últimos diez días.

Entre los artículos decomisados figuran pisos cerámicos, fundas para autos, gasoil, sábanas, repasadores de cocina, championes, shampoo, pastas dentales, papel higiénico, jabones y termos.

También, comestibles: ticholos, golosinas, dulce de maní, gelatinas, milanesas de pollo, refrescos y margarina, entre otros productos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)