Buscar recuperar valiosas obras de arte que regalaron a Fray Bentos

Una ciudad al rescate de los murales deteriorados

Obras de arte de incalculable valor, que se encuentran en clubes, escuelas, hospital y cuartel de bomberos de Fray Bentos, padecen serios deterioros y desde la Intendencia de Río Negro apoyan una iniciativa para recuperarlos y formar un circuito turístico cultural. Pero entienden que conseguir el dinero no será tarea sencilla.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Enorme mural de Solari que refleja el labor de los soldados de fuego. Foto: D.Rojas.

Lo que se busca restaurar y proteger son grandes y vistosos murales que Luis Solari y Dayman Antúnez regalaron a la ciudad de Fray Bentos.

"De Solari tenemos un mural en la oficina del jefe del cuartel de Bomberos, que lo realizó con una técnica mixta aplicando collage porque empleó telas y una parte de una silla. El que está en el interior de escuela N° 1 es un óleo y el de la sala de oncología del hospital local (ex banco de sangre) es una técnica antigua con un revoque coloreado que, como está en el exterior del edificio es el que se ha visto más perjudicado" señaló a El País el arquitecto municipal Carlos Sobrino.

El bombero retirado Jorge Díaz recuerda que Solari lo pintó en el cuartel en el año 1964 y que décadas después tenía previsto iniciar la restauración pero falleció en 1993, sin poder trabajar nuevamente sobre su obra.

Pero no solo de Solari hay obras plasmadas en espacios públicos. Dayman Antúnez, discípulo selecto de Joaquín Torres García, dejó su huella en un enorme mural de 15 metros de largo por 5 de ancho que luce en el salón principal del Club Unión Oriental.

Lamentablemente, en cada fiesta de casamiento o cumpleaños de 15, para decorar el salón con globos y guirnaldas, insólitamente "agreden el mural con clavos o tornillos", dijo Sobrino.

Actualmente, un óleo de Antúñez de 2 por 2,50 metros se cotiza aproximadamente en US$ 80.000.

La experta Agustina Speron, que trabaja en la restauración del emblemático teatro Miguel Young, no duda en afirmar que esa obra de arte vale más que todo el amplio, histórico y céntrico edificio fraybentino.

Sobrino adelantó que hay que conseguir financiación "porque recuperar todo esto cuesta, pero en definitiva son obras de arte que tenemos en la ciudad y forman parte de nuestro patrimonio".

Una primera estimación da cuenta que se necesitarían al menos US$ 100.000 para recuperar todas las obras con la misma técnica y los mismos productos utilizados para su creación.

Bohemia.

Agustina Speron recuerda que conoció la obra de Solari cuando estudió al maestro Benito Quinquela Martín. Dijo que el artista fraybentino era "muy cercano" a Quinquela, "pertenecían a la bohemia del Río de la Plata y formaban un grupo muy afín con (Lino) Spilimbergo, (Raúl) Soldi y (Antonio) Berdi. Compartían sus colores, sus artes, sus sueños", contó la experta argentina.

Speron dijo que al caminar por la ciudad "uno va descubriendo murales pintados en edificios públicos que fueron incorporados por la comunidad como parte de su rutina diaria".

La experta tampoco escatimó elogios a la hora de referirse a Dayman Antúnez. "Pertenecía al selecto grupo de los ocho de (Joaquín) Torres García que siguieron con esa impronta, cada uno a su manera y con su propia personalidad".

Otra obra de Antúnez luce bastante descuidada en la terminal de ómnibus.

Speron advierte que ha visto en Montevideo que al tratar de cuidar murales en la vía pública "se ha intervenido con cualquier tipo de material deteriorando la materia original y por lo tanto el valor de la obra".

En los registros internacionales hay una escala de factores que hacen a la pérdida de obras de arte. "El primer motivo son las catástrofes y el segundo, justamente son las intervenciones inapropiadas del hombre" indicó la restauradora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)