Sigue indagación sobre Irma Leites; docentes también paran hoy

Cinco procesados por atentado durante el desalojo del Codicen

La jueza Ana de Salterain procesó sin prisión anoche por el delito de atentado agravado a cinco de los activistas que se enfrentaron a la policía durante el desalojo del Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) el martes 22.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Leites ayer saliendo del Juzgado: su caso sigue abierto. Foto: F.Ponzetto.

Según indicaron a El País fuentes judiciales, "habrá más procesamientos a medida que se vayan reconociendo personas implicadas en las filmaciones" de la Policía.

Entre los procesados está el dirigente del sindicato del taxi, Ary Wiedemann, un profesor de geografía que integra la Asociación de Docentes de Educación Secundaria (ADES) en Montevideo, un militante de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), otro militante de la Agremiación Federal de Funcionarios de la Universidad de la República (Affur), y un ciudadano cubano.

Una estudiante que ayer fue a declarar en calidad de indagada, deberá de esperar a que la Suprema Corte de Justicia se expida luego de que su abogado, Gustavo Salles, interpusiera "una excepción de inconstitucionalidad". "Lo más seguro es que también sea procesada", dijeron fuentes judiciales.

El vocero de la Suprema Corte de Justicia, Raúl Oxandabarat, dijo que los cinco procesados tendrán que cumplir una pena sustitutiva de 200 horas de trabajo comunitario, cometiéndose su instrumentación a la OSLA (Oficina de Supervisión de la Libertad Asistida, dependiente del Instituto Nacional de Rehabilitación).

La jueza De Salterain dijo a El País que "fueron procesados sin prisión principalmente porque no tenían antecedentes".

Si no puede ver el video haga click aquí 

En tanto, la líder de la organización radical Plenaria Memoria y Justicia, Irma Leites, y el abogado de los estudiantes que ocupaban el Codicen, Pablo Ghiraldo, quedaron en calidad de indagados.

De Salterain indicó que "todos menos uno de los que declararon se reconocieron en las filmaciones que les mostramos". Consultada sobre la posibilidad de que existan más procesamientos, señaló que "eso es casi seguro, porque se van reconociendo rostros y se los va deteniendo".

A la salida del juzgado, Ghiraldo dijo que "quedó claro que quienes estuvimos allí (en el desalojo del Codicen) no tenemos ninguna causa penal que se siga en nuestra contra y una vez más las afirmaciones que hizo en forma parcial el Ministerio del Interior no han servido para el objetivo que se habían planteado".

En la tarde de ayer, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, indicó que se formalizará una denuncia en contra del abogado por difamación e injurias. El ministro entiende que Ghiraldo "mintió" al decir que hubo maltratos en las instalaciones del Codicen durante el procedimiento policial.

El abogado de los estudiantes agregó que "lo más importante es que seguimos trabajando y apoyando al movimiento estudiantil en su conjunto, para evidencia que sí hubo maltratos dentro del Codicen y fundamentalmente para que sigan adelante con su lucha y consigan sus objetivos que es lo que importa en este momento".

Según indicaron fuentes judiciales a El País, "los más comprometidos son aquellos de los que tenemos filmaciones". Los registros de las cámaras de video vigilancia del Ministerio del Interior, más las filmaciones de los medios de comunicación y de personas particulares son elementos sustanciales para la Justicia. "Se pidieron los procesamientos de quienes tenemos pruebas. Tenemos visto a más personas que en las próximas horas tendrán que ir a declarar", indicaron las fuentes.

También se aseguró que "dentro de los procesados están los que tiraron tachos de basura a los efectivos policiales, los que apedrearon y los que pegaron con palos, incluso a los mismos manifestantes".

Detenciones.

Durante la tarde de ayer se detuvo a dos personas fuera del protocolo establecido por la Justicia. Se trata de el dirigente del taxi, Ary Wiedemann, y de un gremialista perteneciente a la FEUU que posteriormente fueron procesados.

Ambos se encontraban en la concentración frente al juzgado de la calle Bartolomé Mitre en señal de apoyo "a los compañeros" que estaban siendo indagados. Wiedemann, en determinado momento de la tarde de ayer se alejó unas cuadras de la concentración. Iba de la mano de su novia y fue repentinamente detenido por policías vestidos de particular que manejaban un auto color blanco. Se identificaron como tales pero no mostraron acreditación alguna y tampoco una notificación judicial para ser llevado ante la jueza.

El otro caso, fue bastante un tanto violento. El sindicalista perteneciente a la FEUU fue a un almacén que está a unos metros de la sede judicial. Allí, cuando se disponía a hacer las compras fue interceptado por otro auto blanco, también en las mismas características que el caso anterior.

En este caso la diferencia fue que le mostraron una credencial policial. El joven les pidió la notificación judicial a los oficiales pero estos no la tenían. Allí comenzó un forcejeo entre el sindicalista que se encuentra con un brazo enyesado y los dos agentes.

De inmediato, personas allegadas al militante estudiantil vieron la situación y accedieron interponerse en el camino de los policías. Entre estos estaba el dirigente de ADES Montevideo, Emiliano Mandacen.

En ese momento, cuando la discusión y los forcejeos se ponían más tensos, los oficiales procedieron a retirarse del lugar. Horas más tarde, y por los medios pertinentes, el joven fue a declarar ante la jueza.

Apoyo.

Durante la tarde de ayer varias organizaciones y gremios se solidarizaron con la situación de los indagados.

En las inmediaciones del juzgado había estudiantes de Secundaria, muchos de los que ocuparon el Codicen, dirigentes de ADES Montevideo, de la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom), del SUATT, del sindicato del transporte y de Plenaria Memoria y Justicia.

Apenas se conoció la citación judicial para quienes declararon ayer, el sindicato del taxi decidió paralizar sus automóviles. Lo mismo sucedió con los profesores de Secundaria que hoy no concurrirán a clases en Montevideo.

A última hora de la noche de ayer, los dirigentes de ADES Montevideo decidieron suspender las clases este martes y se evaluará en una asamblea tomar más medidas luego de haberse conocido el fallo judicial que procesó sin prisión a cinco personas. Los docentes habían amenazado con desatar más paros si procesaban o solo citaban a algunos de ellos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados