VERANO 2017

La cocina sobre ruedas esparce sus aromas y colores en el Este

Participarán del primer festival gastronómico del año, del 4 al 11 de enero.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los carros van desde la clásica VW Combi hasta la motos Vespa adaptadas. Foto: Crepas

En distintas partes del mundo la cocina sobre ruedas es furor y Uruguay no es ajeno a esa moda. Desde hace casi un año los foodtrucks —vehículos trasformados para elaborar y vender alimentos, al estilo de los que surgieron en Estados Unidos— comenzaron a copar lentamente algunos puntos de la capital, sobre todo durante eventos y ferias gastronómicas. En la actualidad hay alrededor de 10 propuestas y la mayor parte de los permisarios integran la Asociación Uruguaya de Foodtrucks. Las iniciativas surgieron como una opción distinta a los tradicionales carritos de comida callejeros donde el menú, en muchos casos, se reduce a panchos, choripanes y hamburguesas. Los food-trucks, en cambio, apuntan a reinventar el concepto de comida rápida al ofrecer platos gourmet y comida sana.

La oferta gastronómica es amplia e incluye desde hamburguesas clásicas y de pescado, tacos, papas bravas, bagels, pinchos a la parrilla, pizza, calzone, tablas de fiambres, ensaladas, crepes, sopas y sándwiches vegetales, hasta tragos, cervezas artesanales y bebidas dulces como expressos, capuccinos y mocaccinos, además de brownies de chocolate, alfajores de maicena y cookies.

Los diseños de los vehículos van desde la clásica combi Volkswagen restaurada y acondicionada con colores estridentes y modernos diseños, hasta autos antiguos o motos Vespa.

El chef Santiago Garat, presidente de la Asociación Uruguaya de Foodtrucks, dice que lonovedoso de esos carros de comida es poder brindar una oferta de gastronomía y diversión diferente a la clásica en un ambiente más natural y descontracturado. También permite que las personas "puedan comer en un lugar donde no hay oferta gastronómica. Por ejemplo, nadie va a montar un restorán a pocos metros de la playa solo para trabajar un mes al año. Entonces lo que te permiten los foodtrucks es eso: trasladarte a distintos lugares dependiendo del momento del año".

En el Este.

La expansión ha sido tal, que a poco tiempo de haber surgido en Montevideo, esta tendencia mundial desembarcó también en Punta del Este, aprovechando la llegada masiva de turistas por la temporada estival.

La mayoría de ellos estarán concentrados en el primer festival gastronómico del año denominado "Mercado del Puente", que se realizará del 4 al 11 de enero al costado del puente de La Barra. Además de cinco foodtrucks que se instalarán en el lugar —entre ellos Crepas y Cerveza Patagonia— el evento contará con la participación de más de 15 stands de bares, restaurantes y emprendimientos gastronómicos de Punta del Este, como Patio de Verdes, Manducas, Amorcito y Mercado Verde. También habrá clases de cocina a cargo de chefs uruguayos y argentinos.

Muchos foodtrucks se moverán por distintas fiestas y eventos privados a lo largo del verano; otros se instalarán en un punto fijo durante toda la temporada. Es el caso del recientemente inaugurado "Bigote Foodtruck Garage", un patio gastronómico ubicado en Calle 27 y Gorlero que reúne a tres carros de comida: Bocatas, Rex y Konno Pizza.

"El alma de este negocio consiste en moverse de un lugar al otro".

La Intendencia de Maldonado reguló en diciembre el funcionamiento de los foodtrucks, que deberán cumplir con todas las normas vigentes referidas a locales gastronómicos: la ordenanza bromatológica, de ruidos molestos, y zonificación comercial e industrial, entre otras. No está permitido el estacionamiento o funcionamiento de estos vehículos en la vía pública, salvo en eventos, ferias o festivales en los cuales se deberá contar con la aprobación previa. Tampoco podrán instalarse a menos de 200 metros de locales gastronómicos establecidos. El único lugar habilitado será el tramo de la antigua rambla costanera de la Brava, entre el puente de La Barra y el estacionamiento de la playa La Gorgorita. Podrán funcionar de 7:00 a las 21:00 horas, y no podrán emitir música.

"Creo que es bueno que haya un control. Yo apunto a que el día de mañana estos carros puedan moverse por distintos puntos, que básicamente es el alma de este negocio: acercarse a la gente y no que la gente tenga que acercarse al lugar", opinó Santiago Garat, presidente de la Asociación Uruguaya de Foodtrucks.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados