UN PROBLEMA SIN SOLUCIÓN

El clásico se jugará con público

La AUF pidió a Interior más policías en puertas del estadio y que éstos ayuden en cacheos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Vázquez y Wilmar Valdez analizaron ayer la seguridad en el fútbol. Foto: F. Ponzetto

El partido entre Nacional y Peñarol, previsto para el 20 de noviembre, se jugará con presencia de público y policías brindarán seguridad junto con la empresa contratada por la AUF para actuar en el Estadio Centenario.

"La Policía evaluará en qué condiciones se realizará ese partido. El clásico sí se va a realizar. No ponemos inconveniente que el partido se juegue. Se analizarán los eventuales riesgos que esto traerá aparejado. Se tomarán las medidas para bajar los riesgos y dar garantías a las personas que vayan a ver el partido en un clima de seguridad y tranquilidad".

De esta forma, el subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez, se expidió sobre las condiciones en que se jugará el partido clásico, encuentro que es considerado de alto riesgo por la Policía por el nivel de enfrentamiento existente entre ambas hinchadas.

En una rueda de prensa realizada ayer en el Ministerio del Interior, el presidente de la AUF, Wilmar Valdez, dijo que el clásico no se jugará a puertas cerradas como se barajó en un primer momento.

"El subsecretario Vázquez fue muy claro. Cuando estaba hablando del clásico se refería a un partido con público. En caso contrario no hablamos de tomar medidas para que la gente vaya al partido", dijo Valdez.

Enseguida insistió: "Yo interpreté que (el Ministerio del Interior) analizará todas las medidas para que los espectadores concurran al Estadio Centenario con todas las garantías. El clásico será con público".

En los últimos días, representantes del Ministerio del Interior y de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) mantuvieron reuniones para asegurar la seguridad en los partidos de fútbol hasta la finalización de este campeonato, luego que el encuentro Peñarol-Rampla fuera suspendido por la agresión sufrida por un hincha con un arma de fuego.

La Intergremial, que nuclea a entrenadores, árbitros, personal de recaudación de la AUF y el Círculo de Periodistas del Uruguay, pidió que la Policía participara en la seguridad de todos los partidos de alto riesgo. La AUF acompañó este pedido y lo trasmitió al subsecretario Vázquez.

En forma paralela, la AUF se comprometió con el Ministerio del Interior a que instalará el sistema de reconocimiento facial para el inicio del próximo campeonato. En los últimos días, técnicos de la cartera y de la Asociación analizaron distintas propuestas de empresas y concluyeron que una de ellas era idónea. El sistema permitirá a la AUF aplicar el derecho de admisión y alejar a los violentos de la cancha, dijo Vázquez. "En principio, esta propuesta empresarial cumple con los requisitos mínimos e indispensables que el Ministerio había exigido en su momento", agregó.

El sistema de identificación facial será pagado por la AUF. En un principio se mencionó que su costo superaba los US$ 5 millones. El presidente Valdez logró que la FIFA aprobara un programa de desarrollo y amortizará parte de los fondos requeridos. Además, el Ministerio del Interior flexibilizó los plazos de instalación —en una segunda etapa el sistema de instalará en el Parque Central (Club Nacional) y en el Campeón del Siglo (Club Peñarol)—, lo que también bajó los costos. "La empresa que lo provee también disminuyó los precios. De esa forma se llega a una cifra, que si bien es elevada, está más al alcance de la que se inició", reconoció Valdez, quien no reveló el monto de la inversión.

Alto riesgo.

Pese a que el Ministerio del Interior y la AUF avanzaron en el acuerdo sobre que en el próximo campeonato esté instalado y funcionando el sistema de identificación en el Centenario, la Policía no brindará seguridad en los partidos de alto riesgo.

"En el ínterin vamos a mantener la presencia policial en los espectáculos deportivos siempre siguiendo el criterio de que no vamos a realizar aquellos que son de alto riesgo", advirtió Vázquez.

La AUF y la Intergremial pidieron a Interior que, en este tipo de partidos de alta conflictividad, exista una mayor presencia policial en las puertas del estadio y que los efectivos ayuden con los cacheos que realizan guardias de la empresa de seguridad Keeper.

Vázquez señaló que "nunca se descartó" que la Policía ingrese a los escenarios deportivos y advirtió que "podría haber cambios" en los controles previos a los partidos que realizan efectivos policiales en búsqueda de armas. "La revisión exhaustiva dentro de los escenarios es una de las cosas que estamos analizando. Lo planteó la Intergremial. Estamos viendo la manera de contemplar ese pedido", señaló Vázquez.

Ningún jerarca ministerial ni de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) se refirió a la seguridad de la Tribuna Amsterdam durante los partidos. Esa tribuna hoy es tierra de nadie: no van policías ni guardias de seguridad.

Calidad dudosa en la noche.

En las últimas dos semanas, técnicos del Ministerio del Interior y de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) analizaron las distintas ofertas de cámaras y software que integrarían el sistema de reconocimiento facial. El subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez sostuvo que, en un principio, había dudas sobre la calidad de las imágenes durante los partidos que se disputaran en horarios nocturnos. "Esas dudas ya no existen", sostuvo. Desde hace seis años que el Ministerio del Interior y la AUF discuten sobre la necesidad de aplicar el derecho de admisión en los estadios En un momento se habló de que las entradas se retiraran con las cédulas a través de los locales de cobranza mediante la presentación de una tarjeta plástica. Ese sistema quedó en el camino. La Policía detectó que la mayoría de los violentos ingresaban a los estadios con entradas regaladas por algunos clubes.

EN UN COMUNICADO EL CLUB LLAMÓ A NO ADJUDICAR RESPONSABILIDADES PARCIALES.

Barras de Peñarol son "prioridad" de Interior.

Los barrabravas aurinegros se transformaron "en una prioridad" para el Ministerio del Interior luego que un hincha mirasol fuera herido durante el entretiempo en el partido entre Peñarol y Rampla ocurrido el domingo 23, dijo ayer el subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez.

El herido, de 33 años, recibió disparos en un brazo y en una pierna dentro del estadio Centenario mientras se disputaba el partido.

En un principio, autoridades del Ministerio del Interior señalaron que el incidente se enmarcaba en un conflicto por venta de drogas dentro del estadio. La propia víctima desmintió que traficara estupefacientes.

De las investigaciones policiales se determinó que el arma disparada fue una 9 milímetros. En la puerta del baño donde ocurrió el hecho, Policía Científica encontró, al menos, un casquillo de bala.

Los testigos del hecho declararon ante los oficiales que el hombre que disparó el arma estaba encapuchado.

Rechazo.

En un comunicado de prensa emitido ayer, el Club Atlético Peñarol señaló que "entendemos imprescindible" dejar de adjudicar responsabilidades parciales y "llamamos al trabajo en conjunto de todos los actores para garantizar la seguridad en los espectáculos deportivos".

Expresa que el Peñarol, "firmemente comprometido" con la erradicación de los violentos de los escenarios de juego, decidió no dar entradas a ningún parcial o socio de la institución desde que la Comisión de Seguridad comenzó a trabajar, adoptando en todo sentido una política de "tolerancia cero" respecto de quienes promueven desórdenes en las tribunas o en la vía pública.

Advirtió que el club sí facilita el acceso de parciales que colaboran en la seguridad del espectáculo. "Este formato fue consensuado por el club con la Comisión de Seguridad de la AUF y el Personal de Recaudación", sostiene el comunicado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)