Salud y Cuidado

Cirugías a 340 niños por año por quemaduras y accidentes

Principales causas: siniestros en moto y caída de termos con agua caliente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País

En Uruguay se llevan a cabo 3.600 cirugías reconstructivas al año, la gran mayoría de ellas por quemaduras o accidentes de tránsito. En 340 de los casos, los intervenidos son niños.

Las cifras corresponden solo a las operaciones llevadas a cabo en los centros de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), o sea en los hospitales públicos.

Los números de la Unidad de Quemados del Hospital Pereira Rossell advierten que la cantidad de niños quemados anualmente son en promedio 240, y de estos, 170 requieren internación, o sea que revisten una mayor gravedad.

El resto son afectados por accidentes de tránsito. Y de estos últimos, unos 60, por siniestros en moto.

Estas cifras fueron aportadas a El País por la presidenta de la Sociedad de Cirugía Plástica y Reconstructiva, Beatriz Manaro, y con una diferencia de +/- 30 son las mismas para 2013, 2014 y 2015.

Causas.

"En lo que tiene que ver con los niños, el 80% de las quemaduras son por accidentes domésticos", explicó Manaro, quien enumeró de mayor a menor las razones que llevan a estas fatalidades.

La mayor cantidad de quemaduras se suceden por descuidos con termos de agua caliente, cuando los padres están tomando mate.

"Es el causante número uno, enfatizó Manaro. La gente, por ejemplo, pone un termo arriba de una mesa, los niños de un año y medio o dos que empiezan a movilizarse golpean la mesa, y el termo que está mal apoyado se les cae encima".

"Hemos tenido niños de un mes quemados porque los padres van a tomar mate con ellos encima, dejan el termo mal cerrado y los queman. O ponen el termo en el piso mal cerrado y el niño lo golpea", continuó la especialista.

Manaro dijo que también ocurre que niños tiran ollas de agua caliente que están sobre las cocinas. "Las empujan desde abajo o se cuelgan de la puerta de las cocinas", explicó. Se atienden, también, quemaduras generadas con jarras térmicas.

Otra de las razones de las quemaduras se da porque los padres cuando van a bañarlos abren la canilla del agua caliente antes que la del agua fría. "Esto pasa mucho con los monocomandos", acotó. Las quemaduras por incendios de casas son las menores.

"Estamos hablando de quemaduras de gravedad. La mayoría de las veces hay que hacer más de una intervención quirúrgica", precisó.

Sobre los accidentes de moto, en tanto, Manaro dijo que "es algo que se da mucho en Montevideo". Y añadió: "Los llevan en el medio de dos personas, sin casco, sin nada".

¿Estética?

Uruguay será este año sede del XXI Congreso Ibero Latinoamericano de Cirugía Plástica y Reconstructiva (el cual se llevará a cabo entre el 9 y el 12 de marzo en el Hotel Conrad).

El evento, que se realiza por primera vez en Uruguay, es organizado por la Sociedad de Cirugía Plástica y Reconstructiva del Uruguay, junto con la Federación Ibero Latinoamericana de Cirugía Plástica (Filacp). Una de las ideas del evento es romper con ciertos mitos sobre la profesión.

Manaro precisó que "muchas veces se entiende que la cirugía plástica es solo estética, pero no es así, sirve para todos estos casos de quemaduras y accidentes, entre otras cosas".

"Abarca lo que son las lesiones en los nervios, las malformaciones, los traumatismos por accidentes, las heridas de bala, las reconstrucciones mamarias, la microcirugía para recuperar movimientos en los miembros".

Del evento participarán representantes de 60 países y se espera la presencia de más de 1.000 profesionales uruguayos. Habrá expertos de Cuba, Venezuela, Perú, Bolivia, México, Japón, Australia, Estados Unidos, Bélgica, Argentina, Brasil, Paraguay, Chile, Inglaterra, Israel, entre otros países.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados