Sube la tensión entre el gobierno y los sindicatos de la educación

Codicen: docentes en huelga no cobrarán

El gobierno sigue dando claras señales de firmeza ante la situación de conflicto que se está viviendo en el ámbito de la enseñanza.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La crisis educativa llevó el año pasado a varios paros del sector. Leonardo Carreño.

La ministra de Educación, María Julia Muñoz, fue enfática ante la posibilidad de una huelga propuesta por los docentes de Secundaria y a la cual se le podrían sumar Primaria y UTU.

"En realidad, si hacen una huelga por tiempo indeterminado lamentablemente trabajarán todo el verano. No puedo estar en la cabeza de personas que tienen la vocación de enseñar y por otro lado tienen un pensamiento a veces muy dual", aseguró la ministra al ser consultada sobre el tema por diferentes medios.

Muñoz también dijo estar a fin de que los docentes trabajen durante el verano si es necesario, para que recuperen el cronograma de clases que puedan llegar a perder en caso de que se efectivice la medida.

Por su parte, la directora general del Consejo de Educación Secundaria, Celsa Puente, aseguró que todavía hay que esperar a que se llegué realmente al día pautado para la huelga de los docentes de secundaria (17 de agosto) y "ahí se verá".

"Nosotros somos cautos y queremos esperar a cómo se suceden los hechos, todavía están faltando muchos días, veremos cuándo llegue el momento de la huelga y ahí volveremos a hablar", dijo Puente. La directora de Secundaria dijo que "hasta ahora no hay ningún motivo por el cual estar alarmados", a pesar de la insistencia de los gremios que enfatizan en el poco tiempo que queda para una eventual negociación que aún no comenzó.

La directora también afirmó que por su parte, a diferencia de Muñoz, no ha estudiado ningún tipo de alternativa si es que los profesores agremiados dejan de dictar clases y los cursos se atrasan.

En tanto, Wilson Netto, presidente del Consejo Directivo Central (Codicen) de la ANEP, también se refirió a la problemática de la pérdida de clases durante el año por paros, o directamente por el motivo que sea. En este sentido, aseguró a El País que primero "es una instancia hipotética (la de la huelga), tenemos que ver si se manifiesta o no. Cuando hay pérdidas de clases significativas lo que se hace es jerarquizar el currículum (de temas para los estudiantes) y si es necesario establecer clases de recuperación, con un cronograma que implica seguir adelante con el curso, alargando los tiempos establecidos a principios de año".

SUELDOS EN HUELGA.

Netto fue más allá de la recuperación de días perdidos en el ámbito de la educación y advirtió sobre los salarios de los profesores durante la posibilidad de efectivizar las medidas que dejarían a los alumnos sin clases. "De ninguna manera, ningún profesor que falte puede cobrar, tiene descuento siempre, no hay una negociación sobre esto, si faltan obviamente se les descuenta el sueldo", enfatizó Netto y prosiguió: "toda persona que falta, por el motivo que sea y no está justificado por el estatuto tiene descuento, incluso yo en mi pasado sindicalista pedía que se me descuente el sueldo, no existe ningún formato en el que te adhieras a alguna movilización y pretendas que te paguen el sueldo, no existe".

Durante el gobierno de José Mujica, en 2013 varios gremios de la educación también se vieron movilizados y a su vez debilitados por la pérdida salarial. En aquel entonces, se produjeron casi 40 días de conflicto con el Poder Ejecutivo donde hubo huelga, paros y ocupaciones.

Esencialidad.

La aplicación del decreto de la esencialidad de los servicios en la educación es una alternativa que el gobierno maneja de cara al endurecimiento de las medidas gremiales.

El País consultó al constitucionalista Martín Risso sobre el tema, luego de que dirigentes de la Asociación de Docentes de Educación Secundaria (ADES) salieran al cruce de la ministra Muñoz, alegando que no aplica el decreto de esencialidad para la educación.

Risso dijo que "en materia de huelga entra a jugar el Derecho Laboral y aparecen normas y criterios de OIT que señalan que la limitación del derecho de huelga (declaración de esencialidad y necesidad de establecer sistemas que aseguren algunos servicios mínimos) sólo es posible en los casos en que está en riesgo la vida, la salud, la seguridad pública y pocos casos más)". En este esquema, Risso dijo que "la educación no estaría ingresando en los servicios susceptibles de ser declaradas esenciales. Puede haber sí casos especiales y servicios mínimos a asegurar. Por ejemplo, alimentación de los estudiantes, la seguridad dentro de los institutos, etc".

Sindicato de UTU se adhiere al paro de ADES

El sindicato que nuclea a los trabajadores de las UTU de todo el país (AFUTU) decidió convocar a un paro de 48 horas para el lunes 17 de agosto. Mario Siragusa, secretario general de AFUTU por Montevideo, dijo a El País que el día 18 del próximo mes se decidirá mediante una asamblea general si se extiende la medida por más tiempo o no. Al igual que en Secundaria, AFUTU propuso una serie de paros zonales que se irán dando y serán de 24 horas. "El gobierno está como autista, no llama, no contesta, no dice nada. Es como que está dejando pasar el tiempo y no se puede negociar", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados