Dicen que desempeñan tareas en emergencias

Clínicas: sindicato hace huelga pero igual marca tarjeta

La Unión de Trabajadores del Hospital de Clínicas (UTHC) empezó un paro el pasado lunes; suspendieron operaciones coordinadas, cerraron todos los blocks quirúrgicos menos los de la emergencia y la urgencia, les retuvieron a los médicos las historias clínicas de sus pacientes, pero, sin embargo, ellos igual consideran que por estar en el hospital en horario de trabajo y atender la emergencia merecen cobrar su salario con normalidad. Por eso van y marcan tarjeta.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hoy habrá una asamblea en el Clínicas en la que se analizará una propuesta de diálogo. Foto: Archivo.

La vocera de la UTHC, María Montañez, justificó la decisión de los funcionarios. Explicó que quienes adhieren al paro igual marcan tarjeta de ingreso y egreso a su trabajo porque "aunque haya actividades paralizadas en el hospital, ellos están yendo a trabajar".

"Estamos marcando tarjeta porque estamos haciendo nuestra tarea. Es una huelga táctica. Jamás dejamos de asistir y de cumplir con nuestras tareas. Lo que hicimos fue mermar algunas tareas para poder hacer recorridas por el hospital, estar informando a la población y reunirnos en talleres y todo dentro del convenio de los fueros sindicales", precisó Montañez.

De todos modos, la sindicalista admitió que los trabajadores durante el lunes y ayer hicieron solo "parte de su trabajo, aunque entraron a trabajar".

Bloqueados.

Médicos agremiados al Sindicato Médico del Uruguay (SMU), que prefirieron no hacer declaraciones, señalaron que durante estos dos días se vieron impedidos de realizar sus tareas y que importantes operaciones que estaban programadas se terminaron suspendiendo. La UTHC, formada por los trabajadores no médicos, decidió cerrar todos los blocks quirúrgicos del hospital, menos los de la urgencia y emergencia, incluso el block para pacientes oncológicos.

También suspendieron operaciones, algunas agendadas desde hace varias semanas y no dejaron que estas sean reprogramadas. Le bloquearon a los médicos el acceso a ciertas historias clínicas, dejándoles usar solo las que ellos consideraban necesarias.

Esto fue reconocido por la propia sindicalista, quien justificó la situación. "Dentro del protocolo de paro el departamento de registros médicos para algunas situaciones no lleva la historia clínica, porque el médico igual puede atender. Igual eso se ve caso a caso, nos llaman y ante determinada situación nosotros vemos", precisó Montañez.

Conflicto.

Por otra parte, Montañez precisó que el conflicto podría llegar a destrabarse en el día de hoy, ya que la comisión directiva del hospital les hizo llegar una propuesta de diálogo que será analizada hoy por la UTHC en una asamblea en horas de la tarde.

"La comisión directiva sacó una resolución que para nosotros es muy buena, que podría destrabar el conflicto y que nosotros vamos a evaluar mañana. Los cinco órdenes del cogobierno votaron, los grados cinco solo se retiraron de sala. Nosotros evaluamos esto como algo muy bueno y lo vamos a plantear en la asamblea general para ver cómo seguir. Lo más importante es abrir nuevamente todo el escenario de diálogo", señaló.

En la propuesta, precisó Montañez, se acepta discutir el punto que más molesta al sindicato del Clínicas de la reforma que el gobierno pretende hacer en el hospital: que este pase al Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) y que sea dirigido por un grupo de gerentes. La UTHC se niega a esto, ya que de esta manera el Clínicas dejaría de funcionar como una facultad de la Universidad de la República, de forma que se terminaría con el cogobierno y esto le quitaría poder al sindicato.

Según los trabajadores, la reforma "aumenta los cargos altos de gerencia en vez de aumentar el número de enfermeros y auxiliares de servicios generales que necesita usted para su mejor atención" y "los usuarios no son tenidos en cuenta para formar parte del gobierno de este Hospital".

El plan de reestructura del Clínicas, que fue elaborado por una comisión con representantes del Ministerio de Salud Pública (MSP), la Facultad de Medicina y el SMU, incluye también una importante reforma de la planta física del centro de salud. El rector Roberto Markarian ya pidió 100 millones de dólares para la reforma.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)