MUERTE EN EL BOLICHE

Clausuran a Coyote y el INAU evalúa sanciones

Por “alarma pública”, la IMM resolvió el cierre por un mes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tranquilidad: los vecinos del barrio Reducto tendrán un respiro. Foto: Francisco Flores

La Intendencia de Montevideo clausuró por un mes el boliche donde se registraron incidentes el pasado lunes de madrugada, con el saldo de un joven fallecido a raíz de un disparo de arma de fuego por parte de un policía de la Guardia Republicana que desempeñaba tareas de seguridad en la puerta del local bailable.

Si bien el martes Coyote ya había informado a través de Facebook que “no se abrirán las puertas en tanto no se den las garantías y condiciones debidas”, ayer la Intendencia resolvió la medida.

“Lo que nosotros queremos es que pase un poco la alarma pública por lo que sucedió el otro día y ver qué se dilucida en cuanto a las responsabilidades en el ámbito de la Justicia”, informó a El País el prosecretario de la Intendencia, Christian Di Candia.

(El lunes de madrugada) “se cerraron las puertas porque se formó una especie de avalancha y mucha gente quiso meterse para adentro al ver que todos no iban a poder entrar”, dijo Di Candia respecto al comienzo de las peleas en Coyote.

En el auto de procesamiento del juez Nelson Dos Santos, conocido anoche, se recoge el testimonio de una inspectora municipal que estaba esa madrugada en la fiesta de Coyote. Dijo que había “unas cuatrocientas personas afuera”, y “atisbando la situación conflictiva que se originaría posteriormente, se procedió al cierre de la puerta de acceso”, reza el auto.

Un número de personas no determinado que había comprado entradas, por $ 230, se quedó fuera del baile.

El encargado del boliche, Denis Vidella, dijo a El País que se habían vendido para esa noche unas 700 entradas anticipadas, 300 fueron “free” y otras 69 se vendieron en puerta. El local tiene habilitada una capacidad para poco más de mil personas.

No existe una norma que sancione la sobreventa de entradas para este tipo de evento.

Según señaló Di Candia, “si se venden más entradas de las permitidas, es un tema que compete a Defensa del Consumidor. Si vas con tu entrada a la puerta del boliche y no te dejan ingresar, tenés que hacer la denuncia, eso es un tema entre privados”, señaló.

INAU.

El juez también habilitó a la IMM y al INAU a que “adopten las medidas que estimen pertinentes” en el ámbito de sus respectivas competencias.
Por su parte, Alejandra Pacheco, directora de espectáculos públicos del INAU, dijo a El País que se está “averiguando si dentro del local bailable, que estaba habilitado para mayores de 15 años, se vendía alcohol y si había adolescentes menores a las edades permitidas, porque hay diferentes versiones”.

El INAU sancionará, y podrá pedir la clausura de Coyote por más tiempo del estipulado por la Intendencia, en caso de que se pueda comprobar que se vendió alcohol, o que dentro del local había efectivos de la empresa de seguridad portando armas.

Indagatorias.

La próxima semana seguirán las indagatorias a cargo del juez Nelson Dos Santos.

El fiscal Gustavo Zubía pidió una orden de captura para tres personas que estarían vinculados a la trifulca callejera.

Según informaron fuentes del caso, estos hombres también están relacionados con la Guardia Republicana y habrían sido contratados por el dueño del local bailable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)